Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Contexto histórico en el que surge el marxismo

6 El Eterno Retorno como Criterio Moral (253)


El despliegue de la voluntad del Superhombre descansa en el concepto del eterno retorno, formulado, en Terminología kantiana, como el imperativo categórico de actúa siempre en tu vida de tal manera que puedas querer siempre que cada cosa que haces o te Ocurre suceda eternamente. Esta propuesta obligaría al individuo a intentar Ser feliz y aceptar la vida de un modo alegre y pleno, evitando caer en la Opresión o impersonalidad. Sin embargo, este criterio de moralidad inmanente También puede concebirse como una crítica hacia la tradición, que antepone lo Ultraterrenal a la vida mundana, así como a la modernidad, que desvaloriza el Presente en pos del desarrollo futuro. Ante estos ideales trascendentales, Nietzsche propone amar la vida lo suficiente como para no ubicar su sentido Fuera de ella, así como salvar el pensamiento volviendo a las antiguas fuentes Del pensamiento occidental, anteriores al dogmatismo platónico-cristiano.

7 El Raciovitalismo de Ortega (introducción)


El raciovitalismo de Ortega se Define como el intento de conjugar la vida con la razón, lo dionisíaco con lo Apolinio, superando críticamente las contradicciones que se dan entre ambas, Tanto los excesos irracionalistas del vitalismo como los antivitales del Racionalismo. Este objetivo supone una nueva concepción de la razón, pasando de Una razón pura a una razón vital, una que debe estar al servicio de la vida, Como un instrumento ante los problemas que nos presenta la vida en cada uno de Sus puntos de vista, recuperando el perspectivismo nietzscheano. Esta razón Vital conduce irremediablemente a la razón histórica; el hombre no tiene una Naturaleza inmutable, sino que es, en cada tiempo, y en buena medida, lo que Hereda de sus antepasados, legado que puede ser difundido o dilapidado. En Definitiva, el raciovitalismo de Ortega se configura como el intento de Otorgarle cierto sentido a algo que carece totalmente de ello, crear un proyecto a partir de meros procesos biológicos.

8 Razón y Vida; el Papel de la Razón (300)


En filosofía, siempre ha imperado La razón pura, la razón que ha creído necesario prescindir de las Peculiaridades personales para alcanzar un conocimiento universal y eterno. Sin Embargo, la concepción de la vida como realidad radical, unida a su doctrina Perspectivista, llevan a Ortega a  sustituir la razón pura por su Vertiente vital, la cual servirá para que el yo descubra el horizonte de Posibilidades que tiene a su disposición para emprender su proyecto personal; vida Significa la inexorable forzosidad de realizar el proyecto de existencia que Cada cual es. Así, el filósofo madrileño considera que todas las Dimensiones cognoscitivas del hombre se hallan trabadas con la vida, Conformando estas herramientas racionales (razón, cultura) la balsa que nos Protege del caos originario que es la vida. Para él, la vida que vamos viviendo Es la realidad donde la razón adquiere sentido, al mismo tiempo que ese Raciocinio consigue poner orden en la anárquica vida.

9 El Yo y sus Circunstancias; la Vida como Proyecto (301)


Según Ortega, vivir es sentir Algo, querer algo, pensar algo, es la coexistencia necesaria entre el yo y el Mundo exterior para la realización del proyecto vital, la vocación de cada Individuo; la vida es el hecho primario sobre el que debe basarse toda filosofía, El cogito de la nueva filosofía en palabras de García Morente. Esta Vida, entendida como realidad radical, se caracteriza por su multiplicidad (ser Es devenir), admitiendo innumerables perspectivas personales, cada una de Las cuales posee una gota de verdad (sierra de Guadarrama desde Madrid o Segovia). Esta visión perspectivista surge del hecho de que el ser humano vive En unas circunstancias concretas, las cuales condicionan sus posibilidades Vitales, yo soy yo y mis circunstancias. Sin embargo, y a diferencia del Escepticismo incapaz, el perspectivismo considera que, en la búsqueda de la Verdad, su multiplicidad puede ser unificada mediante la complementariedad de Las perspectivas. Así, la visión de cada individuo será insustituible y Necesaria (individualismo) para acercarnos progresivamente a la verdad absoluta E inmutable. Por lo tanto, Ortega afirma que la verdad es histórica, se va Construyendo con cada individuo y con cada generación, logrando, con el paso Del tiempo, una mayor objetividad en el conocimiento de la realidad.

10 La Vida como Biografía y como Historia (302, introducción)


Siguiendo el esquema del Raciovitalismo, Ortega considera que el hombre necesita conocer para Orientarse, situarse en el mundo y acomodarlo a sus necesidades; no se puede Vivir sin interpretaciones del mundo. El madrileño distingue 2 tipos de Pensamientos: ideas y creencias. Mientras que las primeras son el fruto directo De nuestra actividad intelectual y vital, las segundas hacen referencia a Aquellos contenidos que cada hombre y cada generación se encuentra ya hechos Y acepta de manera irreflexiva e indiscutible (cultura, tradiciones, Costumbre). Estos dogmas no siempre se formulan de manera expresa, sino que Operan desde el fondo de nuestra mente, contamos con ellos a la hora de Dar un sentido a la nuestra vida; las ideas se tienen y en las creencias se Vive. Sin embargo, Ortega reivindica la necesidad de poner en práctica las Ideas propias, aunque sean contrarias a las creencias preestablecidas, Constituyendo esta rebeldía condición inexorable para el progreso. Esta Rebeldía también supone alejarse de la alienación marxista, siguiendo cada Individuo su propia vocación, en la construcción de sí mismo y de su proyecto Vital. Por lo tanto, el madrileño concluye afirmando que el ser humano es lo Que ha sido, el hombre no tiene naturaleza sino que se halla sometido al Devenir histórico; la vida es un proyecto inacabable que va abríéndose Progresivamente a nuevos horizontes, tanto de progreso como de retroceso. En este último grupo, Ortega situó a la rebelión de las masas en busca del poder, Proceso generalizado en su contexto histórico, y basado en el intento de Esconder la mediocridad individual en el anonimato de la colectividad. Ante Este fenómeno, el cual rompíó los esquemas de la cultura occidental de la época, Ortega aboga por la vuelta a la filosofía, a la razón histórica, como Medio para integrar creencias y metafísicas, procedentes de la Complementariedad del perspectivismo.

No se permite realizar comentarios.