Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Claudio Rodríguez completamente viernes poema

TEMA 5: LA POESÍA DE 1939 A 1975 (EXISTENCIAL; SOCIAL; POETAS DEL 50; “NOVÍSIMOS”). CLAUDIO RODRÍGUEZ

1.- POESÍA DE LOS CUARENTA (1940-1950): POESÍA EXISTENCIAL: Poesía ARRAIGADA Y DESARRAIGADA

Al final de la guerra, el panorama para la cultura es desolador: muerte, exilio, García Lorca y Antonio Machado muertos, Cernuda, Juan Ramón Jiménez y otros exiliados. 

En las primeras orientaciones poéticas se observa una clara división: dos tendencias, la España peregrina y los que se quedaron en España (arraigada, desarraigada y otras tendencias)

Se centra en la Década de los 40

Carácter existencial

Poesía como una forma de estar y sentirse en el mundo. 

    1. POESÍA ARRAIGADA (de evasión de la realidad) y exaltación nacionalista: la que hacen quienes veían como firmes raíces en la España vencedora

  • Seguidores: Poetas garcilasistas y de la Generación del 36.

  • Rasgos: Estética neoclásica. Presentan una visión del mundo ordenada, serena y coherente. Se sienten arraigados en la realidad, y expresan fe en la vida, alegría.  Expresión mesurada. Participan de una religiosidad armónica, en la que Dios es orden, serenidad y confianza.

  • Contenido: vuelven la vista a lo doméstico, familiar, paisajístico. Temas religiosos, patrióticos y épicos, propagandísticos y amorosos. Paisaje castellano como expresión de la espiritualidad

  • Estilo: expresión ordenada y armónica. Cultivo de formas, metros y estrofas clásicas. Gusto por el clasicismo garcilasiano y el cultivo del soneto

  • Agrupamiento: se agrupan en torno a las revistas “Garcilaso y Escorial”

  • Autores: Luis RosalesRetablo Sacro del Nacimiento del Señor (1940), La casa encendida (1949), Rimas (1951), Leopoldo PaneroLa estancia vacía (1945), Escrito a cada instante (1949), Dionisio RidruejoSonetos a la piedra (1943), Luis Felipe VivancoContinuación de la vida (1949), Rafael Morales, José García Nieto.

  1. POESÍA DESARRAIGADA (de angustia existencial): la de quienes se sienten angustiados en la España del momento. Están muy lejos de toda armónía y de toda serenidad. La vida les resulta dolor y angustia. 

  • Seguidores: poetas existenciales

  • Rasgos: poesía de la angustia, llena de desesperación ante las circunstancias. Se trata de un humanismo dramático que contempla el mundo como caos, desde el dolor y el vacío. Concepción problemática de la existencia humana. Su religiosidad es conflictiva, con acentos de duda, de desesperación, de queja de la divinidad por su falta de toda lógica.

  • Contenido: temas son el dolor, la muerte, la soledad, la violencia, el sufrimiento, la angustia del ser humano, la desorientación existencial y religiosa.

  • Estilo: estilo bronco, áspero, gimiente. Buscan la fuerza expresiva, la intensidad emocional: lenguaje trágico y emocionado. Practica el verso libre.

  • Agrupamiento: se agrupan en torno a la revista “Espadaña”

  • Autores: Dámaso Alonso Hijos de la ira (1944), Eugenio García de Nora, Carlos Bousoño, Ramón de Garciasol, Victoriano CremerTacto sonoro (1944), Caminos de sangre (1948), José Luis Hidalgo, Vicente Gaos, Leopoldo de Luis.

    1. OTRAS TENDENCIAS: 

  • Poesía vanguardista: Postismo: heredero de los movimientos de vanguardia de los años 20 (rebeldía), libertad expresiva, imaginación, literatura como juego.

  •  defensa del humor, la imaginación y las imágenes del subconsciente. Carlos Edmundo de Ory, Juan Eduardo Cirot, Gabino Alejandro Carriedo

  • Poesía neomodernista. Grupo Cántico. Enlazan con el Modernismo y la generación del 27, especialmente con Cernuda. Contenido intimista. Gran refinamiento formal. Belleza del lenguaje. Autores: Ricardo Molina y Pablo García Baena

  • Poesía surrealista: Corriente surrealista: representada por Miguel Labordeta, quien asume el Surrealismo como forma de expresión de la rebeldía que siente. Lenguaje surrealista (metáforas, uso del absurdo)

  1. DÉCADA 1950-1964: Poesía SOCIAL

*clave: poesía entendida como testimonio con un sentido de compromiso social y de denuncia

  • Rasgos: Los poetas sintieron la necesidad de ofrecer un testimonio crítico de la realidad y adoptar una actitud ética, de compromiso cívico ante la situación que se vivía en España. Auge de la poesía social. Paso del yo (existencial, personal) al nosotros (social y colectivo), en un intento de crear una conciencia solidaria que proteste por la injusticia social. Pretende demostrar la verdadera realidad del hombre y del país. Se criticaron la represión política y las injusticias sociales (dificultades económicas, alineación del trabajo,…)

  • Concepción de la poesía: se considera a la poesía como un medio de cambiar la sociedad que debe testificar y denunciar las injusticias, las desigualdades sociales o la falta de libertades políticas. Es un instrumento para transformar el mundo.

  • Temas: la situación de España, el recuerdo de la Guerra Civil y sus consecuencias. La solidaridad con las clases menos favorecidas y la lucha por la libertad

  • Destinatario: el destinatario ideal es la inmensa mayoría

  • Lenguaje: tono sencillo y coloquial. Lenguaje directo, coloquial o conversacional

  • Autores: Blas de OteroPido la paz y la palabra(1955), Que trata de España (1964) y Gabriel CelayaCantos iberos (1955). José HierroCuanto sé de mí(1957), Ángel GonzálezGrado elemental (1965) José Agustín Goytisolo

  1. DÉCADA DE LOS 60: Poesía de la Experiencia o “poesía de la Generación de los 50”

*Clave: Poesía como acto de conocimiento y de expresión en la experiencia individual. A través del acto creador el poeta propone una poesía como un modo de conocimiento propio y del mundo que les rodea.

  • Concepción de la poesía. Buscaba una mayor elaboración del lenguaje poético y un desplazamiento de lo colectivo a lo personal. Poema como acto de conocimiento: mediante el acto creador, el poeta indaga y descubre “lo encubierto”, alumbra zonas no visibles del hombre y el mundo.

  • Rasgos:

Concepción de la poesía como experiencia y conocimiento

Poesía como modo de conocimiento propio y del mundo que les rodea. Les interesa lo subjetivo, indagación en la vida del individuo, recuperan la experiencia personal.

Realismo cotidiano: preferencia por temas de la vida cotidiana

Poemas que adoptan estructura narrativa, aparecen anécdotas y argumentos basados en la vida cotidiana, como la amistad, el amor, el trabajo, la evocación de la infancia o adolescencia paradisíacas y también aspectos referidos con un tratamiento distanciado.

Subjetividad e intimismo

Exponer las propias vivencias personales. Expresión de sentimientos y de su intimidad.

Humanismo y compromiso moral

Compromiso moral con su tiempo

Dignificación del lenguaje poético

Tratamiento del lenguaje: tono coloquial se depura y se eleva a un nivel artístico. Tono cotidiano y cordial. Estilo natural y uso del lenguaje coloquial.


  • Autores: Jaime Gil de Biedma Moralidades (1966), Poemas póstumos (1968), Carlos BarralDiecinueve figuras de mi historial civil (1961), José Agustín GoytisoloSalmos al viento(1958), Años decisivos(1961), Algo sucede (1968), Claudio Rodríguez Don de la ebriedad (1953), Alianza y condena (1965), Ángel GonzálezGrado elemental (1962)Tratado de urbanismo (1967), José Ángel ValenteLa memoria y los signos (1966), José Manuel Caballero BonaldVivir para contarlo(1969), José María Valverde, Carlos Sahagún o Francisco Brines o Félix Grande.

  1. LA POESÍA DE LOS AÑOS 70: los Novísimos

*clave: Misión ética del poeta (no compromiso político y social)

Antología de José Mª Castellet Nueve novísimos poetas españoles (1970)

Poesía de ruptura basada en la experimentación lingüística y el exhibicionismo cultural de los autores, que se aleja de la realidad y de lo anecdótico y personal. Son poetas antirrealistas, que hacen una lírica experimental, nuevamente preocupada por lo formal, por lo estético. Proclaman de nuevo la autonomía del arte. La poesía vuelve a ser un arte minoritario.

Origen del nombre:

  • Son poetas que viajan al extranjero, importan influencias foráneas, se dejan influir por unos gustos culturales amplios

  • Ruptura con la estética anterior (inconformismo y rebeldía con el arte establecido) sustentada en nuevas influencias y su importante preparación cultural:

  • Escritores extranjeros

  • Poesía española (Cernuda, Gil de Biedma) e hispanoamericana (Octavio Paz, Borges)

  • La cultura más erudita y exclusiva (mitología, arte, música clásica, literatura culta,…)

  • Cultura de masas (cine, cómic, jazz, televisión,…)

  • Creen en la importancia de la poesía como poesía (autosuficiencia del poema) y se preocupan por la perfección de la forma poética (atención preferente al lenguaje).

  • Se acentúa el interés por lo verbal y lo lingüístico y se trata de huir de la realidad refugiándose en la cultura y los medios de masas (que se convierten en referencia de sus poemas)

  1. Carácterísticas de la poesía novísima

  • Alejamiento del Realismo. Autosuficiencia del poema, que vale por sí mismo. Atención preferente del lenguaje. Ausencia de lo sentimental.

  • Modelos poéticos muy variados: la vanguardia (el Surrealismo, el Cubismo, el pastismo,…) influencias del Simbolismo francés, de poetas como Eliot o Cavafis.

  • Exhibicionismo cultural: el yo desaparece, elementos culturales interpuestos que provienen de mitologías exóticas de la cultura tradicional más exquisita. Cultura de masas. Mitos populares contemporáneos. Intertextualidad. 

  • Temática: cultura urbana en sus diversas manifestaciones, exotismo y belleza, reflexión sobre la creación poética (metapoesía)

  • Estilo: experimentación lingüística, neobarroquismo expresivo, gran riqueza léxica, imágenes irracionales, enumeraciones caóticas, intertextualidad. Versos largos y sujetos a ritmos bien marcados

  • Principales autores: Manuel Vázquez MontalbánUna educación sentimental (1967), Antonio Martínez Sarrión Teatro de operaciones (1967), J Mª Álvarez Museo de cera (1978), Pere GimferrerArde el mar (1966), La muerte en Beverly Hills (1968), Vicente Molina FoixLos espías del realista , María PaneroAsí se fundó Carnaby Street (1970), Ana Mª MoixCall me Stone (1969)

LA OBRA POÉTICA DE CLAUDIO RODRÍGUEZ (1934-1999)

Claudio Rodríguez es un poeta español de la Generación del 50. Su obra es relativamente breve: Cinco libros.

  • Concepción poética: Oposición a la poesía social. Se opone categóricamente a la idea de que “un tema justo pueda ser pasaporte de autenticidad poética”. Concepto de poesía como “un modo peculiar de conocimiento”. Esta teoría del conocimiento brota de la “participación que el poeta establece entre las cosas y su experiencia poética de ellas, a través del lenguaje”. Un proceso alógico. Tres son los elementos que marcan sentido de la poesía: la defensa de la palabra poética, la poesía como participación con el mundo y como un proceso de conocimiento del mismo, y la evasión de lo social. Halla la transcendencia en lo inmediato. Considera la poesía como un don marcado por “un estado de entusiasmo”, en tanto la poesía es un éxtasis (ebriedad) y un don a través del cual las cosas se contemplan de una forma diferente a la visión lógica. El poeta es un ser privilegiado posee, gracias al don de la ebriedad, la facultad de contemplar, de conocer en ciertos momentos de plenitud, la constitución viva de las cosas, con percepciones originarias y primigenias. 

En la base de poesía se sitúan la naturaleza (el paisaje castellano, tierra natal Zamora, producíéndose un ascenso casi místico), la cotidianidad-la realidad concreta. Ambas son fuentes inspiradoras, le proporcionan los materiales de la experiencia cognoscitiva del poeta.

  • Influencias: de los clásicos españoles del Siglo XVI, especialmente Fray Luis de León y la poesía mística de San Juan de la Cruz, usando el simbolismo y la alegoría de la mística, de la poesía francesa del XIX, Surrealismo simbolista de Rimbaud.

  • Temas: presencia del otro, la amistad, la infancia, el ámbito familiar, la identidad individual descubierta a través del recuerdo y del amor, el paisaje castellano, tradiciones del campo.

  • Elementos distintivos de su obra: uso de la alegoría y del símbolo, a partir de los cuales se adentra en el irracionalismo telúrico.

  • Obras: 

Don de la ebriedad (1953), en este libro Claudio Rodríguez funde su yo con el paisaje, en una sacralidad casi eucarística. Poesía en la que lo fundamental es el fervor lírico ante la vivencia inmediata y el contacto del poeta con la tierra y el mundo campesino. Las cosas cotidianas son un resorte para la elevación, son símbolos para una nueva visión del mundo que se traduce en éxtasis o ebriedad. Estado de éxtasis vital que lo aproxima a la literatura mística. Endecasílabos asonatados. 

Conjuros (1958) insiste en el vitalismo y en su deseo de identificarse con las cosas sencillas y reconocerse en ellas. Es la más hermosa simbolización del hombre a través de lo cotidiano: el acontecer diario y las pequeñas cosas. El simbolismo alcanza un significado total, al identificar tierra=hombre, donde el fruto de la tierra (cosecha, vendimia,..) insinúan un poeta dionisíaco y jovial, inserto en la historia y lo colectivo. Predominan los sentimientos de miedo y desencanto.

Alianza y condena  (1965) , El vuelo de la celebración (1976). Momento de madurez estética y humana del poeta por varios motivos: ampliación temática de su mundo lírico, mayor hondura ética en el compromiso con el hombre concreto, aparición de un tono más encalmado y meditativo sin perder el impulso de la ebriedad, dominio técnico y expresivo. Recursos literarios: domina la interrogación. El miedo y desencanto aparecen en bastantes poemas, porque el éxtasis sucede al retornar “bajo el vil sentido”. 

El vuelo de la celebración (1976). La alianza persiste en el miedo y la herida. Nos remite a sus raíces, como en una “visión en éxtasis todavía”. Esta obra culmina en el itinerario desde la visión a la contemplación , y presenta una meditación serena sobre la naturaleza y el destino humano. 

Casi una leyenda (1991) l La concepción poética apenas ha cambiado. El libro es una poetización de la vida del poeta, enmarcada temporalmente entre la noche y la mañana, y sentimentalmente, entre el amor y la muerte. Estilísticamente, es un libro más bien difícil porque no resulta traducible a un lenguaje lógico , y el lector ha de satisfacerse con una compresión intuitiva. Abundan exclamaciones e interrogaciones. Insiste en esta obra en el elemento dionisíaco , hímnico, de gozosa percepción sensual y festiva afirmación de la vida.


No se permite realizar comentarios.