Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Qué implicación tiene la aceptación del sur sufragio universal para la burguesía

La república se establecía por primera vez en España tras siglos de monarquía, sin embargo, la solución republicana parecía una salida precipitada de la crisis política y desde el principio contó con más opositores que con apoyo social por lo que su duración fue poca.
  Las reformas emprendidas por los gobiernos republicanos fueron bienintencionadas y de alcance social otras reformas, sin embargo, acabaron fracasando como la reducción de la jornada laboral a 9 horas, el reparto de tierras a campesinos o la eliminación del servicio militar obligatorio que enfrentaron a la República con la burguésía empresarial y con el ejército.
Además, la división entre republicanos unitarios, partidarios de una república centralizada y los republicanos federalistas que deseaban una República Federal con autogobierno para las regiones, acabaron con el sueño republicano.
El problema se acentuó con el movimiento cantonalista que pretendía una revolución social a nivel local. Se proclamaron diversos cantones a lo largo de la geografía española que
establecieron gobiernos comunales. La situación se hizo tan tensa que algunos cantones como el de Cartagena declararon la guerra al gobierno republicano y su independencia de España.
• FIGUERAS(Febrero-Mayo de 1873)
• PI Y MARGALL (Junio-Julio de 1873)
• SALMERÓN (Julio-Septiembre de 1873)

• CASTELAR (Septiembre 1873-Enero 1874)


LA CONSTITUCIÓN DEMOCRÁTICA DE 1869
Fue el texto más progresista de los promulgados en España durante el Siglo XIX.
• Establecía el principio de Soberanía Nacional.
• La Monarquía Constitucional como forma de gobierno. Limitando los poderes del rey al que se reserva un papel de representación.
• Se otorga gran protagonismo a las Cortes que serán Bicamerales  ambas cámaras elegidas por sufragio.

• Avanzada declaración de derechos individuales 
• Sufragio universal masculino para los mayores de 25 años.
• Descentralización administrativa
TENDENCIAS POLÍTICAS:

• DERECHA
• Carlistas: por primera vez entran en el juego parlamentario, pedían la unidad religiosa y una monarquía tradicional
• Moderados: estos se manténían fieles a Isabel II.

• CENTRO: Monárquicos y demócratas: quieren una monarquía parlamentaria y defienden un amplio programa de libertadas. Reciben el apoyo de la burguésía industrial y financiera.
• IZQUIERDA
Partido republicano federal, desgajado del demócrata. Defienden la república como forma de gobierno, la supresión de las quintas y la abolición de la esclavitud.


LAS DESAMORTIZACIONES
Durante el reinado de Isabel II se realizaron tres desamortizaciones:
a) La desamortización de Mendizábal en 1837, sobre bienes eclesiásticos, sobre todo del clero regular (órdenes religiosas).
b) La desamortización de Espartero de 1841, que afectó a bienes del clero secular.
c) La desamortización general de Pascual Madoz en 1855, sobre bienes eclesiásticos y municipales. Dentro de estos últimos se distinguían los bienes de propios, cedidos por el ayuntamiento a un particular y los bienes
comunales de uso común de todos los vecinos.


El reinado de Isabel II supuso el inicio del liberalismo político y económico en España. Teniendo como modelo a países europeos como Inglaterra, Francia o Alemania que vivían el proceso de la IIa Revolución Industrial, los liberales españoles se propusieron transformar la estructura económica del país basada en una agricultura latifundista de bajo rendimiento heredada del Antiguo Régimen liberalizando la propiedad de la tierra y fomentando el desarrollo de la industria y del comercio. Sin embargo, la lentitud del proceso, la falta de capital y la escasa iniciativa de las clases dominantes limitaron las expectativas del cambio 
España tampoco contaba con un sistema fiscal ni eficiente, ni paritario.Con la llegada del Régimen Liberal, se quiso acabar con los privilegios y establecer un modelo fiscal en el que todos los ciudadanos estaban obligados a tributar. Sin embargo, en la práctica, los grandes terratenientes y la alta burguésía tributaban por debajo de su riqueza.
En 1845 se intentó crear un sistema de Hacienda eficaz Se establecieron impuestos directos sobre las propiedades urbanas y rurales y sobre la actividad industrial y comercial e impuestos indirectos sobre la transmisión y venta de bienes.
Sin embargo, la reforma no pudo acabar con el déficit del Estado ante la insuficiencia de ingresos.
También durante este período se hizo una reforma del sistema monetario. Circulaban en España monedas de distintas épocas   Dificultaba el comercio.( agricultura desamortizaciones liberación tierra )


PARTIDOS
A) Los Moderados: Sus apoyos políticos procedían de los grandes terratenientes y de la alta burguésía y su líder más significativo fue el general Narváez.
Reivindicaciones:
• Soberanía compartida entre rey y cortes
• Sufragio censitario muy limitado
• Limitación de derechos
• Nombramientos de alcaldes por el poder central.
    B) Los Progresistas: Defendían el principio de soberanía nacional y una monarquía con poderes limitados para el rey. Su referente era la Constitución de 1812
Su base social era la mediana burguésía y las clases medias. Su principal líder era el general Espartero.
Reivindicaciones:
• Defensa de la soberanía nacional.
• Sufragio censitario más amplio.
• Defensa de la libertad y derechos individuales.
• Fortalecimiento del poder local y restablecimiento de la Milicia Nacional.
C) el partido demócrata: Surgíó como escisión de los progresistas tras la agitación revolucionaria que recorríó Europa en 1848. Inspirado en principios radicales y republicanos, se opónían a la monarquía y eran partidarios de la soberanía nacional y el sufragio universal masculino. Por su oposición a la monarquía estaban excluidos del sistema político.
D) la uníón liberal: fundada y dirigida por el general O ́Donnell se constituyó en los años 50como partido de centro entre moderados y progresistas recogiendo ideas de  ambos.


La Constitución moderada de 1845
• La más conservadora, vigente 23 años
• Desaparece el principio de Soberanía Nacional y se sustituye por el de Soberanía
Compartida entre el rey y las cortes.
• Disminución de las atribuciones de las Cortes.
• La reina aumenta sus poderes: puede nombrar a los ministros, promulgar leyes y
designar a los diputados además de a los senadores.
• Se reducen los derechos individuales.
• Se limita el sufragio a las mayores fortunas reduciendo el censo al 0,8% de la
población, dejando sin apoyos a los progresistas.
• Ayuntamientos y diputaciones quedan sometidos al poder central.


La Constitución progresista de 1837
– Progresista (soberanía, pero con concesiones a los moderados, como la obligación del culto católico cuál derecho de veto del Rey .
– Se restablece el principio de Soberanía Nacional.
– División de poderes.
– Se limita el poder del rey aunque mantiene el poder ejecutivo y el legislativo junto con las Cortes.
– Las Cortes recuperan el papel legislativo aunque serán bicamerales con un Senado, elegido por el rey y
un Congreso de Diputados elegidos por sufragio censitario o restringido según el nivel de renta, aunque
esta se reduce por lo que los electores aumentan al 5% de la población.
– Se reconocen los derechos individuales.


De las tres guerras la de mayor repercusión fue la Primera Guerra Carlista (1833-1839) que se desarrolló en tres fases:
– Primera etapa (1833-1835) Sus escenarios principales fueron País Vasco, Navarra, interior de Cataluña y El Maestrazgo, territorios controlados por las fuerzas carlista al frente de las cuales destacaron los generales Zumalacárregui, Maroto y Cabrera. El signo de esta primera etapa lo marcó la muerte de Zumalacárregui en su intento de conquistar Bilbao.
– Segunda etapa (1835-1838) Los carlistas inician una ofensiva para intentar extender el conflicto a otros territorios y conquistar Madrid. La operación fracasó por la oposición de las fuerzas isabelinas lideradas por el general Espartero que había adquirido gran prestigio por su victoria en la batalla de Luchana y la liberación de Bilbao en 1836.
– Tercera etapa (1838-1840) Los fracasos carlistas provocan una división entre sus mandos La guerra concluyó con la derrota carlista y la capitulación del general carlista Maroto, que llegó a un acuerdo con Espartero y firmó el Convenio de Vergara comúnmente conocido como el Abrazo de Vergara (1839).

isabelinos ( Isabel II)vs carlistas (Carlos V)


El desprestigio del reinado de Isabel II alcanzó su máximo nivel en 1866. El Partido Moderado monopolizaba el poder con el apoyo de la reina bajo graves acusaciones de corrupción y de marginación de los partidos opositores. A la situación de inanidad política se uníó una profunda crisis económica y los escándalos que envolvían a la corte y a la reina que contaba cada vez con menos apoyos sociales.
En Agosto de 1866 los partidos de oposición: liberales Progresistas, liderados por el general Prim y los Demócratas, se reunieron clandestinamente en la ciudad belga de Ostende para firmar un acuerdo, el Pacto de Ostende, que se marcaba como principal objetivo derrocar a Isabel II y acabar con su régimen. Al pacto no se uníó la Uníón Liberal, liderada en ese momento por el general O ́Donnell, cuya participación se consideraba decisiva para que el complot triunfase. La muerte de O ́Donnell en 1867, dejó el camino abierto para que su sucesor al frente del partido, el general Serrano, se sumase al pacto y el cambio político se pusiese en marcha.

El 17 de Septiembre de 1868, se inició una sublevación militar en Cádiz encabezada por el almirante Topete al que se sumaron los generales Serrano y Juan Prim, y que se extendíó por todo el país convirtiéndose en un levantamiento popular: la Revolución de La Gloriosa.
Las fuerzas leales a Isabel II, fueron derrotadas en la batalla de Alcolea (Córdoba), y la reina, que se se exilió en Francia.
La revolución tuvo un carácter exclusivamente político. 

No se permite realizar comentarios.