Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Normas jurídicas individualizadas

  1. LA JUSFILOSOFÍA Y LA CIENCIA JURÍDICA

En este capítulo apreciamos dos puntos principales del derecho, que son su aspecto jusfilosófico y su acontecer histórico-

social

Es decir, del hombre en su naturaleza de ser social, en donde que su comportamiento se encuentra reflejado y condicionado por el paso del tiempo. El aspecto más importante de la filosofía contemporánea, es el que se considera al ser humano como centro y eje de derecho. Esta concepción es difundida y apoyada por la Filosofía de la Existencia, que deja de lado el patrimonialismo y se centra en la importancia y preeminencia del hombre, a su ser, a su existencia. Como un ser lábil, proyectivo e historializado.

La Filosofía de la Existencia basa al derecho en el ser humano, en la perfección que el hombre le ha hecho al derecho en la historia, plasmándose en el ordenamiento jurídico actual, ya que éste refleja los valores de la ideología de los juristas.

El derecho es vital y axiológico, es una necesidad del hombre para vivir en comunidad respondiendo a su naturaleza coexistencial, basado en la cultura. Se dice que el Derecho es cultura porque en ella se puede reflejar la manera de ser y actuar de un pueblo, ya que refleja sus problemas y sus posibles soluciones jurídicas. El derecho no es una estructura formal y positivista sino que involucra la vida humana y la cultura, evolucionando y cambiando.

Diferentes puntos de vista para estudiar el derecho:

  • La Normatividad: Valoración del ser humano, abierta en el tiempo y que es variable.
  • El ordenamiento lógico – formal: El que se inserta en el acontecer social, objetiva las urgencias valorativas de las relaciones humanas y de la historia.
  • Experiencia Jurídica: Dinámicamente integra los elementos que necesariamente la conforman.
  • La jusfilosofía: Brinda los supuestos a partir de los cuales se ha de elaborar la ciencia jurídica, fundamenta y estructura el pensamiento jurídico, sus ideales, su objeto.
  1. EL DERECHO COMO EXIGENCIA DE LA NATURALEZA HUMANA

Siendo el derecho una ciencia creada por y para el hombre con el fin de vivir pacíficamente en sociedad regulando su relación con los miembros de la sociedad. Este derecho, que es una expresión de la cultura de la sociedad, debe adecuarse a la naturaleza del hombre.

El ser humano le otorga sentido al derecho, en cuanto a su dimensión social. Pero para regular la vida en sociedad y las relaciones entre sujetos es indispensable conocer y comprender la naturaleza del hombre para que se pueda determinar el tipo de regulación que brindará el derecho para su vida en coexistencia.

Durante décadas los juristas mantuvieron dos errores en cuanto a los derechos reales y a las fundaciones.

  • Derechos Reales: Afirmaban que los derechos reales eran una relación entre sujetos y cosas, cuando las dos, sujetos y cosas, son el resultado o contenido de la relación entre los sujetos. Por ejemplo el derecho de propiedad, donde el patrimonio no es sujeto de derecho, el sujeto es propietario del objeto y los demás sujetos deberán respetarlo.
  • Fundación: Es una organización de personas que administra un patrimonio para que sus frutos sean entregados a otros sujetos ajenos a la administración de la fundación, no como sosténían los antiguos juristas, un patrimonio afectado a un fin especial.

El ser humano tiene un sentido bidimensional, es decir es:

  • Libre: Es un ente unitario, indivisible, individual, libre, creativo, estimativo, proyectivo e intercambiable. Idéntico a sí mismo.
  • Social: Coexistencial, vive en constante relación con los demás. Esto es un carácter interno del ser humano.

Es inconcebible que el derecho sea posible sin que su creador, el hombre, libre y social, siendo éste destinado a regular conductas ínter subjetivas de seres libres y capaces, además la regulación jurídica responde a exigencias de seres ontológicamente libres y sociales.

La estructura del derecho está compuesta por tres objetos heterogéneos, interrelacionados que conforman una unidad donde cada uno es indispensable para definir el derecho, donde cada una por sí sola no es derecho.

  • La vida coexistencial
  • Los valores
  • Las normas jurídicas.

Derivando de esto la definición del derecho como «el resultado de la interacción dinámica de vida humana social, valores y normas» Es decir, la regulación valiosa y obligatoria de la vida humana social.

El derecho cumple así una doble función:

  • Protege la libertad de cada ser humano dentro del contexto social
  • Asegura que dicha interrelación personal no atente contra el interés social, el bien común.

De ahí resulta que todas las conductas humanas ínter subjetivas pueden ser valoradas y normadas, jurídica o consuetudinariamente. Es decir, que el derecho es «vida social valiosamente normada.» Toda conducta humana, ínter subjetiva, es pasible a ser valorada, puede considerarse prohibida o permitida, aunque no esté expresa, dependiendo del interés de los demás, de la moral o el orden público. Hay intereses protegidos por la jurisprudencia primero y luego positivamente, por ejemplo, la intimidad y la identidad.

  1. LA COMPLEJIDAD DE LA EXPERIENCIA JURÍDICA

El derecho necesita del acontecer social, de la vida humana social, para poder regularlo tiene que comprenderlo, otorgarle un sentido valorativo. No es sólo un ordenamiento formal.

El derecho no puede regular la conducta del ser humano basándose sólo en normas jurídicas, necesita de una interdisciplinariedad, utilizando todas las ciencias sociales para regular la vida socia, cuyos aportes y los resultados reflejan la evolución de la ciencia jurídica y la comprensión del derecho. Son:

  • La lógica jurídica: Su objeto de estudio es la estructura formal del pensamiento jurídico.
  • Sociología Jurídica: Nos aproxima a la realidad coexistencial.
  • Axiología Jurídica: Estudia los valores jurídicos.
  • Ontología: Asume la discusión sobre el objeto del derecho.
  • Epistemología
    1. Existen diversas corrientes filosóficas que han intentado darle un sentido al derecho, describir y comprender la experiencia jurídica, el jusnaturalismo, positivismo, formalismo, sociologismo o Realismo, pero no reflejan la totalidad del derecho, muchas veces lo hacen son supuestos incorrectos. El jusnaturalismo es el que mejor resuelve los problemas de la dogmática jurídica, las escuelas que la han precedido no reflejan ka realidad de lo jurídico.

    2. Visión fragmentaria de la experiencia jurídica

      El jusnaturalismo está inspirado en la filosofía de la existencia, apoyada en el derecho natural.

      Ejercíó su influencia desde los siglos XVII y XVIII, elaborándose principios jurídicos, por ejemplo, el jusnaturalismo formuló la distinción entre el derecho privado y el público, regulando las relaciones entre gobernados y gobernantes. Pero el principal aporte de esta corriente es la visión axiológica del derecho. Ellos reducían el derecho a los valores como exigencias éticas, basándose en su concepción de que los valores son ideales y exigencias éticas que el derecho formal deberá recoger y que aseguran la realización de la persona en comunidad, se resuelve que los valores permiten al ser humano existir y transforma los objetos de la naturaleza en productos culturales, dándoles sentido. Ya que el ser humano es un ser estimativo, los valores pertenecen a la estructura del hombre, lo sensibiliza y vivencia, le otorgan dignidad.

    3. La Presencia jusnaturalista en la historia del derecho


      Esta disciplina, que estudia los valores, es imprescindible al ser estos valores parte de la experiencia jurídica, pero requieren de la presencia de la vida humana y de las normas. Por lo tanto no puede reducirse, como lo hace el derecho natural, a que la dimensión valorativa es el único supuesto del derecho. No existe lo jurídico sin valores, pero los valores solos no hacen derecho. Estos fundamentos del derecho natural fueron desechos y se separaron del jusnaturalismo, insertando a los valores como «parte» de la experiencia jurídica.

    4. La dimensión axiológica del derecho


      Nacíó como posible respuesta a la problemática jurídica al declinar el derecho natural. En el Siglo XIX, los juristas encontraron como respuesta al normativismo jurídico, cuyo más grande representante fue Hans Kelsen, en su «Teoría Pura del Derecho», cuya coherencia aciertos en el aspecto formal y normativo del derecho asombró a los juristas de la época.

      Para Kelsen, el objeto de estudio de la ciencia jurídica es sólo el ordenamiento normativo, donde el ser humano es solo un contenido factual de las normas y los valores una meta jurídica, excluyéndolos de la experiencia jurídica.

    5. El formalismo jurídico



    6. El sociológico jurídico

    Al hallar insuficientes las respuestas del derecho natural y del formalismo y haciéndose evidente la ausencia del contexto social en lo «jurídico», aparecíó la visión sociológica del derecho, considerando la dimensión social el objeto de estudio de la ciencia jurídica.

    Pero al igual que las otras disciplinas reducir a la dimensión social la experiencia jurídica no responde a lo que es el derecho.

No se permite realizar comentarios.