Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Cuál fue el papel de Juan Ramón Jiménez en este grupo de poetas? ¿Cambió con el tiempo la postura del 27 con respecto a Juan Ramón? ¿Por qué?

1. El grupo

En 1927, el Ateneo de Sevilla organiza un acto para conmemorar el tercer centenario de la muerte de Góngora. Allí están: Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados. Ellos constituyen lo que se ha dado en llamar «generación de 1927». Era un grupo compacto, con una amistad y una experiencia comunes.  Es importante el magisterio y la influencia de intelectuales de la generación del 14: Ortega y Gasset con sus teorías de la deshumanización del arte y; Ramón Gómez de la Serna como difusor del Vanguardismo; Juan Ramón Jiménez y la búsqueda de la poesía pura.

2. AFINIDADES ESTÉTICAS El grupo del 27 nacíó a la literatura a la par que el auge de las vanguardias y busco integrar a los clásicos con la poesía vanguardista. Los poetas del 27 suponen una síntesis entre tradición y renovación o vanguardia.
Enlazan con la tradición literaria y toman como modelo la poesía popular y los autores clásicos, especialmente Góngora. Son capaces de combinar el uso del verso libre y el empleo de formas métricas clásicas. Destaca especialmente en todos ellos el gusto por la metáfora.

3. EVOLUCIÓN CONJUNTA Primera etapa: hasta 1928, aproximadamente: la búsqueda de la poesía pura

– Influjo de las primeras vanguardias: Ultraísmo, Creacionismo. Gerardo Diego, Manual de Espumas. /- Juan Ramón Jiménez los orienta hacia la «poesía pura», Jorge Guillén, Cántico y primera etapa de Pedro Salinas. /- Lo humano se hace presente por influencia de Bécquer o de la lírica popular, Rafael Albertí, Marinero en tierra, Federico García Lorca, Romancero Gitano.

Segunda etapa: de 1928 a la Guerra Civil: Surrealismo y rehumanización. – Tras el culto a Góngora comienza a notarse cierto cansancio del puro formalismo, iniciándose así el proceso de rehumanización. /- Irrupción del Surrealismo, también radicalmente opuesto a la «poesía pura». Pasan a primer término los más hondos sentimientos humanos. En España encontramos la mejor poesía surrealista del mundo: Vicente Aleixandre, La destrucción o el amor, Federico García Lorca, Poeta en Nueva York, / Los acentos sociales y políticos entran también en la poesía. Algunos poetas adoptarán una concreta militancia política, y todos se mostrarán partidarios de la República al estallar la Guerra Civil.

Tercera etapa: después de la guerra: la guerra y el exilio. – Al finalizar la Guerra Civil el grupo se ha dispersado: Lorca ha muerto en 1936; los demás (salvo Aleixandre, Dámaso Alonso y Gerardo Diego) parten al exilio. . – En el exilio, Guillén inicia con Clamor un nuevo y humano ciclo poético. Con el tiempo, la nota dominante en todos ellos será la nostalgia de la patria perdida. – En España, la poesía deriva hacia un humanismo angustiado, de tonos existenciales:  Hijos de la ira de Dámaso Alonso. ;Historia del corazón de Vicente Aleixandre. La concesión del Premio Nobel de 1977 a Aleixandre fue, en cierto modo, la confirmación de la importancia de todo un grupo que ha dado a la lírica española una nueva Edad de Oro.

Los movimientos de vanguardia significan una verdadera ruptura. Con este término se han designado en nuestro siglo a aquellos movimientos que se oponen a la estética anterior y que proponen, concepciones profundamente nuevas del arte y de las letras. Son defensores del antirrealismo, de la autonomía del arte, de lo ilógico y del mundo onírico. Los “ismos” vanguardistas se suceden en Europa entre las dos guerras mundiales y a un ritmo muy rápido..

Las vanguardias en Europa –

El Futurismo: Resueltamente antirromántico, exalta la civilización mecánica y la técnica. – El Cubismo: el Cubismo literario se propone descomponer la realidad para proceder a composiciones libres de conceptos, imágenes o frases;collage. – El dadaísmo: Es la rebeldía pura, Propugna liberar la fantasía de cada individuo, superar todas las inhibiciones y recurrir a un lenguaje incoherente. – El expresionismo: La percepción de la realidad va a ser deformada por el artista. Lo que interesa explicar no es el mundo, sino como el artista ve mundo, ofreciendo una visión pesimista y trágica de la realidad y del ser humano – El Surrealismo: Es el movimiento más revolucionario y el de más larga influencia. Su objetivo es cambiar la vida del ser humano, liberado de todas las esclavitudes sociales e individuales que le aplastan. Los surrealistas exploran el mundo del subconsciente para liberar los impulsos reprimidos. Emplean técnicas como la escritura automática.

Las vanguardias en España

Las inquietudes renovadoras europeas se conocieron inmediatamente en España, gracias a Ramón Gómez de la Serna. Pronto surgieron dos “ismos” hispanos: El creacionismo y el ultraísmo. El Futurismo dejará huella temática en algunos poetas de la generación del 27. España es posiblemente el país europeo en que la repercusión del Surrealismo resultó mayor. El Surrealismo español no es “ortodoxo”; Las obras poéticas surrealistas más destacadas de la generación del 27 son: · Poeta en Nueva York (1930) de Federico García Lorca. · La destrucción o el amor (1935) de Vicente Aleixandre. · Los placeres prohibidos (1931) de Luis Cernuda. · Sobre los ángeles (1929) de Rafael Alberti.

No se permite realizar comentarios.