Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Importancia de la obra la familia de pascual duarte

TEMA 8: LA NOVELA ESPAÑOLA (1939-74)


  1. El renacer de la novela

Tras el paréntesis de la Guerra Civil, en la década de los 40, aparece una novela de carácter tradicional muy cercana a la narrativa del Realismo del Siglo XIX (por ejemplo la obra de Ignacio Agustí).

Camilo José Cela

 En 1942 escribe su primera novela, la familia de Pascual Duarte, calificada de “tremendista” por la crítica debido al mundo amargo y violento en el que nos sumerge el autor. En 1951 publica La colmena, que abre el amino del Realismo social y ofrece una mirada compleja y pesimista de la triste España de la posguerra. Se caracteriza por el protagonista colectivo, la multiplicación de personajes (unos 300), el desorden cronológico y la brillantez del lenguaje. Otras obras son San Camilo (1936), un extenso monólogo interior; Oficio de tinieblas V, formada por varios párrafos sin puntuación alguna, y Mazurca para dos muertos, obra de ambiente campesino gallego. El autor obtuvo el Premio Nobel en 1989.

 

Miguel Delibes

Es un autor comprometido con la dignidad del ser humano y con la naturaleza. Se centra en el mundo de su tierra castellana, pues es un autor de Valladolid. Recibíó el Premio Cervantes en 1993. En 1950 publica El camino, obra de carácter realista en la que incluye dos de sus temas preferidos: el campo y la infancia. En La hoja roja reconstruye la vida y los recuerdos de un jubilado, Eloy, y las conversaciones con su criada Dessy. En 1966 publica Cinco horas con Mario. Esta novela es el largo monólogo de una viuda, Carmen, que vela sola el cadáver de su marido durante cinco horas. El autor nos ofrece una disección social y moral de la clase media provinciana de aquellos años. En Los Santos Inocentes denuncia la situación de marginación que sufren los pobres y los abusos a los que los someten las “señoritas”. Termina de forma trágica.

Gonzalo Torrente Ballester

En 1957, aparece la primera obra de una magnífica trilogía de carácter realista ambientada en su Galicia natal en los años anteriores a la Guerra Civil. Se titula Los gozos y las sombras y está formada por El señor llega, Donde da la vuelta el aire y La pascua triste. Personajes bien delineados y conflictos personales, sociales y políticos pueblan un mundo novelesco narrado excepcionalmente.

  1. La novela del exilio

Rosa Chacel:


Destaca por un estilo muy cuidado y por el estudio psicológico de los personajes. Sus comienzos se sitúan dentro de las Vanguardias y de las ideas de Ortega y Gasset. Publica Teresa y Memorias de Leticia Valle.

Max Aub:


Bajo el título de El laberinto mágico, la novela trata de forma realista toda la tragedia de la Guerra. Por ejemplo, la situación del país (en 1936 El campo cerrado).

Francisco Ayala:


Ha escrito colecciones de relatos breves como La cabeza del cordero y novelas como El fondo del verso.


  1. El Realismo social

En la década de los 50, la novela se encamina hacia un Realismo más objetivo, ideológico y comprometido. El protagonista colectivo cobra gran importancia (un grupo de trabajadores, por ejemplo). El autor se limita a veces a narrar los hechos con intención testimonial, como si se tratara de una cámara cinematográfica.

Ana María Matute:


Sus historias a menudo mezclan realidad y fantasía. Escribe Fiesta al noroeste y Primera memoria.

Rafael Sánchez Ferlosio:


En su novela El Jarama se limita casi a transcribir los diálogos de unos jóvenes de excursión un domingo cualquiera. Es lo que se ha denominado técnica objetivista.

Jesús Fernández Santos:


Contribuye al Realismo con obras de protagonista colectivo como Los bravos y Laberintos.

Juan Goytisolo:


Renueva la técnica y amolda en el sentido de la vida y la búsqueda del pasado en Señas de identidad.

Ignacio Aldecoa:


En sus novelas, de carácter social y técnica objetivista, abundan los seres marginados (El fulgor y la sangre).

Carmen Martín Gaite:


Destaca por su novela Retahílas, de carácter renovador con abundantes saltos temporales.

Juan García Hortelano:


Escribe novelas que critican a la burguésía: Nuevas amistades y Tormenta de verano.

Juan Marsé:


En Últimas tardes con Teresa renueva la técnica y ofrece una mirada ácida sobre la burguésía.

  1. Renovación y experimentación

A principios de los años 60 es evidente el agotamiento del Realismo social y aparecen nuevas técnicas como el monólogo interior, el perspectivismo, el contrapunto, la ruptura del relato lineal, la falta de puntuación y la importancia relativa del argumento.

Luis Martín Santos


Renueva la técnica y los recursos narrativos con Tiempo de silencio (1962).

Juan Benet:


escribe obras complejas y experimentales como Volverás a regíón.

Francisco Umbral:


además de novela (Martel y Rosa), ha escrito también ensayo y renueva el género del artículo periodístico.

Manuel Vázquez Montalván:


cultiva, sobre todo, el género policíaco (Los mares del sur). Es el creador del famoso detective Pepe Carvalho.

  1. El cuento

Escribe relatos cortos Miguel Delibes (La partida), Carmen Martín Gaite (Las ataduras) y novelistas no citados como Tomás Salvador (No tenemos prisa) o Francisco García Pavón (Cuentos de mamá).

El ensayo

Entre los autores que hemos estudiado, escriben páginas de ensayo Gonzalo Torrente Ballester (7 ensayos) o Francisco Ayala (Razón del mundo). Otros ilustres ensayistas son Pedro Laín Entralgo (La espera y la esperanza), Julián Marías (Los españoles) y María Zambrano (El hombre y lo divino).

No se permite realizar comentarios.