Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Moral provisional Descartes redacción

5.- MORAL PROVISIONAL

1.- INTRODUCCIÓN

            La moral provisional para Descartes en un instrumento metódico  para alcanzar su objetivo, que es la intuición de una idea clara y distinta, sobre la que no quepa posibilidad de duda. Cuando se somete a la duda, la mayor preocupación de Descartes, es saber que principios morales van a poder guiarle en su vida diaria, hasta que encuentro principios que sea absolutamente ciertos, por que como se sabe, se pueden suspender los propios juicios, creer o no creer; pero es imposible suspender los propios actos, ya que uno no puede dejar de actuar diariamente y de tomar decisiones en la vida cuotidiana. Por lo que cabe preguntarse ¿ cómo actuar pues, cuando nada es seguro, cuando no se tiene certeza de nada, cuando todo vale y, por tanto, nada vale? Descartes resuelve ésta duda, mediante la moral provisional.

2.- DESARROLLO

            Mediante la moral provisional, Descartes trata de rellenar la ausencia momentánea de certeza, mientras está elaborando su método, es decir, mientras está  conociendo poco a poco que es real y lo que no, para así tener un punto de partida a partir del cual se pueda edificar el edificio del conocimiento. Es decir, que la duda no pretende borrar el pasado, ni rechazar todos los conocimientos adquiridos sino averiguar cuáles son los principios que la duda no pueda disolver, y por tanto puedan considerarse verdaderos. La moral provisional tiene el objetivo de proporcionar unas normas que permitan actuar correctamente, durante el proceso dicho anteriormente. Tiene tres reglas o máximas : la primera máxima  consiste en guiarse por los hombres más sabios del país en el que se vive,  ya que éstos son los más prudentes, lo que nos exige observación, discernimiento y juicio. Descartes aconseja con esto, que es mejor dejarse llevar por actos  más prudentes y moderados, que por actos radicales o por la falta de la razón. La segunda máxima  consiste en que una vez se ha tomado una decisión, ser firme en ella, ya que es preferible cometer un error que la indecisión, incluso cuando no se esté seguro del todo de la decisión que se hay tomado. Descartes ejemplifica ésta máxima con el ejemplo de unos viajeros perdidos en un bosque, si éstos toman un camino y lo siguen los más rectamente posible, aún cuando no sepan a donde se dirigen, llegarán a algún lugar en el que seguramente se encontrarás mejor que en el bosque. La tercera máxima  es claramente estoica, consiste en que es más fácil modificar aquello que somos capaces de controlar ( nuestro propio juicio) que  aquello que no está en nuestras manos, (el orden del mundo, sociedad, el azar…) de esta forma, si se consigue ser dueño y controlar los propios pensamientos, uno llegará a la felicidad.  Las máximas están influidas notablemente por autores precedentes como son: Montaigne, que indica que debido a la diversidad de  costumbres, cada uno ha  de seguir las leyes, costumbres  y religión del propio país; Aristóteles que afirma que hay que seguir las opiniones más moderas y alejadas de todo exceso; los estoicos, especialmente Séneca que influye en el consejo de ser firme y constante, o en el vencerse antes uno a sí mismo antes que a la fortuna, no desear lo que no está en nuestro poder etc  y Sócrates y Platón en el intelectualismo moral al afirmar que ha decidido emplear la vida en cultivar la razón pues “ basta con juzgar bien para obrar bien”.Finalmente, Descartes da un conclusión , en la que nos recomienda seguir la mejor ocupación de los hombres, que es la filosofía, el cultivar la razón, y llegar al conocimiento de la verdad, ya que si se tienen unos buenos principios, éstos no pueden llevarnos a cometer errores.

3.- CONCLUSIÓN

La moral provisional, es tan solo una moral de moderación, para no caer en el amoralismo, es decir, la falta de moral, en un momento de la vida en la que no se tiene ningún tipo de certeza sobre nada, pero en el que es imposible suspender los actos propios, ya que durante toda la vida se hacen elecciones y se toman decisiones constantemente. De ésta forma, a la hora de tomar decisiones  se pueden seguir una serie de reglas o máximas en las que está basada ésta moral provisional, para que así resulte menos complicado, la primera es seguir el ejemplo de los más sensatos del país en el que se viva, la segunda ser firme con las decisiones que se toman y seguirlas, y la tercera, que es más fácil modificar algo de lo que eres dueño y que depende de ti mismo, como tus juicios. Descartes obtiene éstas máximas de influencias de autores precedentes. Como conclusión, indica que es mejor que cada hombre se dedique a la mejor ocupación (estudio, filosofía…) ya que lo conducirá hacia la felicidad.  Aunque en la moral provisional se corre el riesgo del error, hay que evitar por todos los medios la indecisión , ya que es mucho mejor tomar una opción y cometer un error, que quedarse paralizado y no actuar. De ésta forma. Descartes presenta su moral provisional.

No se permite realizar comentarios.