404 Not Found


nginx/1.14.0 (Ubuntu)
Apuntes para todos los estudiantes y cursos

1. Se inician actividades con $ 50.000 en efectivo; $ 5.000 en maquinarias y $ 5.000 en Mercaderías.

1.-Los efectivos demográficos y su evolución:


Dos etapas en la evolución de la población española.
La etapa preestadística, comprende los siglos anteriores a la segunda mitad del s. XIX. Es impreciso por falta de fuentes seguras. Desde la dominación romana al s. XIV se alternan momentos de auge y de crisis demográfico, aunque nunca debíó superar los siete millones de habitantes.
La etapa estadística se inicia en 1857, con el primer censo moderno. Desde ese momento a 1900 la población crece en tres millones, lo que indica un crecimiento débil.–En la primera mitad del s. XX aumenta el ritmo de crecimiento ganando más de nueve millones debido a mejores condiciones sanitarias e higiénicas y a mayores recursos alimenticios. Baja significativamente la tasa de mortalidad, aunque freno al crecimiento: guerra en norte de África, gripe de 1918, Guerra Civil,–En 1900 los efectivos de la población española ascendían a 18,5 millones de habitantes. Primera mitad del Siglo XX se acentúa el ritmo de crecimiento. La Tasa de Crecimiento Anual rondó el 1 %. En cada década aumentaron unos 2 millones. En 1950 la población llegaba ya a los 28 millones.–Desde 1950 a 1980, el crecimiento de la población alcanzará sus mayores cotas. En los 60, gracias a la bajada de la mortalidad y el mantenimiento de la natalidad, de las buenas condiciones económicas y sanitarias La población pasó de 28 a 38 millones.


Años 80 cambia la tendencia y el crecimiento se hace más lento por la fuerte caída de la natalidad, bajando la Tasa de Crecimiento. En 1990 la población es de unos 39 mill., en el 2000 llega a los 40 millones. En la primera década del Siglo XXI bajo ritmo de crecimiento.–En el 2010 se llegó a los 47 millones.A comienzos del 2012 comenzó su disminución y ascendía a algo más de 46.800.000 la población disminuyó en unos 114.000 efectivos. Primer descenso desde que se dispone de datos anuales.–Enero del 2013, la población era de unos 46.727.890. Este descenso se debe a la caída del número de inmigrantes y al aumento del número de emigrantes.Saldo migratorio negativo (salen más que entran), debido a la crisis económica actual. El saldo migratorio (número de inmigrantes menos número de emigrantes). Saldo vegetativo (número de nacimientos menos número de defunciones) fue positivo en unas 50.000 personas, El crecimiento real de la población (crecimiento vegetativo más saldo migratorio) fue negativo. Julio de 2013, 118.238 menos que a comienzos de 2013.-Capitales con más población: Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. -Capitales con menos población:Segovia, Huesca, Soria, Teruel. -Provincias con más población : Madrid, Barcelona, Valencia. -Provincias con menos población: Soria, Ceuta, Melilla. El resto de las provincias tienen todas más de 100.000 habitantes. -Comunidades con más población: Andalucía, Cataluña, Madrid. -Comunidades con menos población: Navarra, Cantabria, La Rioja.


2.-Características de la densidad y la distribución espacial


A comienzos del Siglo XX la densidad de la población española rondaba los 40 hab./km², Carácterísticas: aumento generalizado de la densidad de población, contraste litoral, fuertemente poblado, interior, semivacío y concentración en áreas urbanas frente a despoblamiento de zonas rurales. –Los efectivos demográficos de España han llegado a ascender a más de 47 millones de personas. Su distribución espacial (la distribución espacial de la población analiza la forma en que ésta se localiza sobre el espacio) se analiza mediante la densidad de población: relaciona la población de una zona con su superficie en kilómetros cuadrados. La densidad española 93,5 hab./km² , en la actualidad es de unos 93 hab./km²; Fuertes desequilibrios espaciales entre el interior y la perideria: -Exceptuando las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla (> 4000 y > 5000 hab/km². -Las Comunidades Autónomas con mayor densidad son Madrid, País Vasco, Canarias, Cataluña, Valencia y Baleares. Todas en la costa excepto Madrid. -Las regiones con densidad cercana a la media son Andalucía, Galicia, Asturias, Cantabria y Murcia. -Las Comunidades con densidad baja son Castilla la Mancha, Extremadura, Castilla y León y Aragón. -Las provincias con mayor densidad se encuentran en la costa, Barcelona, Valencia, Cádiz, Málaga, Gerona, etc., exceptuando Madrid y Sevilla. -Las provincias con densidades más bajas se encuentran en el interior, exceptuando Almería y Castellón. También están por debajo de 100 hab/km² Granada y Lugo, pues tienen la capital en el interior.


En la etapa preestadística, la densidad crece lentamente. En la etapa estadística, el crecimiento es mayor. A mediados del Siglo XX se observa ya una periferia densamente poblada.–Existe un contraste entre litoral e interior aunque en ambas partes hay áreas que rompen con la norma general de un interior semivacío y un litoral densamente poblado.

3.-Factores explicativos de la densidad y la distribución

Las causas:
Los factores geográficos o físicos
que representan un mayor obstáculo para el asentamiento de la población son el clima y la altitud. Un clima de condiciones extremas, no favorece la habitabilidad ni el desarrollo de actividades económicas. La altitud también es un desafío para la ocupación humana. Las provincias con menor densidad de población son las que tienen climas más continentalizados o tienen sistemas montañosos.
Los factores demográficos son la dinámica o movimiento natural y la estructura de las diferentes poblaciones. Las poblaciones del interior son las que presentan un menor crecimiento natural y una estructura de población más envejecida, frente a un litoral expansivo apoyado en una población joven.
Los factores socioeconómicos son hechos o situaciones de la naturaleza social o económica que atraen a la población hacia determinadas zonas geográficas. Esto ha dado lugar a la emigración. Las corrientes migratorias internas se han originado por la concentración de las actividades económicas más productivas en unas pocas áreas.


En la época industrial, los factores naturales perdieron importancia y se consolidaron y agudizaron los contrastes en la distribución de la población. Aumento su peso Madrid y las regiones periféricas, por su alto crecimiento natural, por la instalación de actividades económicas que atrajeron población como la industria y en otros por el turismo. En la época postindustrial, tienden a mitigarse los contrastes. La crisis redujo la atracción de las áreas industrializadas, y disminuyó las salidas de las zonas emigratorias. Las consecuencias de los cambios demográficos están relacionadas con la población rural y urbana. Los municipios de menos de 10000 habitantes ocupan las 4/5 partes de la superficie nacional, pero sólo una cuarta parte de la población.

No se permite realizar comentarios.