404 Not Found


nginx/1.14.0 (Ubuntu)
Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Cuentos de lucanor

PERSONAJES


Lazarillo de Tormes
    Lazarillo de Tormes es el protagonista de la novela. Representa la clase baja y vagabunda de la época. Es un antihéroe, astuto, dependiente para poder subsistir y un pícaro. El iba de amo en amo para satisfacer su hambruna. Cada amo era una situación social diferente. Una vez pudo conseguir la felicidad, pudo tener una vida más estable.
 

Tomé González-


   Padre de Lázaro de Tormes. El es acusado de robo y es mandado a servir a un mozo, dónde poco después muere.
 

Antona Pérez-


   Madre de Lázaro. Esta entrega a Lázaro a un ciego para que el ciego lo guiara.
 

Zaide-


    Padrastro de Lázaro. A Zaide lo capturaron por robo y fue azotado.
 

El Ciego-


    Primer amo de Lázaro. Es el personaje que más influye en la vida de Lázaro ya que éste le enseña a ser astuto, malicioso, tramposo y hasta vengativo. El ciego le enseñaba las cosas a Lázaro a través de los golpes. Este le enseña también a como obtener comida y a como conseguir dinero. El ciego era tramposo y avaro. Era un mendigo como Lázaro. El fingía que sabía predecir el sexo de los bebés de las mujeres embarazadas y lo hacía sólo para obtener dinero y a veces servía como supuesto médico. Lázaro lo deja ya que éste no le traía la felicidad que él buscaba: Comida.
 

El Clérigo-


    Segundo amo de Lázaro. Este representa el tema de la corrupción del clero, ya que este es avaro e inescrupuloso. El guardaba el pan de la misa en un arca para comérselo él sólo. Es inescrupuloso porque el ofrece a Lázaro comida que supuestamente había sido pulverizada por ratones. La avaricia del clérigo lo encierra de la realidad, razón por la cual él piensa que había ratones en su casa comíéndole el pan.
  


El Escudero-


    El escudero es el tercer amo de Lázaro. Representa las falsas apariencias de la época. Lázaro pensaba que él era un hombre rico y de muchos bienes, pero luego se da la sorpresa de que es todo lo contrario de lo que él pensaba. En este caso, los papeles entre el amo y Lázaro cambian: el escudero depende de Lázaro en vez de Lázaro depender del escudero. El escudero luego lo abandona, y Lázaro vuelve a la calle.
 El Fraile de la Merced

    Este es el cuarto amo de Lázaro. Es el amo que le da a Lázaro su primer par de zapatos. El es un fraile corrupto ya que él es un fraile promiscuo. Las ansias de Lázaro en este momento no era por mujeres, sino por comida, lo que hace que Lázaro lo deje. Una vez más, Lázaro vuelve a mendigar por las calles.
 

El Buldero-


    Este es el quinto amo de Lázaro. No tuvo muchas relaciones con él, razón por la cual Lázaro lo deja. El fue el amo más falso e inescrupuloso de toda la novela. Este representa la falsa religiosidad. El buldero vendía bulas solamente para lucrarse de las ganancias, y éste convencía a la gente para que las comprara. Era tan falso que llegó al punto de hacer un pacto con un alguacil para hacer un «drama» dónde el alguacil iba a fingir haberse muerto, y luego haber sido revivido milagrosamente por las bulas, y esto lo hacía el buldero para hacer creer la gente que las burlas hacían milagros. Lázaro lo deja porque este no lo entendía mucho. 

El Pintor-

    El pintor es el sexto amo de Lázaro, pero estuvo muy poco tiempo con él. Este representa la clase renacentista culta y artística de la época. Al poco tiempo, Lázaro lo deja.
 


El Alguacil-


    Octavo amo de Lázaro. El alguacil representa la ley en aquella época. Lázaro encuentra el oficio de su amo muy peligroso, así que éste lo deja.                                                                                                                                                                                         

El Arcipreste de San Salvador-


    Noveno y último amo de Lázaro. Este es el amo que le consigue la esposa a Lázaro. Este representa también la corrupción del clero ya que había cuentos por esa área sobre relaciones entre la esposa de Lázaro y el arcipreste.
 

La Criada del Arcipreste de San Salvador-


    Mujer con la que Lázaro se casa, y la que le trae parte de la felicidad a él. Una vez se casa con ella, satisfago su hambruna, y llego a una estabilidad en su vida.                                                                                                                                                             

El Capellán-


    Séptimo amo de Lázaro. Es un oportunista que se vale de otras personas para recibir unos beneficios. Este le ofrece el primer trabajo con sueldo a Lázaro. Lázaro estuvo cuatro años con este amo, hasta recibir la cantidad de dinero que él necesitaba para comprarse ropa usada y una espada. Una vez Lázaro obtuvo lo que necesitaba, dejó a su amo y a su oficio.
 


TRATADO TERCERO


Lázaro llegó a Toledo, donde por quince días vivíó de limosnas. Un día, se encontró con un escudero de muy buena apariencia, quien fue su próximo amo. Su nuevo hogar fue una casa con poco alumbrado. La casa carecía de muebles. Lázaro entonces se dio cuenta que el escudero, aunque aparentaba ser un hombre de buena familia en realidad era pobre. Para poder comer, Lázaro tuvo que mendigar y darle parte de lo que recibía al escudero. Un día el gobierno de esa área prohibíó el mendigar por las calles y Lázaro por suerte consiguió comida a través de unas vecinas. El escudero estuvo sin comer por ocho días, hasta que consiguió un real para mandar a Lázaro a comprar comida al mercado.
    Más tarde los dueños de la casa del escudero vinieron a cobrar el alquiler de la casa, pero el escudero se excusó y desaparecíó. Lázaro se quedó una vez más sin amo.

TRATADO CUARTO
    Las vecinas llevaron a Lázaro a dónde el Fraile de la Merced, su próximo amo. Al fraile le gustaba mucho caminar y visitar. Tanto caminaron Lázaro y el fraile que en ocho días Lázaro rompíó su primer par de zapatos. El fraile fue el primer amo en regalarle un par de zapatos. Lázaro se cansó de seguirlo y lo abandonó.

TRATADO QUINTO
    En este tratado, Lázaro se encuentra con un buldero. El buldero en complicidad con un alguacil, engañaba a la gente, tratando de convencerla para que creyeran en sus ideales. Por ejemplo, ellos hicieron un «drama» para que la gente creyera en los milagros. Después de cuatro meses Lázaro dejó al buldero, y siguió camino.


TRATADO SEXTO
    Su próximo amo fue un maestro pintor de panderos, con el cuál duró muy poco. Una vez, Lázaro entró a una Iglesia, dónde se encontró con un capellán, siendo éste su próximo amo. El capellán le dio a Lázaro un asno y cuatro cántaros de agua para ir a vender agua por la ciudad. Este fue el primer trabajo que tuvo Lázaro dónde ganaba comisiones todos los sábados. Estuvo en esas condiciones por cuatro años, y ahorrando poco a poco, pudo comprarse su primera espada y ropa usada. Después de haber mejorado Lázaro su apariencia, dejó al capellán y también dejó su oficio.

TRATADO Séptimo
    Después Lázaro se asentó con un alguacil. Duró muy poco con él, porque le parecíó que el oficio de su amo era peligroso.
    Llegó el día en el que el arcipreste de San Salvador vio a Lázaro y lo casó con una criada suya. Vivía muy bien con su nueva esposa, en una casa al lado del arcipreste. Luego comenzaron a formarse cuentos sobre su esposa y el arcipreste. La mujer de Lázaro lloró mucho por estos cuentos, pero Lázaro la tranquilizó. El decide no hacerle caso a los cuentos para que no hubiera una intervención en su felicidad. Finalmente llegó a un período de estabilidad en su vida, y para él no había nada mejor.


TRATADO PRIMERO


    El primer tratado comienza con Lázaro de Tormes contando la historia de su infancia. Su sobrenombre proviene del lugar donde nacíó, que fue el río Tormes. A los ocho años, su padre Tomé González fue acusado de robo y obligado a servir a un caballero en contra de los moros. Durante esta expedición perdíó su vida.
    Lázaro y su madre, Antona Pérez, se fueron a vivir a la ciudad donde ella le cocinaba a los estudiantes y les lavaba la ropa a los mozos de caballos del comendador de la Magdalena. Ella comenzó a tener relaciones con un mozo llamado Zaide y Lázaro aceptó la relación entre ellos porque notó que él traía mejor comida a la casa. Luego nacíó el hermano por parte de madre de Lázaro, pero la felicidad les duró muy poco porque Zaide robó y fue capturado y azotado.
    En un mesón su madre conocíó a un ciego al que le parecíó que Lázaro le serviría de guía. Su madre le dio permiso y Lázaro partíó junto al ciego. El ciego era muy astuto y más que cualquier otro, le enseñó a Lázaro lo difícil que era la vida. El ciego, también era muy avaro y apenas le daba de comer. Cuando finalmente Lázaro se cansa de vivir con el ciego, éste engañó a su amo para que se diera contra un palo para poder salir de él.

TRATADO SEGUNDO


En este tratado Lázaro se encuentra con un clérigo. Lázaro aceptó el trabajo que le propuso el clérigo. A Lázaro no le fue muy bien en este trabajo, ya que el clérigo era avaro y no le alimentaba decentemente. Llegó el momento en el que Lázaro se cansó y decidíó robarle al clérigo el pan de la mesa para poder comer. Para poder conseguir el pan el sacó una copia de la llave del baúl dónde estaba el pan, una noche el decidíó tomar varias piezas de pan y se lo comíó. El clérigo enterarse de esto decidíó asegurar el baúl pensando que eran ratones que se comían el pan, pero cuando descubríó que era Lázaro el lo despidió.

No se permite realizar comentarios.