Apuntes para todos los estudiantes y cursos

La literatura de posguerra

TEMA 6. LA NOVELA ESPAÑOLA EN EL Siglo XX (DE 1939 HASTA 1975)



La Guerra Civil y la dictadura Afectaron también al devenir de la narrativa española. Así pues, podemos Dividir la narrativa en diferentes periodos cronológicos: narrativa de Posguerra, años 50, años 60 y años 70.

            En cuanto a la narrativa de posguerra, distinguimos entre los novelistas que Optaron por permanecer en España tras la contienda y aquellos que decidieron Marchar al exilio para evitar las represalias del Régimen.

Entre los escritores que permanecieron, encontramos dos posturas: el idealismo de quienes fueron afines al Régimen, con autores como Gonzalo Torrente Ballester con obras como El Golpe de Estado de Guadalupe Limón
; y el Realismo existencial de quienes indagaron en el sentido de la Existencia humana dentro del ambiente opresivo del país.

Las novelas existenciales reflejan la miseria moral y material junto a La frustración que produce la posguerra en unos personajes que se muestran Desarraigados y desilusionados. Entre los autores que siguen esta corriente Encontramos a Camilo José Cela con La familia de Pascual Duarte, Donde empleará la técnica del “tremendismo” ; a Carmen Laforet con Nada;
Y a Miguel Delibes con La sombra del ciprés es alargada
.

En cuanto a los novelistas que decidieron marchar al exilio, podemos citar a Francisco de Ayala, Max Aub, Rosa Chacel y Ramón J. Sender.
Los dos primeros iniciaron su producción artística vinculada a las Vanguardias, evolucionando posteriormente hacia otras formas narrativas. Y, por último, destacamos a Ramón J. Sender, que Escribe la mayoría de sus obras en el exilio, entre las que se encuentran Crónica del alba, De carácter autobiográfico, y Réquiem por un campesino español, donde reaparecerá el tema de España.

La narrativa de los años 50 está marcada por un tipo de novela de contenido social y enfoque realista.
.

Entre las carácterísticas más relevantes de esta nueva tendencia destacamos: la denuncia a la injusticia y la Explotación que sufren las clases trabajadoras, la influencia del Realismo y el Naturalismo del Siglo XIX, el empleo de personajes tipo o colectivos; la Aparición de un narrador objetivo que emplea la tercera persona; la Presentación de una estructura lineal; el espacio rural o urbano; y el lenguaje Sobrio y claro.

Uno de los autores autores más representativos de dicha Novela social será Rafael Sánchez Ferlosio, con su obra El Jarama.
La importancia de esta Novela radica en que inicia el llamado objetivismo O neorrealismo, cuya carácterística principal es la presentación de la Realidad sin emitir juicios de valor. Junto a él destacaremos a otros autores Como Ignacio Aldecoa con Tierra de nadie y Carmen Martín Gaite con Entre visillos.
Pero, sin duda, quienes sobresaldrán por su producción y calidad literaria Serán el citado Camilo José Cela y Miguel Delibes.

Camilo José Cela, cultivó diferentes géneros literarios, aunque destacó por su obra Novelesca en la que empleará técnicas narrativas diferentes para cada una de Ellas. Además de La familia de Pascual Duarte, La colmena se considera su obra más Lograda.

Miguel Delibes, Por su parte, presenta un estilo caracterizado por la sobriedad, sencillez y Riqueza del lenguaje. Podemos destacar obras como:
La sombra del ciprés es alargada, El camino, Cinco horas con Marioo Los santos inocentes.

En la década de los 60, se vuelve a la necesidad de experimentación, fomentada por la renovación de la literatura, así Como por las obras de grandes escritores europeos.

Los escritores emplean técnicas narrativas nuevas que exigen Un esfuerzo interpretativo por parte del lector: cronología desordenada, Fragmentación de la estructura narrativa, protagonista individual, punto de Vista múltiple… Si hay un claro representante de la novela experimental, este es Luis Martín Santos, con su novela Tiempo de silencio
. En ella se hace una dura crítica de la realidad española del Momento y del ambiente de miseria moral en el que viven todas las clases Sociales. También podemos destacar otros autores como Juan Benet con Si te dicen que caí o a  Juan Goytisolo.

A partir de los años 70, la novela tardó en encontrar una nueva orientación, pese al Ambiente de libertad expresiva que supuso la desaparición de la censura durante La Transición. Será en 1975, con la publicación de La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza cuando comienza a Apreciarse una nueva forma de hacer novela.

En este periodo aumentó el número de Títulos publicados y autores, que no siguieron una tendencia determinada sino Que pasaban de una a otra en cada una de sus obras, siendo las más comunes: la Novela de intriga, la novela histórica, la novela intimista, la novela Testimonial y la novela experimental. Los rasgos más significativos serán el Carácter introspectivo, la experimentación con la voz narradora, cuidado del Estilo evitando el prosaísmo con un tono irónico y paródico.

Entre los autores de mayor renombre En este periodo, podríamos citar a Manuel Vázquez Montalbán con Yo maté a Kennedy, Antonio Muñoz Molina, con obras como El invierno en Lisboa; Javier Marías, con novelas como Corazón tan blanco, Almudena Grandeso Arturo Pérez-Reverté, con títulos como El maestro de esgrima.

En definitiva, Tras aquellos penosos y problemáticos años de la posguerra, la novela Experimentará una eclosión en las últimas décadas del Siglo XX que contribuirá A la consolidación de la primacía del género.

No se permite realizar comentarios.