Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Fueros vascos 1839

  1. ¿Qué son los fueros?

  2. ¿Cuáles son sus orígenes?

  3. ¿Y sus carácterísticas?

  4. ¿Cómo fueron abolidos? ¿Cuándo?

  5. ¿Cuáles fueron las consecuencias de la abolición?

Los fueros, elemento importante en la cultura popular vasca, han sufrido variaciones y adaptaciones a lo largo de su historia para adecuarse a cada régimen. Estas variaciones pueden apreciarse en las diferencias existentes entre la llamada `Vieja Europa´ y el orden liberal contemporáneo, tales como el paso de la soberanía real a la soberanía nacional o el paso de la concepción antropológica cristiano medieval (Gran importancia a la religión) a la concepción antropológica liberal con más derechos reconocidos.

¿Qué son los fueros? Son cartas de fundación de ciudades y villas, además de ser un compendio de leyes de origen consuetudinario, basadas en los usos y las costumbres que rigen la vida de la comunidad. Una problemática que les ha acompañado desde su fundación es que se han confundido con privilegios, cuando nada tienen que ver con ellos por la fuente de la que emanan (los privilegios emanarían de una fuente prepotente mientras que los fueros son de origen consuetudinario). Aparte de esto, tienen otras dos carácterísticas:  

2. Eran textos redactados, compilaciones de derecho privado y público que contemplaban diferentes aspectos como el económico o el jurídico, además del político-institucional-administrativo.

3. Se plasman en una organización institucional variando en cada uno de los territorios, en la que confluyen instituciones de ámbito local, comarcal, territorial, e instituciones judiciales y representativas expresión de la monarquía. Las instituciones pueden ser de ámbito local, supra-local, territorial (Juntas generales y Diputaciones, además del consulado o el corregidor).

Así que podemos decir que este sistema foral era una especie de pacto entre el pueblo y el rey. Mientras que el primero respetaba la figura del rey y el segundo acataba los fueros. Esto concedía a estas provincias el pase foral que se resumía en tener unas instituciones propias, un sistema judicial propio, espacio económico propio, sistema fiscal y militar propio…

Llama la atención, y es importante destacar la pervivencia de los fueros a lo largo de la historia, sobreviviendo a modernizaciones, políticas de centralización del Estado, etc. Pues mayoritariamente a partir del Siglo XVIII, durante los reinados de los Austrias y de los Borbones se llevaron a cabo multitud de reformas políticas y territoriales.

Todo comenzó en 1701 con el estallido de la GUERRA DE SECESIÓN; las provincias vascongadas apoyaron al pretendiente de la casa borbónica Felipe V, y como éste resultó ganador, los fueros de las otras provincias como Aragón o Valencia fueron abolidos, y los del País vasco permanecieron intactos. (Provincias exentas). De esta manera podemos decir que esta guerra fue la llama que encendíó el problema vasco, poniendo en duda por el resto de España la pervivencia de la foralidad vasco Navarra en una monarquía centralizadora. Pero también dentro del país vasco se produjo una escisión entre los máximos defensores de la doctrina fuerista elaborada por ellos mismos y los integrantes de una nueva corriente ilustrada (Los caballeritos de Azkoitia) que defendían una renovación de la sociedad, renovando lo científico y lo técnico además de impulsando la educación. Asimismo, estaban a favor de una compenetración entre el pasado vasco y la modernización.

Una vez explicado el origen de los fueros, paso a explicar el conflicto ya entrando en la era contemporánea que supuso al enfrentarse con el liberalismo, y creándose la triada carlismo-fuerismo-liberalismo. El paso del Antiguo Régimen en Euskal Herria no se produjo de la misma manera que en España. Destaco tres peculiaridades: La defensa de la foralidad, el enfrentamiento ideológico entre tradicionalistas e ilustrados liberales (que desembocó en las guerras carlistas) y la falta de coincidencia entre el proceso de transición en España y en EH. De esta manera distinguimos entre tres etapas diferentes:

  1. El enfrentamiento entre fueros y constitucionalismo.

  2. Enfrentamiento entre fueros y liberalismo

  3. La abolición de los fueros en 1876.

  1. A pesar de que el primer enfrentamiento entre fueros y constitucionalismo se refleja en la guerra de la convencíón en 1793-95 donde afloraron dos posturas (por una parte, las que defendían el orden establecido y por otro los que estaban a favor de colaborar con los franceses). El más significativo se desarrolló en el marco de la guerra de Independencia, donde en ese caso afloraron tres posturas diferentes; la primera, la que estaba totalmente en contra de la colaboración con los franceses, la segunda, integrada por sectores a favor del alineamiento con Napoleón, y la tercera, la que estaba integrada por liberales vascos opuestos a los franceses que participaron en las cortes de Cádiz.

Cuando tras acabar la guerra volvíó Fernando VII, los fueros se restablecieron, pero al llegar al trienio liberal, volvíó a salir a flote la incompatibilidad de los fueros y el liberalismo.

  1. En esta segunda etapa, los fueros se enfrentarán por una parte a la implantación y consolidación del régimen liberal, y por otro lado a la primera guerra carlista. Esta guerra comenzó siendo la consecuencia de un problema dinástico entre los que apoyaban a Isabel la hija de Fernando y los que apoyaban a Carlos MARÍA Isidro, hermano de Fernando. Este problema dinástico terminó por afectar de lleno al sistema foral vasco. Pues tras la muerte de Zumalacárregui, unida al cansancio por la guerra, hizo que la causa foral pasará al primer plano.  (Dios, PATRIA, FUEROS, REY). ADEMÁS, AL FINALIZAR LA GUERRA EN 1839, CUANDO SE FORMÓ LA PAZ DE Vergara entre Maroto y Espartero, se promulgó la del 25 de Octubre de 1839, mediante la cual se pretendía solucionar el problema vasco, pero Espartero solo se comprometía a recomendar la pervivencia de los fueros.

Esta guerra fue el último episodio de enfrentamiento entre fueros y constitucionalismo, fue exactamente cuando finalizó esta guerra cuando los caminos de Navarra y el país vasco se separarían. Entre 1840 y 1841, los representantes navarros llegaron a un acuerdo con el estado liberal, suprimíéndose así sus fueros, pero conservando todavía algunas de las singularidades. Este pacto se firmará en 1841, con el nombre de LEY PACCIONADA.  Que supondrá el paso de una foralidad tradicional a una foralidad liberal. Como en Euskal Herria no se llegará a ningún acuerdo, se reavivó la confrontación entre fueros y liberalismo .

  1. Una vez entradas en el periodo de la Restauración, el 21 de Julio de 1876, se promulgó la ley que iba a ser determinante para la desaparición del sistema foral vasco. Fue promulgada justo tras la finalización de la tercera guerra carlista. Esta guerra, comenzó en 1872, una vez destronada Isabel II, bien entrados en el sexenio democrático, con una insurrección armada por parte de los carlistas en oposición al reinado de Amadeo de Saboyá pues según sus ideales conservadores, el legítimo rey era Carlos VII. Este conflicto se prolongará hasta los primeros años de reinado de Alfonso XII, y terminará con la derrota carlista en el País Vasco, Cataluña y Navarra.

Una de las mayores consecuencias de la abolición de los fueros fue el impacto emocional que generó, además de la frustración. A esto hay que sumarle la eliminación de los privilegios, afectando profundamente a la vida de las gentes.

Por último, es importante destacar la creación del nacionalismo vasco a partir del Siglo XIX y el concierto económico.

¿Qué es el concierto económico? ¿Cómo surgíó?


Es el sistema de financiación propio del País Vasco, en virtud del cual se establecen y regulan las relaciones financieras y tributarias entre este y el Estado español.

La Constitución de 1978, vigente en la actualidad, garantiza el Concierto como expresión de los derechos históricos de Vizcaya, Guipúzcoa y Araba-Álava, y prevé su actualización en el marco del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma del País Vasco
.

El Concierto Económico surge tras la abolición foral, después de la finalización de la II Guerra Carlista a finales del Siglo XIX, como sistema de contribución de las provincias vascas a las finanzas del Reino de España, reconociendo a las Diputaciones Forales la facultad de recaudar sus propios impuestos a fin de hacer frente a los gastos propios y a los comunes del Estado.

El primer Concierto Económico se aprobó en 1878 y ha sido renovado sucesivamente hasta nuestros días, con la única excepción del período franquista que suspendíó su aplicación en Vizcaya y Guipúzcoa hasta su recuperación en 1981. La última renovación ha tenido lugar en 2002.

Con las facultades que reconoce el Concierto Económico, el País Vasco recauda los impuestos que pagan los ciudadanos vascos para hacer frente a los gastos necesarios para la prestación de los servicios públicos que reciben.

Los Territorios Históricos (Vizcaya, Guipúzcoa y Araba-Álava), a través de sus Instituciones (Juntas Generales
) deciden los impuestos que los ciudadanos deben pagar así como la cuantía de los mismos y se encargan (Diputaciones Forales) de gestionarlos y recaudarlos.

La proximidad de estas Instituciones al ciudadano garantiza la adecuación de los impuestos que se pagan y de los servicios que se reciben a las necesidades reales de los ciudadanos del País Vasco

A cambio del mantenimiento del sistema, se tiene que pagar el cupo. El cupo es la contribución que tiene que pagar el País Vasco (6,24% de los presupuestos generales) a las arcas estatales para sufragar las competencias que no han sido transferidas por el Estado a la Comunidad Autónoma, como los gastos de Defensa, Exteriores o la Corona, entre otras.

El régimen de Concierto tiene unas carácterísticas propias que le hacen un sistema único


  1. Es un sistema paccionado:
    Las decisiones fundamentales se adoptan en comisiones de composición paritaria de representantes del País Vasco y del Estado y los resultados de la negociación se aprueban en leyes respecto de las que el Parlamento español no puede modificar el contenido previamente pactado.

  2. Es un sistema basado es la potestad normativa tributaria: pues las Juntas Generales tienen la competencia para elaborar estas normas

  3. Está basado es la autonomía de gestión tributaria: no depende del estado


  4. Es solidario
    . El Concierto asegura que el País Vasco contribuya a los gastos comunes en proporción a su riqueza. Además contribuye a financiar el Fondo de Compensación Interterritorial, que es el instrumento previsto en la Constitución española con el fin de corregir desequilibrios interterritoriales y hacer efectivo el principio de solidaridad y no se beneficia del mismo.

  5. Es un régimen de responsabilidad o riesgo unilateral. El País Vasco debe contribuir a los gastos comunes con independencia de la situación de sus finanzas, ya que las cantidades que aporta

  6. Tiene vigencia indefinida

  7. Es una institución dinámica

  8. Es un régimen tributario propio armonizado: implica que todos los ciudadanos tienen que pagar los impuestos de manera igual y aunque existan leyes distintas, se tiene que pagar lo mismo con independencia de las normas de que se traten.

El régimen de Concierto se diferencia del común tanto por su origen como por sus carácterísticas y contenido


En cuanto a su contenido el régimen de Concierto es un sistema de financiación pública regional basado en el criterio de capacidad. El común se basa sin embargo en el criterio de necesidad. El País Vasco aporta a los gastos comunes en base a su riqueza relativa, por lo que la CAPV y la CFN se responsabilizan de la gestión de los ingresos y los gastos, sin intervención del Estado, sin que les quepa la opción de recurrir a él para hacer frente a los gastos públicos, tal y como pueden hacer las CCAA de régimen común… Por su parte las Comunidades Autónomas reciben financiación del Estado para sufragar las competencias que les han sido transferidas.

Otra gran diferencia reside en la capacidad normativa (la participación del Estado en los ingresos) y en el llamado riesgo unilateral, según el cual el Estado percibe el Cupo como cantidad por las competencias no asumidas por la CAPV y la CFN y que debe suplir con cargo a los Presupuestos Generales del Estado

La actividad financiera del País Vasco se regirá por el Concierto en cuanto tiene de norma propia, peculiar y específica (el sistema tributario y el cupo), y por la LOFCA en todas aquellas materias que no son contempladas expresamente por el Concierto y el EAPV (como son, por ejemplo, los ingresos de derecho privado, los tributos propios, las operaciones de crédito, las asignaciones presupuestarias para la prestación del nivel mínimo de servicios públicos fundamentales…)


No se permite realizar comentarios.