Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Cmc salud y enfermedad

3 muestra una construcción tridimensional que representa distintos planos del individuo como una envoltura cónica concéntrica.
Los propios órganos, los tejidos, la jerarquía de células en un tejido, jerarquías en las que las propias células (ADEN Y ARN), cada envoltura comienza y terminar a una altura más alta que la inmediatamente periférica a ella.
El centro de gravedad se encuentra en el plano emocional, presenta otros síntomas que afectan al plano físico, el paciente se trata con éxito el estado psíquico disminuye considerablemente, al cabo de unos meses desarrolla neurológicos.
4 cambio el centro de gravedad, entre los planos emocionales y físicos el paciente se presenta al prescriptor con un conjunto de síntomas, de gravedad en el plano emocional.
Tras el tratamiento se desplazó al nivel físico en el 2 con más tratamiento vuelve a derivar al plano 3 a un nivel superior de correspondencia, se mueve de nuevo en sentido periférico al nivel 4 y finalmente al punto 5 antes de que el paciente se cure por completo.
Se caso, presento cefaleas graves, en este caso la supresión del instinto sexual del plano mental la llevo a un desequilibrio testosterona – estrógenos.
Si el mecanismo de defensa es débil, el centro de gravedad de los síntomas tendera a afectar los planos más profundos, mental y emocional.  Si el mecanismo de defensa es fuete, los síntomas se limitarán a los órganos físicos menos vitales.
2 la intensidad de los estímulos mórbidos que se reciben en los planos mental, emociona y fisco si el choque del sistema es muy grave, hasta el mecanismo de defensa mas fuerte puede no ser capaz de mantener el equilibrio.
3 el grado de interferencia de los tratamientos, si se emplea un fármaco alopático para eliminar el dolor o para calmar la ansiedad, se elimina el punto de defensa.
Debe crear una nueva barrera, más vital para la salud, el desequilibrio inicial era el mejor, de lo que podría producir el mecanismo de defensa.
Estos tres factores afectan tanto al nivel de defensas del organismo, en un momento determinado, como la dirección de cambio, del centro de gravedad cuando se trata de salud de la persona.
1 puede cambiar en forma lineal en la jerarquía de un plano, con solo mínimos cambios en otros planos.
Esto puede suceder en si el mecanismo de defensa es débil, produce un choque grave, o si utiliza un potente tratamiento supresor.
Una mujer padece de eccema recibe pomada de cortisona durante tres años, se controla mientras se aplica la pomada, el paciente percibe un gradual aumento de mal humor, e irritabilidad.
El paciente da inicio a practica de meditacio, al cabo de un tiempo empieza a padecer rinitis alérgica, este síntoma va de nuevo al físico, a una altura mas profunda de la piel, las membranas mucosas.
Si la rinitis se trata con antibióticos y antihistamínicos, esta paciente volverá a experimenta deterioro en el plano emocional, o desarrollará asma bronquial.
La medicina psicosomática ha observado muchas correspondencias entre los estados emocionales y las dolencias físicas: la melancolía corresponde a una disfunción hepática, la irritabilidad reprimida se correlaciona con ulceras hepáticas, la personalidad compulsiva con rabia reprimida, tiende a ser propensa al cáncer.
Todas las personas comienzan su vida con una sola célula, esta célula se desarrolla gradualmente y de forma ordenada a un enorme número de células.
La enfermedad debe de ser tratada como un comportamiento especial del ser vivo, como un enfermo vital, pleno de sentido que se realiza a través de una estructura organizada.
Se establecíó la definición de masa y energía, con que se dio el primer paso para unir la mecánica, la electrodinámica y la biología en un solo sistema de curaciones.
La separación de la psicología de la medicina debíó a esta imposibilidad de aplicar a la mente los métodos curativos que sirvieron para la exploración mecánica de los procesos biológicos.
La única forma de llegar a esta realidad esencial, es mediante el instrumento de nuestra propia capacidad de conciencia, captar las vivencias afectivas y niveles de conciencia del enfermo.
Solo así puede el hombre percibir la autenticidad y saber con certeza, cuáles son los tres o cuatro síntomas carácterísticos del enfermo que representan la totalidad de esencial.
Si ha podido acceder a ese centro vital y comprender la íntima personalidad del paciente, no necesita tomar en cuenta los síntomas patológicos o de superficie para prescribir con seguridad el similimun.
la homeopatía puede hablar de curación en sentido de ayudar a que los seres humanos puedan propender libremente a la realización de los altos valores trascendentes, cuando logra aplicar la similimum, vale decir, súper poner la imagen esencial de un medicamento, con la imagen de una idiosincrasia profunda de un paciente.
De lo contrario será una terapéÚtica más, organicista, paliativa o supresora de síntomas, pero no correctora del comportamiento biológico y la conducta del individuo como persona, es lo que en el hombre debe ser curado

No se permite realizar comentarios.