Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Palabras relacionadas con plantaciones comerciales

TEMA 4 LAS VARIEDADES SOCIOCULTURALES Y LOS REGISTROS IDIOMÁTICOS: Clases y principales rasgos


Dentro de una lengua se pueden distinguir tres variedades: a) Variedades geográficas o diatópicas: son las variedades de una lengua en las distintas zonas territoriales (dialectos). Son dialectos del español las variedades septentrionales, el andaluz, extremeño, murciano, etc. B) Variedades sociales o diastráticas: se establecen entre los distintos estratos socioculturales de los hablantes. Los sociolectos (o niveles de lengua), las jergas y los argots son variedades sociales. C) Variedades diafásicas o situacionales: son las relacionadas con la situación comunicativa. No empleamos el mismo registro en el bar que en un examen. Dependiendo de la situación usaremos un registro coloquial o un registro más formal. 

Variedades sociales: causas y factores, niveles de uso y jergas

A la variedad lingüística determinada por causas socioculturales se le llama sociolecto.
Las causas sociales y culturales más influyentes en los sociolectos son: • el hábitat: el lenguaje rural es menos cuidadoso en la pronunciación y más conservador en el léxico. Se caracteriza por su aislamiento y su resistencia al cambio. Por el contrario, el lenguaje urbano es más renovador porque está influido por las modas lingüísticas y los cambios. • la edad: se suelen establecer tres grandes grupos (de 20 a 40 años, de 40 a 60 y de 60 en adelante). Los menores de 20 años suelen utilizar una lengua marcada por las fugaces modas lingüísticas. • la profesión: contribuye a que haya diferencias sobre todo en el nivel léxico- semántico, o sea, en cuanto al vocabulario. • el nivel sociocultural: es el factor que más influye en la aparición de distintas variedades sociales. Por norma general, las personas de mayor nivel sociocultural utilizan una lengua más cuidada y culta, mientras que las personas menos instruidas usan una lengua menos cuidada. Sin embargo, la escolarización obligatoria y los medios de comunicación están contribuyendo a unificar el uso lingüístico de los hablantes. Teniendo en cuenta estos factores y causas podemos distinguir cuatro niveles de lengua o variedades socioculturales: 1)

Nivel culto

Utiliza un lenguaje más cuidado en todos los planos (fónico, morfosintáctico y léxico). Algunos de los rasgos más destacados serían: -no admite relajaciones en la pronunciación (-d- intervocálica) -no comete vulgarismos fónicos -precisión y riqueza en el uso de tiempos verbales -construcciones sintácticas adecuadas, mayor abundancia de or. Subordinadas… -mayor riqueza léxica, vocabulario más amplio y preciso 2)

Nivel medio

Es un nivel estándar, correcto pero menos perfecto que el nivel culto.
Es el que usan los hablantes con un nivel sociocultural medio y el que se usa, por ejemplo, en los medios de comunicación. 3)

Nivel popular

Se caracteriza, entre otras cosas, por: -economía de medios lingüísticos: oraciones inacabadas, elipsis, frases cortas,… -uso de ‘muletillas’ (frases que se repiten mucho por hábito) y palabras como ‘bueno’, ‘pues’ -uso de frases hechas, proverbios y refranes -uso de interjecciones (¡Joder!, ¡Por Dios santo!), expresiones enfáticas (‘mogollón’, ‘qué fuerte’) y sufijos aumentativos, diminutivos y despectivos (gentuza). 4)

Nivel vulgar:

es el nivel más bajo. El hablante descuida su lengua no voluntariamente, sino por falta de formación cultural, lo que se suele dar en la clase social baja. El rasgo peculiar de este nivel es la alteración de las normas de la lengua, utilizando una serie de incorrecciones lingüísticas que se conocen como vulgarismos.
Algunos de estos vulgarismos son: Plano fónico: -Desplazamientos acentuales: máestro, telégrama -Alteraciones vocálicas: dispertar, sigún, sais -Cambio de consonantes (‘b’ y ‘g’ por ej.): abujero, güeno, agüela -Relajación de fonemas: esperdiciar, pa (para), piazo (pedazo) -Contracciones como d’allí, s’arrepiente -Metátesis o cambio de orden de alguna letra: probé, Grabiel, cocreta -Adición de fonemas o sílabas iniciales (prótesis): amoto, arradio, amatar Plano morfosintáctico: -Alteraciones de género: cuala, la reuma -Alteraciones verbales: conducí, satisfací, cantastes, pusiendo -Laísmo: la miré las piernas -Alteración en el orden de los pronombres me, te, se: te se fue, me se vio. -Dequeísmo: pienso de que es mejor Plano léxico-semántico: -Empleos arcaicos o antiguos: enantes, cuantimás -Formación y empleo de hipocorísticos y apodos: Nacho, La Pelos, Tico -Confusión de palabras: cláusulas por cápsulas, adición por adicción .  JERGAS: las jergas son lenguajes específicos empleados por determinados grupos sociales, relacionados por su profesión u ocupación. Sólo las emplean con miembros de su mismo grupo. El término argot tiene casi el mismo significado, aunque tiende a emplearse para referirse a lenguajes de grupos marginales (delincuentes, drogadictos, etc.). Podemos distinguir las siguientes jergas profesionales: -la jerga científica: caracterizada por el uso de tecnicismos y términos ignorados por el hablante medio. Por ejemplo, la jerga de los médicos. -la jerga artesanal: carpinteros, albañiles, fontaneros… Además de las jergas profesionales, cualquier grupo suficientemente diferenciado puede tener su jerga. La jerga sirve para cohesionar y unir al grupo, empleando expresiones que la gente que no pertenece al grupo no entiende ni comparte. Ejemplos: –jerga de los estudiantes: formado por expresiones que se ponen de moda en una época y pasan pronto: ‘vacilar’, ‘guay’, ‘¿qué pasa neng?, tronco, mola mazo… –argot de los delincuentes: tiene una función encubridora o críptica, ya que muchas veces las palabras se utilizan para ocultar hechos (p. Ej. Para que no se entere la policía). 

Variedades diafásicas o situacionales:

Son las variedades relacionadas con la situación comunicativa.
Se llaman registros o variedades diafásicas.
El hablante de una lengua debe saber escoger el registro adecuado para cada momento, según las circunstancias en que se produzca la comunicación. La elección de uno u otro registro viene determinada por una serie de factores: • el medio o canal de expresión utilizado: es distinta la lengua oral que la escrita. • el tema o materia tratados: no empleamos el mismo registro para hablar de fútbol que para hablar de política, filosofía o literatura. • la situación en que se produce la comunicación y el tipo de relación entre los interlocutores: se utiliza un tono más formal y cuidadoso cuando hablamos manteniendo las distancias sociales (con los superiores, la policía, médicos) y un registro informal, espontáneo y coloquial cuando hay confianza (amigos, familia) Se distinguen dos variedades diafásicas principales: a)

Variedad o registro coloquial

: es un registro natural, espontáneo, semejante al nivel social popular, cuyas carácterísticas más destacadas se pueden aplicar a este registro. B)

Variedad cuidada o registro culto

Se emplea en las situaciones más formales y sus carácterísticas coinciden con el nivel social culto. 

No se permite realizar comentarios.