Apuntes para todos los estudiantes y cursos

La narrativa española desde la posguerra hasta finales de los años 60

la narrativa del 40 al 75

La narrativa de los 40:

las carácterísticas generales son: los españoles que se quedan en España no pueden publicar libremente, ya que están muy controlados por la censura del gobierno y la iglesia, el empobrecimiento cultural y usan la literatura como medio de evasión de la realidad, sobre todo el teatro. Las carácterísticas propias son que se centran en el Realismo y costumbrismo, surge el tremendismo en la que se acentúa la realidad y el tremendismo destacan la corriente narrativa, la estética realista y se acentúa en la ambientación sórdida, en los aspectos más negativos de la realidad y contar historias truculentas y desagradables

Autores: 

Camilo José Cela: se caracteriza por el ingenio, el estilo Barroco, el costumbrismo, atracción hacia la violencia, sexo y lo morboso y deseos de innovación. Sus obras más destacadas son: “la familia de pascual duarte” y “la colmena” em la cual destaca el que pertenece al Realismo social, refleja la vida de la sociedad de Madrid de la posguerra, protagonista colectivo, breves secuencias conectadas entre sí en la que muestran esa especie de colmena en la que viven, sufren, aman y mueren simultáneamente y tiene una técnica caleidoscópica.

Carmen Laforet: su obra más destacada es “nada” en la cual destaca su gran recuperación en el programa literario de la posguerra y trata de una joven que se marcha a estudiar a Barcelona.

Miguel Delibes: se caracteriza por ser gran conocedor del entorno geográfico de Castilla, amante de la caza y mundo rural y supo plasmar como nadie ese amor hacia la tierra y el paisaje. Sus obras más destacadas son “la sombra del ciprés es alargada” en la cual destaca que tiene Realismo tradicional, salpicada de muchas digresiones moralizantes, narrativa de la vida de un joven abulense expuesto a la fatalidad del destino y el pesimismo y obsesión por la muerte y “el camino” en la que destaca que usa una prosa más sencilla para retratar y desde la mirada infantil, la vida de un pueblo y sus gentes.La narrativa de los 50:

Las carácterísticas generales son que comienza a aparecer como telón de fondo en la sociedad española, la injusticia, miseria y falta de libertad son carácterísticas de esta épde oca, la estética dominante es el Realismo el cual destaca el Realismo dominante y el Realismo social se escribieron novelas que pretendían denunciar la situación de la sociedad española bajo la dictadura de Franco. 

El subjetivismo: sus carácterísticas son que se pretende que desaparezca la figura narradora, recoger lo que les pase a los personajes como si estuvieran siendo grabados por una cámara de video evitando los juicios de valor y los comentarios del narrador, la condensación en el tiempo y espacio, protagonistas individuales que representan problemas de la primera clase social, el predominio del dialogo y el orden narrativo lineal que no tiene saltos en el tiempo.

Autores: 

Rafael Sánchez Ferlosio: su obra más destacada es “el Jarama” en la cual destaca que se considera mejor ejemplo de obra objetivista española, trata de las conversaciones de los jóvenes en el rio como si estuviesen siendo grabados y el vacío, la monotonía e intrascendencia de la vida de la posguerra española.

Jesús Fernández Santos: su primera obra es “los bravos” en la cual cuenta la vida de un pequeño pueblo de león, donde predomina la violencia y el caciquismo.

Ignacio Aldecoa: su obra más destacada es “el fulgor y la sangre” en la cual la espera angustiosa de las mujeres de un grupo de guardias civiles en la casa del cuartel, saben que uno de ellos está muerto.

El Realismo critico: su intención de crítica social es más directa y explicita.

Autores:

José Manuel Caballero Bonald: es conocido como poeta, escribíó una novela social muy interesante llamada “dos días de Septiembre” en la cual narra acerca de conflictos entre trabajadores y terratenientes en los viñedos andaluces.

Ana María Matute: es la autora novelas de intención social, con tono más poético. Su obra más destacada es “los Abel”. La narrativa de los 60 al 75:

Las carácterísticas generales son que el argumento tiende a desaparecer siendo sustituido por sucesos fragmentados, los finales abiertos son más frecuentes, el narrador en primera persona remarca la presencia del punto de vista individual, la innovación de la segunda persona, el desorden cronológico, los personajes son poco definidos y un tanto borrosos, el espacio experimenta cambios puede concentrarse la acción de todo o nada en un espacio reducido, el estilo es indirecto libre y el monologo interior se reproducen los pensamientos del personaje en primera persona.

Novelas de la anterior generación
:

Gonzalo Torrente Ballester: destaca la obra “la saga/ fuga de J.B” en la que mezcla las tres personas narrativas.

Camilo José Cela: destaca la obra “san camilo 1936”.

Miguel Delibes: destacan las obras “las ratas” y “cinco horas con Mario”.

Novelistas de los años 60:

Luis Martín Santos: su obra más destacada es “tiempo de silencio” es un monologo interior con ironía.

Juan Benet: su novela es muy compleja, consta de oraciones largas, desorden cronológico, la imprecisión de los personajes y extensos monólogos interiores. Su obra más destacada es “volverás a regíón”.

Juan Goytisolo: es el máximo representante en la renovación formal. Su obra más destaca es “señas de identidad” en la cual consta de ausencia de signos de puntuación, tres personas narrativas, consta de diálogos en francés, monólogos interior y saltos en el tiempo.

Juan Marsé: tiene casi las mismas carácterísticas que Juan Goytisolo. Su obla más destacada es “últimas tardes con teresa”.

No se permite realizar comentarios.