Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Oratoria en la Edad Media

LA ORATORIA EN Roma. CICERÓN

INTRODUCCIÓN : ORATORIA Y RETÓRICA

La oratoria, o arte de hablar con elocuencia, trata de convencer por medio de la palabra. Su importancia y desarrollo en Roma está en estrecha relación con el sistema político romano, basado durante largo tiempo en la consulta popular. Además, la oratoria era un recurso       9k=imprescindible en las causas judiciales, en las que el abogado debía inclinar en favor de su cliente la voluntad de los jueces. Por eso fue muy importante en la educación de los jóvenes romanos que pretendían dedicarse a la carrera pública o a la actividad forense.

Se distinguía entre:

Zoratoria política, la que pretendía atraer a los ciudadanos a una determinada opción política.

       9k=     – oratoria forense, relacionada con la práctica de la abogacía.       9k=

Con la llegada del principado y del poder imperial, que concentraba toda la autoridad en manos del emperador, la oratoria perdíó su importancia política, quedando sólo como una actividad de las escuelas.

9k=La retórica es la ciencia de la oratoria, es decir, la que trata de dar las normas y preceptos que debe seguir un buen orador. La retórica había nacido en Grecia a mediados del siglo V a.C., pero no llegó a Roma hasta la primera mitad del siglo II a.C., fecha en la que los rhetores griegos abrieron en Roma las primeras escuelas.

Se centraba, sobre todo, en la composición del discurso:
En las técnicas para organizarlo, en sus distintas partes, en los tipos de discurso y en los distintos estilos.

Se aprendía en el grado superior de la enseñanza romana y era seguida sólo por una minoría de jóvenes de la clase alta, generalmente con aspiraciones políticas.

Las técnicas de aprendizaje consistían en la composición de discursos ficticios de dos tipos: – Suasoriae: discursos en los que se reflexionaba sobre un tema propuesto, o se hacían consultas imaginarias a personajes mitológicos o históricos que debían explicar los motivos que les llevaban a tomar una decisión en una situación concreta.

– Controversiae: Debates entre dos estudiantes sobre temas jurídicos, o sobre leyes contrapuestas, con razones a favor y en contrae

La oratoria antes de Cicerón.

La conocemos sobre todo por una obra de Cicerón, Brutus, que es una verdadera historia de la oratoria romana hasta él.

La mayor parte de los oradores son, lógicamente, políticos. En su obra Cicerón destaca especialmente a Lucio Bruto, a Catón, a Escipión, a los hermanos Graco, a Marco Antonio (abuelo del famoso triunviro), a Craso…

CICERÓN

Marco Tulio Cicerón (106-43 a.C.) nacíó en Arpino, de origen plebeyo, pero su familia tenía una gran fortuna, lo que le permitíó recibir una esmerada educación en Roma y en Grecia.

Dedicó su actividad principalmente a la carrera política y forense, en las que destacó gracias a su gran elocuencia.

Como político, siguió el cursus honorum y pasó a formar parte del senado a la edad mínima exigida, convirtiéndose en el mejor ejemplo de homo novus, hombre sin antepasados ilustres que llega al senado por méritos propios.

Fue contemporáneo de César, por lo que vivíó el difícil período de las luchas civiles de finales de la República. Tuvo gran reputación como abogado y llegó a ser elegido cónsul.

Políticamente se inclínó por el partido de los conservadores, aunque en ocasiones no tuvo una postura muy clara. En la Guerra Civil entre César y Pompeyo, Cicerón apoyó a Pompeyo; tras la victoria de César, éste lo perdónó, pero Cicerón había perdido ya toda su influencia. El asesinato de César en el 44 a.C. Le llenó de alegría, creyéndose otra vez a la cabeza del Estado, por eso atacó violentamente a Antonio, que intentaba suceder a César, y favorecíó a Octavio. Cuando Antonio y Octavio se unieron, Cicerón fue proscrito y murió en su huida.

OBRA:

Su obra es muy extensa y domina diversos géneros literarios.

Dentro del género de la oratoria y retórica, las obras más importantes son:

fratados de retórica:

  • De oratore, en el que expone sus puntos de vista acerca de las cualidades y la formación del buen orador. También se analizan los estilos oratorios y las figuras de dicción.
  • Brutus, en el que reconstruye toda la historia de la oratoria latina.
  • Orator: retrato del orador ideal y pautas para su preparación. Es su obra más importante.

Discursos: Son obras literarias trabajadas para su publicación. Entre ellos los hay:

  • De tema político, como las Catilinarias contra Catilina, las Filípicas contra Marco Antonio, otros a favor de Pompeyo, …
  • De tema judicial, como las Verrinas contra Verres, el exgobemador de Sicilia, Pro Milone a favor de Milón, Pro Roscio a favor de Roscio, Pro Archia poeta, …

Estilo de sus discursos: Son obras muy meditadas y muy complejas, resultado de una cuidada elaboración. Primero preparaba el discurso muy a fondo, luego lo pronunciaba, teniendo en cuenta la actitud de los asistentes y la impresión que quería producir; finalmente lo volvía a redactar para su publicación, dándole un carácter más literario.

Es un maestro inmejorable en el arte de seducir y llegar al ánimo de los jueces, por medio del patetismo y de una gran sensibilidad en la exposición de sus argumentaciones. Se muestra como un hombre apasionado contra sus adversarios (Catilina, Clodio, Antonio…), hacia los que lanza sus más violentas palabras y su ironía cruel.

En su estilo fue evolucionando desde los primeros discursos cargados de adornos hasta los de su madurez, mucho más sobrios y serios.

Su estilo se caracteriza por amplios períodos gramaticales y largas frases acompasadas y rítmicas, de perfecta construcción sintáctica, que han sentado las bases de lo que posteriormente se conocíó como el «estilo ciceroniano».

Además de las obras de oratoria y retórica, destacan:

  • Cartas, que más tarde publicó y que nos sirven para conocerlo mejor, tanto en el ámbito familiar como en el social y político, ya que tratan de temas no sólo personales sino también profesionales, oficiales, políticos, filosóficos…

Destacan las dirigidas a su amigo Ático (Ad Atticum) y las dirigidas a su familia (Ad familiares).

  • Tratados políticos en los que establece la síntesis de sus ideales y objetivos políticos.
  • De legibus (Sobre las leyes),Sin título 1
  • De re publica (Sobre el estado),
  • Tratados filosóficos en los que expone algunas de sus cuestiones éticas y morales.
  • 2Q==De finibus bonorum et malorum (Definición del bien y del mal), – De officiis (Sobre los deberes),
  • De natura deorum (Sobre la naturaleza de los dioses),
  • Además de estas grandes obras filosóficas, escribíó dos pequeñas obras dedicadas a su amigo Ático, escritas en forma de diálogo: – De senectute o Cato maior (Sobre la vejez), – De amicitia o Laelius (Sobre la amistad).

La oratoria después de Cicerón.

Pierde mucha importancia, más que nada por la desaparición del régimen republicano y la llegada de un gobierno basado en la autoridad de una persona, el príncipe. La oratoria quedó reducida a la enseñanza en las escuelas, pero decae definitivamente en el foro.

En el siglo I d.C. Destaca Marco Fabio Quintiliano, considerado el mayor maestro de la elocuencia. Es de origen español. Escribíó Sobre la formación del orador en 12 libros.

No se permite realizar comentarios.