Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Matar cerdos cuatro patas dos rebelión en la granja

CERDOS:


El Viejo Major

Es un cerdo sabio que quería que los animales vivieran dignamente. La rebelión de los animales se basa en sus ideas, pero el muere antes de ver el triunfo de los animales.Napoleón: Un cerdo ambicioso que quiere ser el líder de los animales.Bola de Nieve: Un cerdo que también quiere el poder.Chillón: Un cerdo chismoso que cuenta mentiras y hace propaganda EQUINOS (CABALLO – BURRO):
Bóxer: Un caballo que trabaja mucho y piensa poco.Clover: Otro caballo que trabaja mucho y piensa poco.Mollie: Un caballo que huye de la Granja cuando los animales toman el poder.Benjamín: Un burro, no cree en la revolución de los animales, pero es muy amigo de Bóxer y también es trabajadorOTROS PERSONAJES:
El Granjero Jones: El dueño de la granja Manor.Los perros: Son malos, son los guardias de Napoleón actúan como policías.Borregos: No piensan, siguen a todos.Moisés el cuervo: Un cuervo que cuenta historias.Las palomas: Son mensajeras que llevan las ideas de la revolución animal a otras partes.

5. PARALELISMOS ENTRE LOS PRINCIPALES PERSONAJES DE LA NOVELA Y LOS COLECTIVOS A QUIENES REPRESENTABANMayor

El cerdo ideólogo de la revolución es un puerco afable, que en apariencia sólo quiere el bien de sus acólitos. Puesto que es el único al que todos siguen sin rechistar, debería ser asociado con Lenin, máxime cuando más tarde se relata en la novela que se desenterró el cráneo de Mayor para su exposición pública (clara referencia a la momificación y exposición de Lenin). Desde varios puntos de vista, habría sido más acertado relacionar a Mayor con Marx, dado que Lenin era un auténtico cabrito dogmático, incapaz de llegar a acuerdos con nadie y obsesionado con el poder y la violencia tanto como el que más, con lo que no resulta plausible convertirlo en un afable cerdo sin malas intenciones: Lenin era un cerdo, pero de los otros.

Snowball

Brillante, alocado, capaz de los más grandes proyectos; Indudablemente, Snowball es León Trotsky, el creador del Ejército Rojo prácticamente “de la nada” (igual que Snowball organiza una serie de medidas defensivas que rechazaron el ataque de los granjeros, es decir, los rusos blancos apoyados por potencias enemigas de la Revolución) es incapaz de hacer valer su peso ante la plana mayor de los cerdos y acaba huyendo de la granja (la U.R.S.S.). A partir de ahí, todos los males de Granja Animal se achacarían a malignas conspiraciones de Snowball, y todos los que no estuvieran de acuerdo con Napoleón serían tachados de seguidores de Snowball – Trotskistas.

Napoleón

Todas sus carácterísticas nos llevan a asimilarlo con Stalin. Su falta de brillantez no le impide tener una gran capacidad conspirativa y una fuerte personalidad, que finalmente le llevan al poder. A partir de ahí, como haría Stalin, acomete una serie de medidas de planificación (los planes quinquenales) de la economía de la granja, personificadas sobre todo en la construcción de un molino (idea de Snowball que Napoleón primero rechaza y después se apropia), que le permiten no sólo subsistir sino también comerciar con los granjeros vecinos, lo que trae prosperidad a “Granja Animal”, mas de ésta sólo se benefician los cerdos, mientras que el resto de los animales padecen también estrecheces materiales, además de las continuas persecuciones – purgas a que les somete Napoleón.

Bóxer

El caballo de tiro, el animal más fuerte de la granja, representa al proletariado, cuna de la Revolución, que para Orwell habría sido engañado por los bolcheviques. El lema de Bóxer, su respuesta ante todo, es “Trabajaré más fuerte”. Y trabajando en la construcción del molino muere, ante la pasividad de los cerdos.

Benjamín

El burro, obviamente representa a los intelectuales. Se muestra siempre cáustico y muy negativo respecto a las intenciones de los cerdos, pese a lo cual éstos le consienten bastantes cosas. Aquí Orwell comete, dos inexactitudes, en primer lugar asume que Benjamín es un gran amigo de Bóxer (¿cuándo ha visto Usted a un intelectual, sobre todo a un intelectual crítico, acercándose a los representantes de los estratos bajos de la sociedad si no hay cámaras de televisión delante?), y en segundo lugar considera que los bolcheviques, por la fascinación que les suscitaban determinados intelectuales y la necesidad que tenían de dotar de un barniz cultural a su Revolución, permitieron ciertos excesos al mundo intelectual. Bien al contrario, los intelectuales, una vez comenzada la época de Stalin e incluso antes, fueron perseguidos con saña, al igual que cualquier otro estrato de la sociedad soviética; muchos, como Maiakovski (quien, además, era el “poeta oficial” del partido), acabaron suicidándose, otros asesinados y los más, en Siberia (es decir, asesinados).

Las ovejas y las gallinas:

 Estúpidas y mayoritarias, representan al campesinado ruso, el 85% de la población. Se caracterizan por ser totalmente acríticas respecto a las medidas de los cerdos. Esto tampoco es totalmente exacto: los campesinos rusos, pese a su carácter desideologizado, pusieron en aprietos a los bolcheviques, y de hecho Lenin tuvo que dar un giro a su política económica con la NEP, por la cual se permitíó una economía de mercado transitoria, sobre todo al campesinado. Independientemente de que consideremos que los campesinos rusos eran en su mayoría analfabetos y desideologizados, ello no debería hacernos asumir que también eran estúpidos, más bien apoyaban a los soviets exclusivamente por estar cercanos a sus intereses (desde el principio los bolcheviques realizaron un reparto de las tierras entre el campesinado), lo cual no es estúpido, y sólo cedían ante la coerción física, abundante en el Estado soviético desde el principio.

El cuervo Moisés:


 Que en un principio huye con el granjero y vuelve más tarde, representa a la Iglesia ortodoxa. Nos satisface enormemente la representación de la misma en cuanto entidad siempre cercana al sol que más calienta, como ya ocurriera en la Uníón Soviética (primero la Iglesia fue perseguida con saña, pero poco más tarde Stalin, ante las necesidades patrióticas de la Segunda Guerra Mundial, llega a una alianza con los Patriarcas para fomentar el nacionalismo ruso y ganarse apoyos entre la población).

El granjero Jones


Representa al zar, y los demás granjeros a los otros países, el mundo capitalista al que acaba asociándose granja animal.


acomete una serie de medidas de planificación (los planes quinquenales) de la economía de la granja, personificadas sobre todo en la construcción de un molino (idea de Snowball que Napoleón primero rechaza y después se apropia), que le permiten no sólo subsistir sino también comerciar con los granjeros vecinos, lo que trae prosperidad a “Granja Animal”, mas de ésta sólo se benefician los cerdos, mientras que el resto de los animales padecen también estrecheces materiales, además de las continuas persecuciones – purgas a que les somete Napoleón.

Bóxer

El caballo de tiro, el animal más fuerte de la granja, representa al proletariado, cuna de la Revolución, que para Orwell habría sido engañado por los bolcheviques. El lema de Bóxer, su respuesta ante todo, es “Trabajaré más fuerte”. Y trabajando en la construcción del molino muere, ante la pasividad de los cerdos.

Benjamín

El burro, obviamente representa a los intelectuales. Se muestra siempre cáustico y muy negativo respecto a las intenciones de los cerdos, pese a lo cual éstos le consienten bastantes cosas. Aquí Orwell comete, dos inexactitudes, en primer lugar asume que Benjamín es un gran amigo de Bóxer (¿cuándo ha visto Usted a un intelectual, sobre todo a un intelectual crítico, acercándose a los representantes de los estratos bajos de la sociedad si no hay cámaras de televisión delante?), y en segundo lugar considera que los bolcheviques, por la fascinación que les suscitaban determinados intelectuales y la necesidad que tenían de dotar de un barniz cultural a su Revolución, permitieron ciertos excesos al mundo intelectual. Bien al contrario, los intelectuales, una vez comenzada la época de Stalin e incluso antes, fueron perseguidos con saña, al igual que cualquier otro estrato de la sociedad soviética; muchos, como Maiakovski (quien, además, era el “poeta oficial” del partido), acabaron suicidándose, otros asesinados y los más, en Siberia (es decir, asesinados).

Las ovejas y las gallinas:

 Estúpidas y mayoritarias, representan al campesinado ruso, el 85% de la población. Se caracterizan por ser totalmente acríticas respecto a las medidas de los cerdos. Esto tampoco es totalmente exacto: los campesinos rusos, pese a su carácter desideologizado, pusieron en aprietos a los bolcheviques, y de hecho Lenin tuvo que dar un giro a su política económica con la NEP, por la cual se permitíó una economía de mercado transitoria, sobre todo al campesinado. Independientemente de que consideremos que los campesinos rusos eran en su mayoría analfabetos y desideologizados, ello no debería hacernos asumir que también eran estúpidos, más bien apoyaban a los soviets exclusivamente por estar cercanos a sus intereses (desde el principio los bolcheviques realizaron un reparto de las tierras entre el campesinado), lo cual no es estúpido, y sólo cedían ante la coerción física, abundante en el Estado soviético desde el principio.

No se permite realizar comentarios.