Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Descargar música del Romanticismo

BEL CANTO


Estilo vocal en el que se otorga la máxima importancia a la belleza melódica del
canto y a la técnica vocal virtuosa del intérprete. El término comenzó a emplearse en el siglo XVIII para referirse al especial tipo de canto ornamentado y técnico que predominaba en Italia, normalmente ejecutado por castrati, que alcanzó su máxima expresión a comienzos del XIX, con autores como Rossini, Bellini o Donizetti, en cuyas óperas del primer Romanticismo los papeles comenzaron a ser asumidos por cantantes naturales como sopranos y tenores. Si bien el bel canto dejó sitio a un canto más dramático y expresivo a medida que transcurríó el siglo, siempre estuvo presente en la ópera italiana posterior, cuyas melodías naturales y bellas, con mayor o menor coloratura, contrastaron con la mayor austeridad de la ópera alemana.

LEITMOTIV:


Término alemán que se traduce como “motivo conductor”; es un tema o motivo recurrente que representa un personaje, un objeto, una emoción o sentimiento, o un concepto, que se utiliza de forma sistemática como correlato de la acción dramática o del argumento de la obra. El leitmotiv puede variar, modificarse, en función de los cambios que se produzcan en sus referentes, pero sin perder nunca su personalidad. Su uso más frecuente se produce en el poema sinfónico (música programática) y, sobre todo, en la ópera, especialmente en los dramas musicales de Richard Wagner.

ZARZUELA:


La zarzuela es un género escénico específicamente español cuyo nombre deriva del lugar en donde, en el Siglo XVIII, se representaron las primeras obras así llamadas para entretenimiento de la corte, un palacete de recreo en cuyos alrededores abundaban las zarzas. Estas primeras zarzuelas no tienen nada que ver con la zarzuela del Siglo XIX, la que más trascendencia musical y social ha tenido, un género ligero, de entretenimiento, modesto en duración, música e intérpretes, si lo comparamos con la ópera, que utiliza ritmos y giros melódicos de la música popular española, y que muchas veces se basa en temas populares y cómicos. Alterna números musicales, entre los que se incluyen números de baile, también de inspiración popular, con otros exclusivamente hablados. Si bien hay una zarzuela llamada “grande”, que se aproxima más a la ópera, alcanzó mayor éxito el llamado “género chico”, en un solo acto. Famosos compositores de zarzuela fueron F.A.Barbieri, E.Arrieta, F.Chueca, R.Chapí y T.Bretón.

POEMA SINFÓNICO


Composición orquestal inspirada en un referente externo, que puede ser un argumento, un texto, unas imágenes visuales o un concepto cualquiera, siendo la forma más acabada de la llamada música programática. Los primeros compositores que lo practicaron fueron Berlioz y Liszt, que fue quien acuñó el término. El poema sinfónico es propio del Romanticismo tardío, teniendo especial predilección por esta forma los compositores nacionalistas que al elegir argumentos de carácter “nacional” podían utilizar en la obra músicas de clara inspiración folklórica. La forma del poema sinfónico obedece al argumento o a las ideas extramusicales que lo justifican, no a estructuras formales determinadas. En su búsqueda de expresividad, tanto su instrumentación como su color armónico pueden ser realmente atrevidos.

MÚSICA PROGRAMÁTICA


El término “música programática” hace referencia a aquélla
música instrumental que se articula en torno a un argumento literario, una idea o un hecho no musical, que se intenta describir o expresar a través de la propia música. Ha existido en todas las épocas, pero en el Siglo XIX adquiere mucha importancia debido al gusto ROMántico por asociar las distintas artes, y por disponerse entonces de una técnica expresiva muy avanzada en la música instrumental. El público habitualmente precisa conocer el “programa” antes de la audición de la pieza, lo que le permitirá orientarse en las intenciones formales, estéticas y expresivas de la misma. La música programática afecta tanto a la música sinfónica, con obras como la Sinfonía Programática o el Poema Sinfónico, como a la música de cámara, donde muchos compositores acompañaron con títulos expresivos o descriptivos pequeñas piezas de carácter.

LIED:


Término alemán que significa literalmente “canción”; hace referencia a un tipo de canción para voz y acompañamiento de piano, normalmente de carácter íntimo, que pone en música algún poema de reconocida calidad literaria, intentando la máxima compenetración entre poesía y música. Aunque este género vocal fue muy típico del Romanticismo, nos encontramos lieder anteriores a esta época, así como posteriores a ella, destacando los lieder orquestales del Post-Romanticismo, en donde la voz es acompañada por una orquesta que desempeñará el mismo papel que hacía el piano. La forma del lied puede ser variada, dependiendo básicamente de la forma que presenta el propio poema. En ocasiones los compositores compónían ciclos o colecciones de lieder, agrupados según su temática o argumento. El compositor más prolífico y reconocido de lieder fue Franz Schubert, destacando también otros compositores como Robert Schumann, Johannes Brahms y Hugo Wolf.

BALLET


Espectáculo escénico coreográfico, donde música, escenografía y vestuario complementan el movimiento y la danza para crear un conjunto organizado visual  y expresivo que además, particularmente en el Siglo XIX, cuenta una historia o exprese ideas y conceptos. Si bien sus orígenes son anteriores, será después del Siglo XVIII, tras Noverre, cuando el ballet se convierta en un género destacado. En la primera mitad del XIX domina la escena la escuela francesa, pero en la segunda mitad del siglo, a partir de la llegada de Marius Petipa a Rusia, será el ballet ruso el que tome el relevo, prolongándose su influencia hasta bien entrado el XX.

PAS DE DEUX


Momento culminante del ballet ROMántico de influencia rusa (Petipa) que puede traducirse como Paso a dos, y que consiste en que la pareja protagonista de la obra baila en pareja o de forma alterna, con la máxima dificultad técnica y virtuosismo. La estructura más habitual del “paso a dos” incluye: una introducción o entrada; un adagio o danza lenta en pareja, donde la bailarina, con la ayuda del hombre, y sobre puntas, realiza todo tipo de piruetas, giros y elevaciones; unas variaciones donde ambos se turnan en pasos, evoluciones, saltos y giros cada vez más rápidos; y como final, una coda donde ya los dos juntos se alternan vertiginosamente en sus evoluciones.

No se permite realizar comentarios.