Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Cual es la manera según Kant de elegir la recta acción

Diferencia entre ética y moral


:

Moral:


Como sustantivo, es el conjunto de las normas surgidas de las costumbres y usos de una cierta tradición cultural o grupo social; habitualmente calificamos como “moral” (entendido como adjetivo) a quienes cumplen adecuadamente con esas normas.

Ética:


es el estudio filosófico de la moral; se ocupa de argumentar y justificar racionalmente las normas o conjunto de normas morales; también analiza el estatuto de los valores (lo bueno y lo malo en relación con las acciones humanas) que esas normas reivindican. En este sentido, la ética es universal y mas amplia que la moral, la cual pertenece siempre a una situación social e histórica dada.

Inmoral es cuando no cumple con esa norma o altera los usos y costumbre. Pero acciones típicamente humanas como lavarse los dientes a la mañana o acostarse temprano no son morales buenas ni malas. Hay acciones que no son ni morales ni inmorales; de hecho, una gran porción de nuestras decisiones y acciones cotidianas están afuera de ámbito moral y para la filosofía son, en este sentido, amorales.

Ética de Aristóteles, actuamos bien y si nos preocupamos por que nuestras acciones coincidan con valores positivos algo fundamental para nuestra vida. La felicidad
Satisfacción personal, tranquilad de conciencia, bien común.
Ética materiales especifican que hacer contenido de la acción.
Hay filósofos que buscas y se preocupan por establecer como se dirige la acción moralmente buena o de acuerdo con que modalidad debe ser realizada la acción, al margen de las acciones concretas que se realicen y de los fines particulares que se persiguen, En una ética formal se preocupa por el modo de actuar, y no de un contenido concreto que debe alcanzarse.

Toda virtud sera siempre  virtud  humqba y humanamente condicionads. 
termino medio entre exceso  y defecto,  la virtud es un equilibro.  Este termino,  está a una distancia  igual de un extremo quede de otro,
es equidistante.
El  que posee virtud de la Valentía es  quien  sabr mantenerse entre la actitud  cobarde y la temeraria que  son dos vicios.  El  virtuoso es el hombre  que  logra una tendencia general en  su vida a elegir el  termino medio,  evitando el exceso y el defecto.
Las situaciones y el mismo cambian con el  tiempo. Para Aristóteles la  felicidad  es una cierta plenitud que  se construye a lo largo  de la vida  eterna.  Debería  ayudar  a hacer  frente a esa  situación  difícil.  Así la  felicidad  podría  pensarse para  Aristóteles,  como una armonía constituida a lo largo  de la vida.  solo podremos decir  con criterio que  alguien fue  feliz,  cuando podamos ver el conjunto total  de su vida.
Aristóteles  diferencia  otro tipo de virtudes: kas virtudes dianoeticas,  se deben a la actividad intelectual,  la sabiduría,  la ciencia,  o la comprensión.  En cambio las  virtudes éticas son las que  todos  tenemos en mente cuando  se habla  de
virtudes,  Aristóteles  las define  como  las formas  de funcionamiento excelente de la parte  del alma que  puede  ser definida tanto  racional o irraciac
Kant sostuvo una posición radical,  considera que a partir de una formula los seres humanos podemos decidir si nuestra  relación  es moralmente buena o no. En
cambio roussrau sostiene que  la autentica hazaña del  ser humano  no reside en la Claridad en la inteligencia si no en la intimidad de su moral
Rousseau descubrió en el elemento moral lo  que constituye la unidsd dr la naturaleza humana,  así como Newton descubrió el principio que une a todas las leyes de la naturaleza física
en  la 1° etap,   Kant considera que nuestro juicios morales se basan en el  sentimiento ético,  según  la cual los conceptos morales se basan en la  razón  pura.
la kantiana es una ética formal independiente de la experiencia.
En la fundamentación de la metafísica de las costumbres  Kant presenta sintéticamente su sistema moral.  Lo único absolutamente bueno es la buena  voluntad
La bondad  de la  buena voluntad,  no  esta dads por  lo q logra la buena voluntad  es buena exclusivamente  por si misma.
el filosofo Carpí,  explica la Concepción kantiana  de buena voluntad

Según Kant, los seres humanos no han sido dotados de buena voluntad para perseguir la felicidad: observa el instinto. La voluntad no es buena como medio para OTRO FIN sino buena en sí misma, es el bien más elevado y la condición de todos los demás bienes, incluida la felicidad

. Deber

Buena voluntad, bajo ciertas restricciones y obstáculos subjetivos, colocado bajo ciertos impedimentos que no le permite manifestarse por si sola. El hombre es racional y sensible, sus acciones están determinadas en parte por la razón y en parte por sus INCLINACIONES:
El amor, el odio, los gustos etc. En el hombre hay una tensión entre la racionalidad y las inclinaciones.
La buena voluntad manifiesta en la tensión o lucha con las inclinaciones, como una exigencia. La buena voluntad se llama deber, Kant las distingue: actos contrarios al deber, actos conformes al deber (por inclinación mediata o por inclinación inmediata) o actos por deber.
1) se está ahogando, le debo dinero (movido por una inclinación avara) dejo que se ahogue: es contraria al deber.
2) se está ahogando en el rio, me debe dinero a mí: corro a salvarlo:

Conforme al deber

No es un acto moralmente malo, pero tampoco bueno. El motor de la acción ha sido la inclinación (el deseo de recibir el dinero), además una INCCLINACION MEDIATA actué porque esa persona salvada es un medio para recuperar el dinero. 3) se está ahogando es un ser amado y me arrojo a salvarlo: acción conforme al deber. Sin embargo, lo hice movido por una inclinación inmediata.
Acto moralmente neutro: ni malo ni bueno. 4) se está ahogando es un desconocido o enemigo, el deber me dice que debo salvarlo, como a cualquier ser humano y entonces me esfuerzo por salvarlo: acción realizada por deber y no por inclinación: tenemos una acción moralmente buena.
Kant considera un ser humano actué movido tanto por la inclinación como por el deber: para la determinación de la bondad moral de un acto es preciso distinguir los dos motivos y asegurarse de que la moticaivn fundamental ha sido el deber.

La moralidad como sentimiento


. La presencia de inclinaciones viene siempre a empañar una acción moral, Kant debe explicar por qué queremos cumplir con el deber. Acepta que existe un sentimiento, en última instancia es una inclinación, que nos lleva al bien. Es nuestro apego hacia el deber.
Se trata de un sentimiento a priori. Está en la base de toda acción moral buena, es el único sentimiento valorado dentro de la moralidad y es, además, necesario para que la propuesta kantiana funcione. Lejos de propones un sentimiento de felicidad o de placer como guía para la buena decisión moral, Kant dice que el cumplimiento del deber nos generara un sentimiento de deber cumplido, de satisfacción de conciencia, que es único sentimiento que se genera con nuestra buena voluntad. Para este filósofo, no estamos llamados a la felicidad, sino a la obligación.

Actúa por deber es, hacerlo por respeto a la ley moral, consiste en buscar cual es la máxima o el principio por el cual se activa: el imperativo al que se ajusta el propio acto: el imperativo hipotético:
No debo matar si no quiero ir preso. Quiero cumplir con el principio que sigo. La acción depende de esa condición que se impone desde fuera. Dependo del cumplimiento de eso exterior.

El imperativo categórico:

independientemente del fin que quieras alcanzar, actúa de tal o cual manera. Otra de manera tal que puedas querer que la máxima de tu acción se convierta en ley universal. No debo matar, y no debo hacerlo al margen de las consecuencias que luego me traiga esa acción. El imperativo categórico es propio de una voluntad autónoma.
La voluntad está determinada por el deber, y la acción cumple cabal y completamente lo que se debe hacer.

el imperativo categórico se diferencia del hipotético en que no depende de ninguna circunstancia particular par que imponga su cumplimiento. El deber se impone sin más, porque todo deber es absoluto.
una máxima: decidí no mentirle al director, incluso perjudicando a mi amigo, considere que debo decir la verdad y evitar la mentira en toda circunstancia, mentir o no:

Principio subjetivo de mi acción

Esa es la máxima de mi acción.

Ley universal


Una máxima que tiene validez para todos y en todos los casos

Kant ofrece diversas formulaciones del imperativo categórico. En su segunda formulación, se proyecta en un concepto del hombre como fin en sí mismo. De modo que cada hombre debe ser siempre pensado, en el marco de nuestra acción, como un fin en sí mismo, Kant entiende que cada hombre debe ser valorado por igual, pues esto sería actuar por inclinación, por un fin en particular, privado o egoísta. La tercera formulación del imperativo categórico se hacer más abstracta y sitúa la responsabilidad de cada hombre dentro del panorama general de la acción moral.

El pensador inglés son Stuart Mill pensó que todo hombre desea la felicidad y agrego que la comunidad en la que vive debe ayudarlo a procurársela. Pues considera que es atreves de la virtud que puede conseguir la felicidad. Al señalar que es necesario apelar a la razón para determinar qué es lo moralmente bueno, aunque agregar algunos elementos de la Ética de Hume. Mil concibe al hombre como un ser sensible y racional. Todo hombre, supone mil busca el mayor placer que le es posible obtener. La meta última de nuestra vida es este placer, que además da sentido al resto de los placeres que buscamos su perspectiva esto sólo puede conseguirse en una situación de igualdad entre todos los hombres, en un clima de relaciones sociales l amables y sobretodo solidarias. El placer buscado igual a la felicidad. Mil considera que la búsqueda natural propia de todo hombre hacia la satisfacción del placer debe integrarse con La reflexión sobre sus placeres y formas de goce. El planteo inserta al hombre en su concreta condición social y comunitaria. Mil fórmulas el principio de utilidad basado en el principio de mayor felicidad que ya había formulado su maestro Jeremy dice que las acciones son correctas en la medida en que tienden a promover la mayor felicidad (placer y ausencia de dolor) para la mayoría. Y serán incorrectas en la medida en que tienden a producir lo contrario a la felicidad. Mil comprende que el placer y la liberación del dolor como aquello que es útil. El hombre tiene facultades superiores a las bestias, los placeres que busca también serán superiores. Mil considera que estos placeres superiores son los placeres intelectuales, contrapuestos a los corporales.
Los placeres superiores serán más deseables para el hombre que los placeres inferiores.
Nadie prefiere ser ignorante, bruto o sinvergüenza, supuso conocer lo contrario de esto y cree que es capaz de realizarlo.
Un ser con capacidades superiores desarrolladas necesita más para sentirse pleno y feliz. Cuanto más simple sea alguien, más fácil le resultara satisfacerse. El ser cuyas capacidades de goce son pequeñas tiene más oportunidades de satisfacerlas plenamente, un ser muy bien dotado siempre considerara que cualquier felicidad que pueda alcanzar, tal como el mundo está constituido, es imperfecta. Pero puede aprender a soportar sus imperfecciones, son en algún sentido soportables. Es mejor ser un ser humano insatisfecho que un cerdo satisfecho, mejor ser un Sócrates insatisfecho que un necio satisfecho. Y si el necio o el cerdo opinan de un modo sintió es a causa de que ellos solo conocen una cara de la cuestión. Vale decir que un ser superior esta en mejores condicione para juzgar lo bueno, y aunque a veces no pueda alcanzarlo, no estará dispuesto a perseguir lo inferior, porque eso siempre va a dejarlo en condiciones de insatisfacción. Muchas veces los seres humanos nos orientamos, por una cuestión de comodidad, hacia metas inferiores. Todos sabemos que es mejor aprender que pasar la vida en la ignorancia. Somos débiles y nos sentimos inclinados a preferir el placer más próximo, ante otro placer percibido como más lejano. Mil asume que los goces superiores, las aspiraciones elevadas y los gustos intelectuales son más fáciles de perder o de relegar frente al placer inmediato. Lo que hace falta es promover socialmente el cultivo de la nobleza, el desarrollo a procurar siempre una vida libre de dolores y colmada de deisfrut4es, y se dará cuenta de que esto es posible solo si la sociedad e su conjunto desarrolla lazos de solidaridad estables y duraderos. Mil señala dos grandes causas de la insatisfacción humana:
el egoísmo y la falta de cultivo de la vida intelectual.
El espíritu de sacrificio y el sufrimiento por el sufrimiento mismo no conducen a la humanidad hacia ningún lado. Si alguien se sacrifica debe asegurarse bien de que ese sacrificio redunde en beneficio de muchos hombres. Nadie está obligado a renunciar su cuota de placer (felicidad) al contrario, solo este placer es lo que hace que la vida valga la pena. La sociedad toda debe preocuparse por promover el bienestar general y debe hacer todo lo posible por armonizar los intereses individuales con los de la comunidad. La educación y la formación de los individuos son el instrumento que permite unir la felicidad individua a la comunitaria.
la idea utilitarista de que las miserias y el estado penoso en que se encuentra la humanidad, las calamidades profundas, la infelicidad tienen su causa pura y exclusivamente en el hombre. Lo único que deberíamos hacer los hombres es propónérselo y esforzamos por este fin. Mil exhibe una actitud optimista respecto de la capacidad del hombre de acrecentar la cuota total de felicidad disfrutada por la humanidad.

En una humanidad sana cada uno se afianzaría en lo que el filósofo llama su voluntad de poder, su fuerza vital que se afirma en la vida de manera natural, incluso animal. Pero como esa voluntad comenzó a mostrarse y sentirse débil, volvíéndose una voluntad degradada y enferma, busco formas de compensación en la razón. A juicio de. Nietzsche, la razón elaboró sistemas éticos (sistema de valores, polarizando la vida en “Bueno” y “malo”) y sistemas gnoseológicos (establecieron la dicotomía “verdadero” y “falso”): todo sistema científico y moral por considerarlos herramientas de dominación, medios para igualar los hombres en su obediencia y sumisión. A su juicio, la debilidad de la voluntad se manifiesta en dos tipos de enfermos: el sabio, en el ámbito del conocimiento, y él asceta, en el ámbito moral. Se trata de una profunda depresión de la fuerza vital, sostiene Nietzsche nos convence de que debemos ser piadosos, virtuosos, generosos; pero esta prevención solo nos obliga a “portarnos siempre bien” y a someternos, y mostrar que la historia de las ideas es la historia de un error, sino también a proponer nuevas verdades, es preciso no seguir a la razón, sino a la voluntad rehabilitada, fuerte e imperante

 Pesimismo y optimismo de la voluntad del poder Nietzsche toma la imagen del cosmos como una voluntad que lucha por desear, por extenderse que arrolla todo a su paso y que no surge de una razón organizada, sino más bien del impulso ciego, Nietzsche considera que, si hay sufrimiento, pero también hay alegría, una profunda exaltación. Nietzsche considera que el yo es una ilusión y entonces adopta un punto de vista descentrado para contemplar el juego que eternamente fluye de las fuerzas que componen la voluntad de poder.
Este juego se le aparece, pues, como gozoso (aventura del pensamiento)

Ética Nietzscheana es motivo de controversia, en primer lugar, la escritura filosófica de Nietzsche es más literaria que sistemática: el filósofo nunca llegó a elaborar la forma de un sistema completo. En segundo lugar, por el uso polémico y en gran medida ilegitimo que, de las obras de Nietzsche, la larga enfermedad psiquiátrica del filósofo y tras su muerte manipulo sus escritos dándoles un sesgo nazi. En tercer lugar, Nietzsche no llega a hacer una presentación coherente del punto de vista moral desde el cual critica la moral convencional y es difícil encontrar donde se sitúa el propio Nietzsche en torno a cuestiones como la valoración de la crueldad.
La reflexión ética de Nietzsche, una especie de Psicología y genealogía de la moral. Contra el punto de partida cristiano, que predica que son los pobres y los débiles los que llegaran al cielo, mientras que la fuerza y la ignorancia son valoradas negativamente.
La trama inventada por débiles para legitimar su represión contra los fuertes
los aristócratas que se sienten pertenecientes a un orden  superior al del resto de la humanidad
Emplean palabras como bueno, a sus ideales y a sus carácterísticas y desprecian a los demás como plebeyos, vulgares, cobardees y designan sus caract.  como malos. Esta es la moral de los amos.
Los pobres y débiles resentidos por el poder y la riqueza dar los aristócratas establecen su propio sistema de valores como los ricos

a esta situación de Nietzsche la denomina transvaloración de los valores, considera entonces que debemos luchar contra la dominación de esa moral de esclavos, a su juicio Kenny, entendía que la salida trascender los límites del bien y del mal e introducir una segunda transvaloración de los valores.

La gente al darse cuenta que el cristianismo no es una creencia aceptable y que Dios está muerto. 
Somos libres de expresar nuestra voluntad a vivir.  Pero nuestra voluntad a vivir, no ha de ser como a uno le favorezca los débiles haz de ser voluntad de poder
la conciencia del ejercicio del poder.
Máxima realización del poder humano será la creación del superhombre, el cual no se logra por más de ejercicio de voluntad.

No se permite realizar comentarios.