404 Not Found


nginx/1.14.0 (Ubuntu)
Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Lengua

Diacrónicas castellano medieval

Diatópicas  andaluz

Diastráticas nivel culto y vulgar

Diafásicas  coloquial y formal

1-. Hipérbole

Esta figura es la protagonista de aumentar o disminuir en exceso cualquier expresión. Además, las hipérboles pueden ser literales o figuradas. Así, podemos definir como esta figura retórica los siguientes ejemplos:

  • He dejado la casa como los chorros del oro.
  • Tengo tanto hambre que me comería una vaca entera.
  • Ese chiste que me contó Laura me hizo morir de la risa.

2-. Personificación

Otra de las figuras retóricas más comunes es la de la personificación. Esta figura consiste en darle personalidad a objetos o conceptos abstractos. Es un recurso ampliamente utilizado en poesía o en fantasía.

  • Un viento furioso le removíó el cabello al salir de casa.
  • El coche se quejaba cada vez que María lo usaba.
  • La alarma le gritó que el tiempo de descanso había terminado.

3-. Metáfora

Mediante el uso de la metáfora, el escritor usa figuradamente el lenguaje. Suele aparecer entre analogías o semejanzas entre dos ideas o conceptos. Así, podemos decir que una metáfora se compone de dos partes básicas: un concepto real (al que se hace referencia) y un concepto imaginario (que refiere al real). Por ejemplo, son metáforas:

  • Está en las nubes.
    Esta metáfora se refiere a un momento único y especial.
  • Sus cabellos de oro y sus ojos de negra noche.
    Compara el color del oro con el rubio del pelo, así como el negro del cielo oscuro con el color negro de sus ojos.
  • El tiempo es oro.
    Son dos conceptos que se asemejan por ser ambos muy valiosos.

4-. Hipérbaton

Otra de las principales figuras retóricas es la hipérbaton. Esta figura consiste en la alteración del orden natural de las palabras. Su uso se relaciona con la rima o la métrica de la poesía. Asimismo, se utiliza para enfatizar ideas y darle un toque elegante a una narración. Además, son figuras de rápida identificación. Por ejemplo, son hipérbaton las siguientes frases:

  • Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar. Este verso de Gustavo Adolfo Bécquer es un claro ejemplo de hipérbole.
    Su orden natural sería: Las oscuras golondrinas volverán a colgar sus nidos en tu balcón.
  • Si mal no recuerdo… Ejemplo de hipérbaton de uso común y cotidiano. Sin embargo, el orden lógico sería «si no recuerdo mal…».
  • Miedo me da que vuelva a suceder.

5-. Paradoja

Una paradoja es una figura retórica en la que se enfrentan dos conceptos contradictorios. La paradoja es comúnmente confundida con la antítesis (que analizaremos en el punto 6) o el oxímorón, que se define como dos palabras contiguas que se contradicen (frío abrasador). Veamos algunos ejemplos de paradoja:

Solo sé que no sé nada. Si quieres paz, prepárate para la guerra.
Paredes altas no hacen palacio.


6-. Antítesis

Esta es otra de las principales figuras retóricas. La antítesis consiste en la oposición entre dos expresiones o ideas. Se diferencia de la paradoja por no tener contradicción entre las oraciones o palabras que se contraponen. Por ejemplo, son atítesis:

  • Es tan corto el amor y tan largo el olvido.
  • Cuando quiero llorar, no lloro, y a veces, lloro sin querer.
  • Quiero olvidarte y sin querer te recuerdo.

7-. Onomatopeya

Con la onomatopeya podemos representar de manera escrita un sonido. Algunos ejemplos de esta figura retórica serían el ¡Miau! Del gato o el «Click» al pulsar un botón.

8-. Ironía

Figura retórica muy utilizada tanto en nuestras conversaciones cotidianas como en los textos narrativos y escritos. Se trata de decir una cosa dando a entender justo lo contrario. Por ejemplo:

  • Soy tan inteligente que a veces no entiendo una palabra de lo que digo- Óscar Wilde.
  • ¡Menos mal que te hice caso! Esta frase se refiere justo a lo contrario, y se refiere a «por hacerte caso, mira qué ha pasado».
  • Pasé una bonita tarde, esperando a que me llamaras. Pone el énfasis en que la tarde fue aburrida porqué su interlocutor no le llamó.

9-. Pleonasmo

Es una figura retórica que se utiliza para dar redundancia a una afirmación o situación. En el pleonasmos se añaden vocablos o palabras que enfaticen el sentido de la oración. Veamos algunos ejemplos:

Todos y cada uno de mis amigos. Salíó volando por los aires.
Lo vi con mis propios ojos.


10-. Perífrasis

Finalmente, el último de las principales figuras retóricas que veremos hoy es la perífrasis. Se trata de aquellas oraciones o frases que agregan más vocablos de los necesarios para explicar algo de manera indirecta o dando rodeos. Por ejemplo:

  • Mario dio ayer su último suspiro.
    Esta perífrasis quiere decir, de manera simplificada que Mario murió ayer.
  • He estado por aquí alguna que otra vez.
    En vez de decir, por ejemplo, ocasionalmente.

No se permite realizar comentarios.