Apuntes para todos los estudiantes y cursos

La novela después de la Guerra Civil

LA NOVELA DURANTE EL FRANQUISMO


En la novela existen dos grupos de escritores:
– Los novelistas cercanos al régimen franquista:
novelas de tipo heroico donde se exaltaban los valores del
bando vencedor.
– Los novelistas que no compartían esos ideales estuvieron silenciados por la censura, que controlaba la
entrada de las novelas europeas y norteamericanas.

1. La novela existencial de la década de 1940

Los autores de la novela existencial, obligados por la censura, convierten los problemas sociales en
problemas existenciales e individuales. La familia de Pascual Duarte (1942) de Camilo José Cela y Nada
(1945) de Carmen Laforet pertenecen a este grupo.
Las carácterísticas de la novela existencial son:
Tratamiento lineal del tiempo.
– Protagonista frecuentemente desorientado o marginado.


– Narración en primera persona con predomino del monólogo interior.
(NARRADOR PROTAGONISTA)


4. Miguel Delibes


El amor a la naturaleza y la defensa de los más débiles, junto con una crítica rotunda a los prepotentes y
los opresores son los temas de sus obras.
El lenguaje literario busca la sencillez y la claridad, con un vocabulario muy rico. En sus obras se reflejan
todos los registros lingüísticos.
Entre sus obras destacan:
– El camino (1950) narra los recuerdos de un niño que debe abandonar su pueblo y sus amigos para ir a
estudiar a un internado de la ciudad.
– Cinco horas con Mario (1966) es el largo soliloquio de Carmen ante su marido muerto la noche de su
velatorio. Durante las cinco horas que habla Carmen pueden verse las diferencias que separaban al
matrimonio: ella, una mujer tradicional, religiosa, falangista y Mario, un catedrático de ideología liberal
que defiende los derechos de los desfavorecidos.
– Los santos inocentes. Ambientado en espacios rurales extremeños. Refleja la realidad opresora de los
“señoritos” frente a los más desfavorecidos”: Caciquismo.

5. La experimentación de la década de 1960


- Se mantiene el autor implícito en la voz del narrador, o la práctica desaparición del narrador.

 -Se mantiene la secuencia como unidad narrativa.

- Se generaliza el monólogo interior.

 Luis Martín Santos, con Tiempo de silencio (1962), y Juan Goytisolo, con Señas de identidad (1966) y
Reivindicación del conde don Julián (1970).

6. La novela del exilio


Los novelistas que tuvieron que exiliarse continúan escribiendo novelas que la censura impide publicar en
España. Algunos de ellos son:

– Ramón J


Sender (1902-1982). Réquiem por un campesino español (1953) narra los años de la Guerra Civil.
– Rosa Chacel (1898-1994). En Memorias de Leticia Valle (1946) cuenta en primera persona la vida de una
muchacha joven.
– Max Aub (1903-1972). Agrupa en Laberinto mágico seis novelas que narran desde el inicio de la Guerra
Civil hasta que finaliza.

EL TEATRO DURANTE EL FRANQUISMO

3. Miguel Mihura

Obras: Tres sombreros de copa, Melocotón en almíbar, Maribel y la extraña familia.
Lenguaje, el humor disparatado y las situaciones insólitas, como en Tres sombreros de copa.

4. Antonio Buero Vallejo

Su teatro se divide en tres etapas, todas con un tema común: la tragedia del individuo. Estas etapas son:

– 1.ª etapa


Sus primeras obras tienen como tema central la realidad contemporánea. La acción se sitúa en
un tiempo real y en un espacio escénico realista, como en Historia de una escalera.

– 2.ª etapa


Esta etapa se centra en el tema histórico, como en Un soñador para un pueblo, Las Meninas.
Lugares escénicos abstractos. Al final de esta etapa escribe El tragaluz.

– 3.ª etapa


En las obras de esta etapa la acción llega al espectador a través de la visión subjetiva de uno de
los personajes con alguna limitación física o psíquica. El espectador no ve la realidad, sino la versión que
de ella tiene el protagonista. Pertenecen a esta etapa: El sueño de la razón, La fundación.

5. Francisco Nieva


En sus obras trata temas de denuncia con gran influencia de las vanguardias y del esperpento:
– Estructura la obra en cuadros o escenas de corta extensión con un valor independiente del resto.
– Presenta personajes populares prototípicos que encarnan una idea o una pasión.
– Diseña un espacio escénico irreal, alegórico y onírico.
– Prefiere la farsa y la parodia con elementos grotescos y absurdos de tradición surrealista.
– Utiliza un lenguaje popular en el que abundan frases hechas y refranes.
Su producción teatral se divide en cuatro grupos:
– Teatro furioso. Es el que se rebela contra la España autoritaria: Coronada y el toro.
– Teatro de farsa y calamidad, más metafísico y poético: Malditas sean Coronada y sus hijas.
– Teatro de crónica y estampa. Es un teatro histórico y didáctico: Sombra y quimera de Larra.
– Reóperas. Son obras con poco texto que permiten al director introducir elementos visuales.
6. Fernando Arrabal
Su obra evoluciona desde el teatro del absurdo a lo que él mismo denominó

6. Fernando Arrabal
Su obra evoluciona desde el teatro del absurdo a lo que él mismo denominó teatro pánico, una fórmula
teatral que busca perturbar al espectador con delirios.
Obras son Pic-Nic, El triciclo, El cementerio de automóviles.

1. El teatro en la España de la censura

Al finalizar la Guerra Civil, el régimen político impuso un férreo sistema de censura que revisaba los textos
y el montaje de todas las obras dramáticas.
Se mantienen la comedia burguesa y el teatro humorístico (obras de CARLOS ARNICHES Y OBRAS DE LOS
HERMANOS ÁLVAREZ QUINTERO). Hacia finales de la década de 1940, se desarrolla un teatro
comprometido, crítico e inconformista que aborda los temas esenciales de la existencia humana con una
técnica realista.

2. Enrique Jardiel Porcela

Humor inverosímil cercano al Surrealismo y con cierta dosis de crítica social.
Obras: Cuatro corazones con freno y marcha atrás, Eloísa está debajo del almendro, Los ladrones somos gente honrada


3. Camilo José Cela


Concibe la novela como un género abierto a la experimentación, en cada una de sus novelas utiliza una
técnica distinta. Veamos sus obras:
La familia de Pascual Duarte (1942) es una novela violenta y amarga de múltiples escenarios que dio
origen al tremendismo.
(QUE REFLEJA REALIDADES DURAS, VIOLENTAS, ESCABROSAS, PERSONAJES
AGRESIVOS EN LOS QUE AFLORA EL INSTINTO ANIMAL)

Pabellón de reposo (1945): diálogos de unos enfermos de un sanatorio antituberculoso.
San Camilo, 1936 (1969) es un largo monólogo interior sin pausas ortográficas que narra las experiencias
del protagonista en Madrid la semana anterior al estallido de la Guerra Civil.
La colmena (1951): trata de las vidas de múltiples personajes que sobreviven como pueden en el Madrid
de la posguerra. La ciudad de Madrid es el protagonista colectivo de La colmena. Sobresale el personaje
de Martín Marco. SE DESARROLLA EN SECUENCIAS NARRATIVAS SIMULTÁNEAS UTILIZANDO LA TÉCNICA
CALEIDOSCÓPICA.
El lenguaje literario es muy rico, una mezcla de sencillez y retoricismo, crudeza y sensibilidad, poesía y
burla

./


2. El Realismo social de la década de 1950


Las carácterísticas del Realismo social son:
Protagonista colectivo.
Los personajes representan las distintas clases sociales. La mayor heroicidad de
los personajes es la supervivencia en un entorno hostil.
Tiempo interno reducido.
– Nuevas posibilidades para el narrador.

Puede contener la voz y las opiniones del autor (autor implícito) o
puede desaparecer de la novela dejando visible solo la voz de los personajes. ES DECIR, MEZCLA
NARRADORES EN 3ª PERSONA (OMNISCIENTES Y EXTERNOS) CON APORTACIONES PERSONALES DEL
PROPIO AUTOR: “¡QUÉ BARBARIDAD!”
Lenguaje sencillo y directo.

No se permite realizar comentarios.