Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Liberales isabelinos grupos sociales

LOS AUSTRIAS


La figura del valido surge como una reacción aristocrática una vez asentada la monarquía de los austrias menores. Es el ministro principal el cual aconseja al rey, maneja los documentos del gobierno, supervisar los consejos y son miembros de alta nobleza cortesana. Durante el reinado de Felipe III, sufrió una crisis demográfica perdiendo la mitad de la población campesina por la expulsión de moriscos (como seguridad, interna, religiosa y propagandística) durante el valimiento del Duque de Lerma, esta provoco una crisis económica debido al malestar de Hacienda. Lerma, en cuanto a la política exterior no entro en guerra mediante la Pax Hispánica. La crisis de 1640 se origino con el gran memorial del conde Duque de Olivares durante el reinado de Felipe IV formando una crisis económica y demográfica en Castilla. Como fin de solucionar los conflictos se propone la Uníón de Armas donde Aragón y Portugal debían colaborar para los recursos necesarios del país pero esta fue rechazada. Olivares fue sustituido. Los catalanes nombraron conde de Barcelona a Luis XIII y se le reconoció la independencia de Portugal.

DESPOTISMO ILUSTRADO

La Ilustración es un movimiento intelectual que se originó en Europa (Francia) y tardíamente en España. Dio prioridad a la razón y al conocimiento científico y la actitud crítica y reformista ante el pasado español. El Despotismo Ilustrado es la uníón de las ideas propias de la Ilustración con el Absolutismo y su lema es «Todo para el pueblo pero sin el pueblo». Carlos III implanta el Despotismo Ilustrado en España y su reinado se divide en dos etapas. Durante el Gabinete Italiano le ayudan sus ministros Esquilache, Grimaldi y Sabatini, y lleva a cabo una reforma las costumbres y la indumentaria, crea la lotería y liberaliza el precio del trigo, lo que provoca una gran crisis de subsistencia que deriva en el Motín contra Esquilache en 1765, que provoca la suspensión de Esquilache y otros ministros italianos, la ralentización de las reformas y la expulsión de los jesuitas en 1766. En la segunda etapa, el Gabinete Español, Carlos III es ayudado por el Conde de Floridablanca y se aplican las primeras reformas: se liberaliza el comercio americano, se crean las SEAP, se hacen reformas educativas (creación de escuelas de artes y oficios), culturales (Museo de Ciencias Naturales), religiosas (Pase Regio y culminación del regalismo) y urbanísticas (alumbrado). Las reformas producen un crecimiento económico y demográfico, aunque fracasa la reforma agraria (Jovellanos).

Cuba

: Primero tenemos la guerra entre Cuba y España porque se produce el descontento de los criollos ya que España no piensa en la población. Solo querían beneficio económico. El inicio del conflicto de la independencia de Cuba hay que situarlo en 1868, conocida como la Guerra de los Diez Años, que estalló por la rebelión de los criollos y que terminó con la Paz de Zanjón, pactando la autonomía de la isla. El incumplimiento de lo pactado provocó la reanudación del conflicto en 1895. El líder José Martí impulsa la insurrección con el grito de Baire. Martínez Campos con una política negociadora, no consiguió controlar la situación y fue sustituido. El general Weyler llevó a cabo una gran represión sobre los insurrectos. 


A su vez se desarrolla la guerra contra EEUU que comienza con el hundimiento de un barco y con Mckinley responsabilizando a España de lo sucedido con un ultimátum exigiendo la retirada de Cuba. Este es rechazado y da comienzo la guerra contra EEUU. El conflicto finaliza con la firma de la Paz de París en 1898, donde España concede la independencia a Cuba.

COMENTARIO:


El sistema de poder creado después del sexenio democrático no pudo resolver problemas como la Guerra de Cuba o Carlistas. Los conservadores son apoyados por los grupos sociales que derrocaron a Isabel II. Este conjunto se agrupa en torno a Cánovas del Castillo que busca el regreso de los Borbones (Alfonso XII). En 1874 Alfonso XII firmó el Manifiesto de Sandhurst en el que se declara su voluntad de ser rey e instaurar la monarquía borbónica pacíficamente. A la vez se produce el pronunciamiento militar de Martínez Campos donde se declara como rey a Alfonso XII. En el reinado de Alfonso XII se implanta el sistema canovista y soluciona los problemas abiertos durante el Sexenio, como la 3 Guerra Carlista. Este sistema está basado en la soberanía compartida, la Constitución de 1876 y el bipartidismo. La primera establece el poder compartido entre las Cortes y el rey. El bipartidismo consta de dos partidos, el Partido Liberal de Sagasta y el Partido Conservador de Cánovas, se produce el turnismo para evitar la intervención del ejército y la participación del movimiento obrero y de las fuerzas nacionalistas. Para que este fenómeno se produjera, se recurre al pucherazo mediante el voto de mano muerta, compra de votos. Para garantizar el éxito era necesaria la ayuda de los caciques, personajes ricos e influyentes de la España rural que usaban su capacidad de intimidación sobre la población. Se crea una nueva Constitución en 1876 donde se recoge la soberanía compartida, donde el rey y las Cortes comparten poderes (sale favorecido el rey),  las Cortes bicamerales divididas en Senado y Congreso elegido por sufragio directo. Por último recoge el Estado confesional católico. Por la muerte temprana de Alfonso XII, Cánovas promueve el Pacto del Pardo para mantener el turnismo durante la regencia de María Cristina de Habsburgo.


.La Constitución no contenta al pueblo y la tensión aumenta. Esto desencadena en La Vicalvarada, que es un pronunciamiento militar con la finalidad de que los progresistas se incorporaran al gobierno, lo cual consiguen en el Manifiesto de Manzanares dando paso al Bienio Progresista. Los progresistas recurren a Espartero y toman una serie de medidas. Entre ellas está la desamortización de Madoz (1854) donde se declaran en venta todas las propiedades municipales (estatales y eclesiásticas). También se publica la Ley General de Ferrocarriles y se convocan las elecciones para las Cortes constituyentes. A raíz de esto se redacta un texto constitucional que nunca llega a entrar en vigor, dándose a conocer como la constitución Non Nata 1856. En este mismo año se funda la Uníón Liberal de O’donnell y llega al poder. Este partido restaura la Constitución de 1845 y trae consigo calma política y crecimiento económico. Esto le permite llevar a cabo intervenciones en la Conchinchina, México y Marruecos. La tensión y el descontento de las fuerzas de oposición llevan a O’donnell a dimitir. Los últimos años de reinado se caracterizan por el liderazgo de los moderados. Estos ejercen un fuerte autoritarismo que desembocó en revueltas. Entre ellas destacamos la del Cuartel de San Gil y La noche de San Daniel, en esta última se consigue destituir a Emilio Castelar por estar en contra de Isabel II. Los siguientes años se caracterizaron por la creciente oposición frente a Isabel II, la cual finaliza en el Pacto de Ostende, donde se une la oposición (progresistas unionistas y demócratas). Estos buscaban derrocar a Isabel II y lo conseguirán en 1868 tras la muerte de O’donnell. 


Isabel II


: Como antecedente tenemos la muerte fer VII, el reinado pasa a isabel
II y se produce la etapa de regencia de María Cristina que tiene como contrincante a Carlos María de Borbón (Líder de carlistas). Los carlistas adquieren importancia en el norte ya que defienden los fueros. Se dan tres Guerras Carlistas contra los liberales isabelinos. La primera se da entre 1833/39, buscan la extensión del carlismo. Dirigidos por Zumalacárregui, pero en 1836 toma la iniciativa Espartero del bando de los isabelinos. En 1839 se firma con Maroto el Convenio de Vergara, donde se establece que se mantienen los fueros y a Isabel como reina. La segunda Guerra Carlista se da por el intento fallido de matrimonio de Isabel II. Los carlistas sufren numerosas derrotas por lo que abandonan España. Tras la regencia de Espartero las Cortes establecen la mayoría de edad de Isabel II con 13 años. El reinado efectivo de Isabel II comienza en 1844 y finaliza en 1868. Está dividido en 3 etapas, la década moderada y constitución, bienio progresista y la Uníón Liberal de O’donnell. En la década moderada se instauró el liberalismo, trayendo consigo diversos partidos políticos pero sin relevancia política. El gobierno se divide en moderados y progresistas. Los moderados son conservadores y defienden la propiedad privada, el sufragio censitario, el estado confesional y el límite de derechos individuales. Algunos de sus líderes fueron Ramón Narváez y Martínez de la Rosa y Bravo Murillo. Los progresistas son liberales y amplían el sufragio censitario, defienden que la Corona no debería intervenir en la política, amplían  los derechos individuales y buscan limitar la influencia de la iglesia. El líder de los progresistas destacaremos a Espartero. Entre estos dos partidos encontramos a la Uníón Liberal de O’donnell. Aparecen otros partidos de carácter más radical, como el partido demócrata que defiende el sufragio universal masculino y aceptaba la monarquía como institución. Y el partido republicano que buscaba abolir la monarquía. El reinado de Isabel comienza con el gobierno de Narváez en 1844, este se caracteriza por tener un sistema liberal moderado y por crear la Constitución de 1845. Esta establece la soberanía compartida entre el rey y las Cortes, el refuerzo del poder real, permitiendo disolver las Cortes y por último el Estado confesional. Se aprobó un nuevo Código Civil y Penal y para garantizar el orden público nace la Guardia Civil (1844). Al mismo tiempo se firmó el Concordato con la Santa Sede, donde se regula las relaciones entre la Iglesia y el Estado, las cuales habían sido rotas tras la desamortización de Mendizábal. Esta consistía en poner al mercado los territorios de mano muerta mediante subastas, afectando a la Iglesia directamente


LOS AUSTRIAS


La figura del valido surge como una reacción aristocrática una vez asentada la monarquía de los austrias menores. Es el ministro principal el cual aconseja al rey, maneja los documentos del gobierno, supervisar los consejos y son miembros de alta nobleza cortesana. Durante el reinado de Felipe III, sufrió una crisis demográfica perdiendo la mitad de la población campesina por la expulsión de moriscos (como seguridad, interna, religiosa y propagandística) durante el valimiento del Duque de Lerma, esta provoco una crisis económica debido al malestar de Hacienda. Lerma, en cuanto a la política exterior no entro en guerra mediante la Pax Hispánica. La crisis de 1640 se origino con el gran memorial del conde Duque de Olivares durante el reinado de Felipe IV formando una crisis económica y demográfica en Castilla. Como fin de solucionar los conflictos se propone la Uníón de Armas donde Aragón y Portugal debían colaborar para los recursos necesarios del país pero esta fue rechazada. Olivares fue sustituido. Los catalanes nombraron conde de Barcelona a Luis XIII y se le reconoció la independencia de Portugal.

DESPOTISMO ILUSTRADO

La Ilustración es un movimiento intelectual que se originó en Europa (Francia) y tardíamente en España. Dio prioridad a la razón y al conocimiento científico y la actitud crítica y reformista ante el pasado español. El Despotismo Ilustrado es la uníón de las ideas propias de la Ilustración con el Absolutismo y su lema es «Todo para el pueblo pero sin el pueblo». Carlos III implanta el Despotismo Ilustrado en España y su reinado se divide en dos etapas. Durante el Gabinete Italiano le ayudan sus ministros Esquilache, Grimaldi y Sabatini, y lleva a cabo una reforma las costumbres y la indumentaria, crea la lotería y liberaliza el precio del trigo, lo que provoca una gran crisis de subsistencia que deriva en el Motín contra Esquilache en 1765, que provoca la suspensión de Esquilache y otros ministros italianos, la ralentización de las reformas y la expulsión de los jesuitas en 1766. En la segunda etapa, el Gabinete Español, Carlos III es ayudado por el Conde de Floridablanca y se aplican las primeras reformas: se liberaliza el comercio americano, se crean las SEAP, se hacen reformas educativas (creación de escuelas de artes y oficios), culturales (Museo de Ciencias Naturales), religiosas (Pase Regio y culminación del regalismo) y urbanísticas (alumbrado). Las reformas producen un crecimiento económico y demográfico, aunque fracasa la reforma agraria (Jovellanos).

Cuba

: Primero tenemos la guerra entre Cuba y España porque se produce el descontento de los criollos ya que España no piensa en la población. Solo querían beneficio económico. El inicio del conflicto de la independencia de Cuba hay que situarlo en 1868, conocida como la Guerra de los Diez Años, que estalló por la rebelión de los criollos y que terminó con la Paz de Zanjón, pactando la autonomía de la isla. El incumplimiento de lo pactado provocó la reanudación del conflicto en 1895. El líder José Martí impulsa la insurrección con el grito de Baire. Martínez Campos con una política negociadora, no consiguió controlar la situación y fue sustituido. El general Weyler llevó a cabo una gran represión sobre los insurrectos. 


A su vez se desarrolla la guerra contra EEUU que comienza con el hundimiento de un barco y con Mckinley responsabilizando a España de lo sucedido con un ultimátum exigiendo la retirada de Cuba. Este es rechazado y da comienzo la guerra contra EEUU. El conflicto finaliza con la firma de la Paz de París en 1898, donde España concede la independencia a Cuba.

COMENTARIO:


El sistema de poder creado después del sexenio democrático no pudo resolver problemas como la Guerra de Cuba o Carlistas. Los conservadores son apoyados por los grupos sociales que derrocaron a Isabel II. Este conjunto se agrupa en torno a Cánovas del Castillo que busca el regreso de los Borbones (Alfonso XII). En 1874 Alfonso XII firmó el Manifiesto de Sandhurst en el que se declara su voluntad de ser rey e instaurar la monarquía borbónica pacíficamente. A la vez se produce el pronunciamiento militar de Martínez Campos donde se declara como rey a Alfonso XII. En el reinado de Alfonso XII se implanta el sistema canovista y soluciona los problemas abiertos durante el Sexenio, como la 3 Guerra Carlista. Este sistema está basado en la soberanía compartida, la Constitución de 1876 y el bipartidismo. La primera establece el poder compartido entre las Cortes y el rey. El bipartidismo consta de dos partidos, el Partido Liberal de Sagasta y el Partido Conservador de Cánovas, se produce el turnismo para evitar la intervención del ejército y la participación del movimiento obrero y de las fuerzas nacionalistas. Para que este fenómeno se produjera, se recurre al pucherazo mediante el voto de mano muerta, compra de votos. Para garantizar el éxito era necesaria la ayuda de los caciques, personajes ricos e influyentes de la España rural que usaban su capacidad de intimidación sobre la población. Se crea una nueva Constitución en 1876 donde se recoge la soberanía compartida, donde el rey y las Cortes comparten poderes (sale favorecido el rey),  las Cortes bicamerales divididas en Senado y Congreso elegido por sufragio directo. Por último recoge el Estado confesional católico. Por la muerte temprana de Alfonso XII, Cánovas promueve el Pacto del Pardo para mantener el turnismo durante la regencia de María Cristina de Habsburgo.


.La Constitución no contenta al pueblo y la tensión aumenta. Esto desencadena en La Vicalvarada, que es un pronunciamiento militar con la finalidad de que los progresistas se incorporaran al gobierno, lo cual consiguen en el Manifiesto de Manzanares dando paso al Bienio Progresista. Los progresistas recurren a Espartero y toman una serie de medidas. Entre ellas está la desamortización de Madoz (1854) donde se declaran en venta todas las propiedades municipales (estatales y eclesiásticas). También se publica la Ley General de Ferrocarriles y se convocan las elecciones para las Cortes constituyentes. A raíz de esto se redacta un texto constitucional que nunca llega a entrar en vigor, dándose a conocer como la constitución Non Nata 1856. En este mismo año se funda la Uníón Liberal de O’donnell y llega al poder. Este partido restaura la Constitución de 1845 y trae consigo calma política y crecimiento económico. Esto le permite llevar a cabo intervenciones en la Conchinchina, México y Marruecos. La tensión y el descontento de las fuerzas de oposición llevan a O’donnell a dimitir. Los últimos años de reinado se caracterizan por el liderazgo de los moderados. Estos ejercen un fuerte autoritarismo que desembocó en revueltas. Entre ellas destacamos la del Cuartel de San Gil y La noche de San Daniel, en esta última se consigue destituir a Emilio Castelar por estar en contra de Isabel II. Los siguientes años se caracterizaron por la creciente oposición frente a Isabel II, la cual finaliza en el Pacto de Ostende, donde se une la oposición (progresistas unionistas y demócratas). Estos buscaban derrocar a Isabel II y lo conseguirán en 1868 tras la muerte de O’donnell. 


Isabel II


: Como antecedente tenemos la muerte fer VII, el reinado pasa a Isabel II y se produce la etapa de regencia de María Cristina que tiene como contrincante a Carlos María de Borbón (Líder de carlistas). Los carlistas adquieren importancia en el norte ya que defienden los fueros. Se dan tres Guerras Carlistas contra los liberales isabelinos. La primera se da entre 1833/39, buscan la extensión del carlismo. Dirigidos por Zumalacárregui, pero en 1836 toma la iniciativa Espartero del bando de los isabelinos. En 1839 se firma con Maroto el Convenio de Vergara, donde se establece que se mantienen los fueros y a Isabel como reina. La segunda Guerra Carlista se da por el intento fallido de matrimonio de Isabel II. Los carlistas sufren numerosas derrotas por lo que abandonan España. Tras la regencia de Espartero las Cortes establecen la mayoría de edad de Isabel II con 13 años. El reinado efectivo de Isabel II comienza en 1844 y finaliza en 1868. Está dividido en 3 etapas, la década moderada y constitución, bienio progresista y la Uníón Liberal de O’donnell. En la década moderada se instauró el liberalismo, trayendo consigo diversos partidos políticos pero sin relevancia política. El gobierno se divide en moderados y progresistas. Los moderados son conservadores y defienden la propiedad privada, el sufragio censitario, el estado confesional y el límite de derechos individuales. Algunos de sus líderes fueron Ramón Narváez y Martínez de la Rosa y Bravo Murillo. Los progresistas son liberales y amplían el sufragio censitario, defienden que la Corona no debería intervenir en la política, amplían  los derechos individuales y buscan limitar la influencia de la iglesia. El líder de los progresistas destacaremos a Espartero. Entre estos dos partidos encontramos a la Uníón Liberal de O’donnell. Aparecen otros partidos de carácter más radical, como el partido demócrata que defiende el sufragio universal masculino y aceptaba la monarquía como institución. Y el partido republicano que buscaba abolir la monarquía. El reinado de Isabel comienza con el gobierno de Narváez en 1844, este se caracteriza por tener un sistema liberal moderado y por crear la Constitución de 1845. Esta establece la soberanía compartida entre el rey y las Cortes, el refuerzo del poder real, permitiendo disolver las Cortes y por último el Estado confesional. Se aprobó un nuevo Código Civil y Penal y para garantizar el orden público nace la Guardia Civil (1844). Al mismo tiempo se firmó el Concordato con la Santa Sede, donde se regula las relaciones entre la Iglesia y el Estado, las cuales habían sido rotas tras la desamortización de Mendizábal. Esta consistía en poner al mercado los territorios de mano muerta mediante subastas, afectando a la Iglesia directamente

No se permite realizar comentarios.