Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El reinado de Isabel II (1833-1868): la primera guerra carlista. Evolución política, partidos y conflictos. El estatuto real de 1834 y las Constituciones de 1837 y 1845.

 ETAPAS POLÍTICAS DEL REINADO DE Isabel II. 1833 – 1868 EL CARLISMO COMO ÚLTIMO BASTIÓN ABSOLUTISTA: BASES TERRITORIALES, IDEARIO Y APOYOS SOCIALES Y LAS DOS PRIMERAS GUERRAS CARLISTAS.
El carlimo es un fenómeno social y político a la vez que un fenómeno dinástico. Las guerras civiles carlistas más que un pleito dinástico por la sucesión al trono, fueron un conflicto ideológico marcado por la lucha entre revolución liberal y tradicionalismo absolutista. La primera guerra civil, se prolongó durante siete años. En Marzo de 1833 CARLOS MARÍA ISIDRO salía de España hacia Lisboa, cumpliendo la orden de destierro de su hermano Fernando VII. . Los carlistas eran defensores del orden tradicional del Antiguo Régimen: Absolutismo monárquico. Intransigencia religiosa. Rechazo de todas las novedades del mundo moderno y Defensa del régimen tradicional de la tierra, Triunfaron en el Norte, Cataluña interior, Bajo Aragón y Maestrazgo. En Extremadura el carlismo, fue siempre un movimiento muy débil.  El carácter de frontera con Portugal de Extremadura, donde estaba CARLOS MARÍA ISIDRO, obligó al ejército liberal a estar siempre especialmente pendiente de esta zona. Las zonas donde el carlismo tuvo más importancia fueron, el valle del Jerte y la sierra de Gata. Los isabelinos o cristinos representaban a las fuerzas que defendían el liberalismo. Contaban con el apoyo de la burguésía , de las clases urbanas y de gran parte del ejército. El sistema de lucha carlista fue la guerra de guerrillas con un carácter marcadamente rural. Mientras los liberales controlan las ciudades, en el campo están las bases carlistas.


Destaca el general carlista ZUMALACÁRREGUI . A partir de 1835 suceden los fracasos carlistas ante el ejército liberal dirigido por Espartero. En 1837 la EXPEDICIÓN REAL, llegó hasta los arrabales de Madrid, pero no entró en la ciudad ya que no contaba con los apoyos que esperaba. El final de esta primera guerra carlista se produjo tras el » Convenio de Vergara » en 1839, con el armisticio acordado entre Espartero y el carlista MAROTO. En él se aceptaba: – La incorporación de los oficiales carlistas al ejército isabelino con la misma graduación. – El respeto a los fueros y libertades de los vascos y navarros. D. CARLOS huye al extranjero mientras, CABRERA, continúa luchando en el Maestrazgo hasta su derrota final en 1840.  Entre 1846 y 1849 se desarrolla la segunda guerra carlista tras el fracaso de boda entre Isabel II y CARLOS VI DE BORBÓN.

EL TRIUNFO Y CONSOLIDACIÓN DEL LIBERALISMO EN EL REINADO DE Isabel II: 2.1 LOS PRIMEROS PARTIDOS POLÍTICOS. EL PROTAGONISMO POLÍTICO DE LOS MILITARES.
LOS PRIMEROS PARTIDOS POLÍTICOS El reinado de Isabel II supone la consolidación del Estado liberal. A partir de la guerra carlista la regente MARÍA Cristina se verá obligada a apoyarse en los liberales para hacer frente al problema dinástico y al levantamiento carlista surgido en las provincias del norte tras el fallecimiento de Fernando VII en 1833. El grupo que accede al poder es el liberal moderado, el otro grupo liberal más joven y avanzado empezará a llamarse progresista e intentará alcanzar el poder político. Entre moderados y progresistas no había demasiadas diferencias. Los dos aceptan, la Constitución.


MODERADOS  Se caracteriza por el pragmatismo político. Interpretan restrictivamente la soberanía nacional. Sistema Bicameral, una designada por la Corona y otra elegida por sufragio censitario.Defienden la confesionalidad católica del Estado. Consideran que el poder debe estar controlado por las clases propietarias e ilustradas. La Constitución de 1845 es el texto que refleja de manera más exacta su ideología. Tienen preferencia por el proteccionismo económico h.- Centralismo político: Destacan MARTÍNEZ DE LA ROSA, ARGÜELLES, CEA BERMÚDEZ, NARVÁEZ, GONZÁLEZ BRAVO, y el extremeño BRAVO MURILLO.

PROGRESISTAS Se caracterizan por la exaltación de la soberanía nacional. Buscan un sufragio más amplio,. Defienden una amplia libertad de prensa y de cultos.  Robustecimiento de los poderes locales.  Establecen la Milicia Nacional. Preferencia por el modelo librecambista, El texto constitucional que mejor les representa es el de la Constitución » non nata » de 1856, donde destacan Espartero, MENDIZÁBAL, Madoz.

EL PROTAGONISMO POLÍTICO DE LOS MILITARES. Se apoyó continuamente en el sector más moderado, de tal modo que la crisis del sistema político moderado arrastraría en su caída a la propia Corona. Isabel II fue una persona que se dejó influenciar por el sector más reaccionario con la Iglesia y del Ejército. Los militares adquieren un protagonismo político, de tal modo que a la etapa isabelina se le puede definir como el “ régimen de los generales”. Destacan Espartero, NARVÁEZ, O’DONNELL, SERRANO y PRIM.  Algunos de los motivos de este protagonismo militar fueron: Prestigio y popularidad , Debilidad de los gobernantes y políticos civiles y Ambición de los militares de alta graduación.


 EL PROCESO CONSTITUCIONAL. – LAS REGENCIAS. 1833 – 1843: Durante la minoría de edad de Isabel su madre, MARÍA Cristina DE BORBÓN, asume la regencia desde Septiembre de 1833 hasta Octubre de 1840. En este tiempo son los liberales moderados quienes dominan el poder: Una de las medidas más significativas es la división provincial realizada por Javier DE Burgos en 1833 que llegará hasta 1978. Extremadura dividíó su territorio en dos provincias: Cáceres y Badajoz. Se elabora el » ESTATUTO REAL » de 1834, redactado por MARTÍNEZ DE LA ROSA. Las carácterísticas más importantes son: – Establecimiento de un sistema bicameral. No hay división de poderes y no se regulan derechos individuales. Las Cortes sólo pueden debatir los asuntos que presentaba la Corona. Favorece a los sectores privilegiados y cuenta con la oposición de los liberales progresistas. La Regente llama a los liberales progresistas para formar gobierno , nombrando a Juan ÁLVAREZ MENDIZÁBAL ministro de Hacienda.

Se elabora una nueva CONSTITUCIÓN en 1837 que recogía gran parte de los planteamientos expuestos por la Constitución de 1812 aunque adaptados a su época: Sistema bicameral: Congreso, y Senado que refrendan los actos del rey. Soberanía Nacional, limita el protagonismo de la Corona aunque las leyes se hacían conjuntamente y la Corona tenía derecho de veto. Las Cortes controlan el gobierno y tienen iniciativa legal. Sufragio censitario masculino para mayores de 25 años. Juicio por jurados para delitos de imprenta. Confesionalidad católica confusa. Confusión en la división de poderes.  Derechos individuales: libertad de expresión. – Democratización del régimen municipal y establecimiento de las Diputaciones Provinciales. Milicia Nacional.


Se sucedieron los gobiernos de MENDIZÁBAL y del extremeño JOSÉ MARÍA CALATRAVA. En 1840, tras el final de la guerra carlista, el prestigio del general progresista Espartero era grande. Su prestigio crecíó aún más cuando defendíó los alzamientos de las provincias frente al proyecto de Ley de Ayuntamientos que había presentado el gobierno moderado de la regente MARÍA Cristina. Las protestas provocan su salida del país y el comienzo de la REGENCIA de Espartero quien aparece como el gran triunfador. Durará hasta 1843 y fue un nuevo intento de consolidación del régimen liberal progresista basado en el desarrollo de la Constitución de 1837 y de la desamortización de Mendizábal. En 1843 tanto progresistas como moderados decidieron acabar con su excesivo poder personal, poniendo fin a la regencia de Espartero. . No habrá nueva regencia al ser declarada en este año mayor de edad y coronada como reina Isabel II.


2.2.2.- LA DÉCADA MODERADA. 1844 – 1854: Durante la Década Moderada, destaca la figura de NARVÁEZ que inició una serie de reformas que limitaban las libertades propuestas por los progresistas, robusteciendo el poder de la Corona y organizando una administración centralista. – 1844: creación de la Guardia Civil dirigida por el Duque de Ahumada. Constitución moderada de 1845, era una revisión de la Constitución de 1837 y se caracterizaba por el » Liberalismo Doctrinario.  Interpretan restrictivamente la soberanía nacional fortaleciendo el poder real. Sistema Bicameral, Senado designado por la Corona y Congreso elegido por sufragio censitario masculino. Confesionalidad católica del Estado. La Constitución de 1845 es el texto que refleja de manera más exacta la ideología moderada.  1845: Ley de Ayuntamientos. –Se realiza en este año una amplia reforma educativa. 1845: Reforma fiscal de Alejandro MON y RAMÓN SANTILLÁN. – 1851: Concordato con la Santa Sede  La Iglesia acepta las desamortizaciones realizadas, y recibe los bienes que no se habían vendido todavía; a cambio la Iglesia aumentará su protagonismo en la enseñanza. Entre 1851 y 1852 el extremeño BRAVO MURILLO alcanzó la presidencia del Consejo de Ministros protagonizando la lectura más conservadora posible de la Constitución de 1845. Durante esta etapa se desarrolla la segunda guerra carlista ( 1846-1849 )

2.2.3- EL BIENIO PROGRESISTA. 1854 – 1856: se inicia tras el triunfo del pronunciamiento de los generales DULCE y O’DONNELL en Vicálvaro, (la “vicalvarada”). Fue presentado a través del » Manifiesto de Manzanares » en 1854 con promesas como: reforma de la ley electoral, mayores libertades, rebaja de impuestos, democratización de ayuntamientos y convocatoria de Cortes Constituyentes entre otras. El apoyo obtenido fuerza a la reina Isabel II a llamar al general Espartero a ocupar la presidencia del gobierno mientras O’DONNELL era nombrado Ministro de la Guerra.El Bienio Progresista supone una fase de importante expansión económica con normas legales como “ La Ley de Ferrocarriles ” de 1855, y la “ Ley de Bancos de Emisión y Sociedades de Crédito” de 1856 encaminada a favorecer la concesión de préstamos y créditos industriales. En Julio de 1856, ante la inestabilidad existente, O’DONNELL dio un auténtico Golpe de Estado contra la mayoría parlamentaria y desplazó del poder al general Espartero y al partido progresista. O´Donnell asumíó la presidencia del Gobierno, con el respaldo de su nuevo partido, la Uníón Liberal.

2.2.4.- LA UníÓN LIBERAL. 1856-1868: Entre 1856 – 1868 se alternan al frente del gobierno O’DONNELL y NARVÁEZ y se pone en vigor la Constitución de 1845.  Se produce una reorganización de ayuntamientos y diputaciones, se disuelve la Milicia Nacional y se suspende el proceso desamortizador. Se suceden años de estabilidad política que sirven de impulso para un crecimiento económico y destaca la etapa del Gobierno Largo de O´DONNELL entre 1858 y 1863: – Auge del tendido ferroviario y expansión agraria, textil, siderúrgica y bancaria. – Intervencionismo exterior que busca recuperar prestigio internacional y aumentar el patriotismo español. COCHINCHINA . Entre 1857 y 1863 se interviene junto a Francia tras una matanza de misioneros.  México 1861-1862. Intervención junto a Francia e Inglaterra ante la negativa de pagar las deudas. Marruecos 1859-1860. Interviene tras ataques a establecimientos españoles en Melilla y buscan consolidar el control del territorio. – Aumento de la instrucción y alfabetización con la Ley de Educación de CLAUDIO MOYANO en 1857.

En la ley se permitían los colegios religiosos, que iban a experimentar un gran desarrollo, y en aplicación del Concordato de 1851 se concedíó a la Iglesia Católica el derecho de inspeccionar que las enseñanzas que se impartieran tanto en las escuelas públicas y privadas fueran conformes con la doctrina católica. En esta etapa se suceden conflictos importantes destacando los siguientes: 1º.- Intento carlista en S. Carlos de la Rápita en Abril de 1860. 2º.- Protestas campesinas por los efectos de la desamortización de Madoz,  A partir de 1864 aumentan las dificultades por la ruptura del consenso entre moderados y unionistas  En 1865 tienen lugar los sucesos de la Noche de S. Daniel, donde se reprime la manifestación de los estudiantes a raíz de las consecuencias por el escrito de Castelar “ El Rasgo” Se produce una sucesión de pronunciamientos que culmina en los acontecimientos del cuartel de S. Gil en Madrid, Junio de 1866, aplastada con una fuerte represión, (ejecución de 66 personas), transformando el gobierno en una dictadura con O’DONNELL que abandona pronto el poder. A partir de este momento se junta el descrédito de Isabel II y el malestar social generado por la crisis industrial, financiera y de subsistencias en 1866. Ante esta situación los grupos políticos progresistas y demócratas principalmente se reúnen en Ostende, en Agosto de ese año para firmar un programa común que establecía el destronamiento de Isabel II y la creación de Juntas Revolucionarias: el PACTO DE OSTENDE.

No se permite realizar comentarios.