Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El dinero y sistema bancario

PROYECTO EVA

TEMA: Políticas de Crédito EN EL SECTOR FINANCIERO


GENERALIDADES

Los procesos administrativos deben estar regidos por un criterio que sea compartido por todos y cada uno de los agentes que participan en las diferentes fases que lo componen. Dicho criterio, en términos de colocaciones bancarias, es lo que se conoce como política de crédito, la cual formalmente se puede definir como el conjunto de normas implícitas y explícitas que rigen para cada una de las etapas del proceso de créditos. De tal manera, si se desarrolla el proceso de crédito conforme a lo estipulado por la política, el resultado final de una operación será el esperado, es decir, que ésta se cumpla en los términos estipulados originalmente.

Al contar con una política de crédito, las instituciones financieras logran que todo el proceso de crédito sea ágil y coherente en cada una de sus fases. Para ello, estos ejecutivos deben contar con algún marco de referencia para cumplir con su misión fundamental, en la cual, de no existir este delineamiento en su gestión, el resultado económico del banco se alejará del esperado por sus accionistas.

La definición de política de crédito empleada en este texto es amplia, compuesta tanto por consideraciones explícitas como implícitas. De darse dicha situación, se estaría logrando una total coherencia en la gestión del crédito en un ambiente dinámico y cambiante. En la medida en que se dé un mayor cumplimiento de la política, mayor será el compromiso de los ejecutivos con el banco, aspecto de suma importancia, en razón del alto nivel de confianza que debe existir entre los subordinados y subalternos de toda organización, pero especialmente en las firmas de giro financiero.

Para la banca central, el contar con una política de crédito permite que sus acciones sean conocidas por todos los agentes económicos, dando al mercado las señales para que los agentes puedan tomar las decisiones correctas. Así, por ejemplo, si se está financiando gasto corriente con recursos del Banco Central, los agentes tendrán esta información, con lo cual se podrían tomar las medidas de conducta acordes con esta situación; de no existir esta transparencia, se puede dar paso a que los agentes especulen respecto a las medidas que adopte el Banco Central, provocando un desajuste mayor en la economía. Por lo general, el comité de crédito es el encargado de esta tarea, y es frecuente que dicho comité esté formado por los gerentes de crédito, comercialización y finanzas, y el gerente general.

Dependiendo de la estructura organizacional y consideraciones externas al banco, el comité de crédito puede estar compuesto por otros gerentes, pero siempre serán los de más alto nivel jerárquico en la tarea de toma de decisiones. Aun cuando la gama de elementos que deben considerarse en la demisión de la política de créditos es amplísima, metodológicamente ellos se pueden clasificar, en una primera etapa, en elementos externos e internos respecto a la propia institución.

A continuación se señalarán algunos de los elementos que pueden influir en la determinación de la política de crédito de un banco.

ELEMENTOS EXTERNOS

 Los elementos externos que podrían condicionar la política de crédito de una institución financiera son variados, pero, sobre la base de los propósitos metodológicos del texto se entregará una síntesis de ellos, de la forma que sigue.

Marco legal y organismos reguladores

El marco legal que rige a la industria bancaria es uno de los elementos primordiales en la determinación de la política crediticia.

En la mayoría de los países en vías de desarrollo esta industria es altamente regulada. Para controlar la masa monetaria, la autoridad económica fija la reserva legal que deben mantener los bancos por cada peso que es depositado en sus bodegas, en conjunto con la definición del rol y modo de operar del last resort en el sistema bancario.

En efecto, la autoridad económica puede optar por otorgar el seguro a los depósitos por sí misma o por privados. En esta modalidad, la autoridad monetaria se reserva el derecho de aplicar ciertos controles sobre la calidad de los créditos de cada asegurado; así, por ejemplo, en Chile la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras revisa periódicamente las colocaciones de cada institución, con el fin de identificar el nivel de riesgo de éstas, para luego dictaminar sobre las provisiones relativas a probables créditos impagos.

Según la modalidad de tasa variable, cada banco tendrá tasas de cobertura en función del nivel de riesgo de su cartera de colocaciones.

Cabe señalar que la definición del marco legal también puede llegar a restringir el número de instituciones participantes, como también las carácterísticas financieras de las instituciones al operar como institución financiera; el tipo de productos financieros que puede ofrecer cada institución partícipe del mercado de capitales o tipo de negocios a los que puede acceder; la apertura a inversionistas extranjeros como depositantes o accionistas; las condiciones según las cuales se puede usar a la autoridad monetaria como último prestamista de sistema, vía líneas de redescuento o líneas de encaje o «last resort»; la fijación de tasas de interés máximas a cobrar por las instituciones del mercado de capital en sus diferentes productos, entre otras intervenciones. Es claro que el conjunto de las regulaciones es lo determinante al momento de evaluar el efecto del marco legal como elemento externo en la definición de la política de crédito.

Una información que facilita la identificación de la situación externa que enfrenta y podría enfrentar el banco se logra a partir de la identificación, por parte de los altos ejecutivos, de las condiciones actuales y proyectadas del mercado en que está inserta la institución, las cuales, en términos económicos, se pueden caracterizar como:

Mercado competitivo;

– mercado monopólico;

– mercado monopsonio

Se puede caracterizar un mercado bancario como competitivo en la medida en que él no presente barreras a la entrada tanto a demandantes de fondos como a agentes intermediadores. Una forma de detectar este escenario económico consiste en estudiar el spread efectivo1 que cobra la industria bancaria; si éste es bajo y existe bastante información sobre las instituciones que intervienen en él, podríamos estar en presencia de un mercado con clara tendencia competitiva.

1  Se debe cuantificar el real spread cobrado por los bancos, ya que se puede dar el caso en que la diferencia entre la tasa de colocación y captación sea alta, pero los servicios que entregue el banco a sus agentes pueden explicar esta diferencia. Por último, se puede hablar de un mercado monopsonio cuando existe un único (o varios que actúan como uno solo) demandante de fondos; por ejemplo, en los países en vías de desarrollo, el sector público, mercado en el que se puede apreciar un bajo spread y menor volumen transado, con relación al de competencia .

Dependiendo de cuál sea la política competitiva que adopte el banco para corto, mediano y largo plazo, así será el tipo de política de crédito que se deberá implementar para ser coherente en su gestión integral. Las carácterísticas que presentan una política conservadora y otra menos conservadora se discutirán más adelante. Estos elementos dan paso al surgimiento de competencia indirecta.

Un caso clásico es la competencia indirecta de la banca comercial y la de fomento con empresas en evolución. Por lo general, la banca de fomento no define el momento en que una empresa está en condiciones de acceder al mercado de capitales como un todo, limitando las oportunidades de negocios de la banca comercial, ya que la primera opera con recursos relativamente baratos. En efecto, algunas instituciones que no están facultadas para emitir cheques permiten que sus clientes puedan hacer uso de dichas máquinas por medio de tarjetas, lo que representa una disminución del mercado del cheque, pero en menor escala.

Para el caso de créditos a empresas, el fenómeno de la desintermediación financiera ha causado la caída en las utilidades en el negocio tradicional de la banca comercial. Finalmente, una de las fuentes indirectas de financiamiento más importantes para las empresas – y competidor indirecto para la banca comercial- está representada por el crédito de proveedores.

El efecto de la competencia indirecta es similar al de la competencia directa.

Depositantes e inversionistas

Los depositantes e inversionistas son un elemento externo condicionante de la política de crédito. En la medida en que el sistema bancario  sea regulado, los depositantes e inversionistas pueden buscar nuevas alternativas para colocar sus recursos, hecho que ha sido observado en la gran mayoría de los mercados de capitales, fenómeno que se conoce como desintermediación financiera.

Demandantes de créditos

Debido a que la política de crédito debe concluir con la definición del nivel de riesgo de la cartera de la institución financiera y de los medios que serán empleados para acotar dicho riesgo, la administración superior deberá contar con un análisis de las carácterísticas económicas de los demandantes referentes al nivel de riesgo promedio de la economía y de la reacción de los potenciales demandantes de crédito frente a los mecanismos de evaluación y seguimiento de créditos. Lo anterior puede ser interpretado como un análisis en nivel macro, siendo el análisis en nivel micro el estudio respecto de las reacciones de algunos potenciales clientes a la introducción de nuevos productos financieros y sus medios de promoción.

Nivel tecnológico

 Se refiere a la velocidad con que la institución financiera es capaz de procesar información tendiente a identificar potenciales créditos-problema, tanto en la etapa de evaluación de crédito como de seguimiento.

Ellas se pueden resumir en los siguientes aspectos:

1. La posición relativa de la institución bancaria con respecto a la competencia en términos de costos, precios y rentabilidad.   Estos parámetros son determinantes para que el banco pueda cuantificar los aspectos económicos de cada producto. En la medida en que el banco conozca los parámetros señalados, podrá tener controlada su gestión financiera y comercial, además de identificar fácilmente la rentabilidad de un nuevo negocio iniciado por alguno de sus ejecutivos y la conveniencia de cerrar otro. Sin embargo, en muchos países en vías de desarrollo existe un seguro para los depósitos (captaciones) por parte del banco central o autoridad monetaria; en tal situación, los accionistas del banco corren un menor riesgo de pérdida de su inversión, distorsionando el funcionamiento y transparencia del mercado de capitales.

2. Se debe definir el tipo de información que será exigida a los clientes seleccionados en el mercado meta como potenciales sujetos de crédito.

3. Una vez consideradas las posibles políticas de crédito por   adoptar, el comité de crédito deberá contar con el programa   de estimación de deudas incobrables que se prevé que se   tendrían una vez implementada alguna determinada política. Es claro que para establecer el programa de captaciones y colocaciones y la estimación de incobrables se requiere tener definido el set de información referente a la capacidad de pago del cliente con que contará el banco para analizar el crédito por otorgar.

Elección de la política de crédito de la institución financiera

El tipo de política de créditos a que puede adoptar una institución financiera es amplio, e incluso para cada producto bancario la alta gerencia puede definir una específica. El tipo de política de crédito puede ser:

Conservadora;

Muy conservadora;

Exageradamente conservadora;

Liberal;

Muy liberal;

Exageradamente liberal.

Por qué una institución financiera utiliza una u otra estará fundamentado en las consideraciones tanto internas como externas ya descritas. Las carácterísticas que presenta cada una de ellas las discutiremos a continuación.

Política crediticia conservadora


Todos los créditos que son otorgados según esta modalidad de política están avalados por algún tipo de garantía.

Política crediticia muy conservadora


Se mantienen las consideraciones anotadas en el punto anterior, pero, además, se exige garantía hipotecaria o prendaria.

Política exageradamente conservadora. Estos fondos son depositados en el banco a nombre de los socios, pero estos últimos no los pueden retirar antes de lo acordado, por lo general cuando expira el crédito que dio origen a esta captación.

Política liberal. El cálculo del riesgo de la cartera se determina en función de la información del cliente que es procesada en las diferentes etapas que componen la gestión crediticia.

Política muy liberal


Se caracteriza por evaluar los créditos en los mismos términos de riesgo de la política anterior, pero la operatoria crediticia es sin márgenes fijados en función de variables controlables; es decir, no se estiman las colocaciones que pasarán a incobrables en relación con elementos endógenos de la operatoria financiera del banco.

Política exageradamente liberal


Este tipo de política opera sobre riesgos no calculados y sin márgenes controlables, pero ello no significa que no exista una política, por el contrario, ésta  permite que los ejecutivos bancarios operen en forma libre en la toma de decisiones y búsqueda de nuevos negocios. Para ello es determinante que la alta gerencia tenga definidos todos y cada uno de los atributos de sus productos.

Puesta en marcha de la política de crédito del banco

Poner en ejecución la política de crédito diseñada requiere que la alta administración realice su  gestión en dos ámbitos; a saber: en el proceso implícito y en el explícito. La asimilación de la política en términos implícitos, por parte de los ejecutivos bancarios, es lo que debe lograr la institución financiera para que aquélla sea cumplida en forma espontánea.

A continuación se expondrá una gama de tareas que deben ser realizadas por los ejecutivos bancarios como primer paso para la implementación de la política de crédito. El modo de implementar e inculcar en los empleados bancarios dicha política dependerá de la forma de presentación y calidad de la información del cliente con que cuente el banco, la cantidad de datos y la utilización que se le dá a estos informes por parte de cada uno de los ejecutivos participantes en el proceso de crédito.

Estas tareas se pueden agrupar en dos grandes etapas; a saber: obtención y procesamiento de información básica e intermedia. Este tipo de información se requiere para clientes tanto antiguos  como nuevos, aun cuando dependerá de la política de crédito determinada.

1. A continuación se darán las formas más usadas de obtención y presentación de estos datos

A. Extender la solicitud de crédito. Para ello se requiere contar con, a lo menos, los siguientes datos:


Solicitud formal de crédito de la empresa; razón social o nombre del cliente;

Dirección y teléfono;

Referencias bancarias;

Estados financieros;

Límite del crédito (si fuese ya cliente).

B. Verificar los datos de solicitud de crédito


Fuentes internas:


 – departamento de informes comerciales de clientes del    propio banco;

– ejecutivos del banco que operen con empresas   relacionadas con el giro del solicitante;

– informes de empresas competidoras o de la misma  empresa contenidos en los archivos del banco;

– informadores de crédito y cobranza internos del banco.

Fuentes externas:


 – empresas dedicadas a proporcionar informes   comerciales;

– otros bancos o instituciones del sistema financiero;

– boletines comerciales elaborados por algún organismo    público;

– otras empresas que otorguen créditos o avales (proveedores, organismos de fomento, Banco Central).

2. Lo anterior se explica por el hecho de que tal ejecutivo es el encargado de conocer la empresa con la cual se operará y, por tal razón, es quien  posee mayor información pertinente necesaria para emitir un juicio preliminar sobre la conveniencia de comenzar un análisis más acabado de una futura operación.

Esta información tiene por objeto ayudar en el proceso de discriminación, en forma inmediata, respecto a la posible elegibilidad del sujeto de crédito. La forma más usada para completar esta información por los ejecutivos bancarios es la descrita a continuación. Este proceso debe responder a las siguientes preguntas, las cuales deben basarse en todos los antecedentes de carácter primordial, más consideraciones del criterio del profesional bancario a cargo de la operación.

 Carácterísticas de la empresa solicitante. No obstante que lo   anterior es algo obvio, en economías en vías de desarrollo es   frecuente que los empresarios que poseen una mala   reputación en el mercado financiero utilicen a terceros para    lograr créditos, situación que puede perjudicar   considerablemente al prestamista.

◊ El ejecutivo debe tratar de cuantificar la capacidad    empresarial de los inversionistas. En este evento,   es claro que la rentabilidad esperada de la inversión no es tal.   El objetivo de estas consideraciones es que el ejecutivo asuma   una mayor responsabilidad en el otorgamiento de los fondos,    ya que esta respuesta se basará principalmente en el criterio   logrado por el empleado por su experiencia laboral y/o   académica.

Asimismo, el ejecutivo debe responder si acaso la empresa    será capaz de hacer frente al compromiso crediticio que   adquirirá. Esta respuesta, al igual que la anterior, se   fundamenta en la apreciación del encargado de la operación. Este ejercicio cumple además con el propósito de que los lectores se formen una visión global del proceso de crédito y de la estrecha interrelación entre el proceso y la política de crédito.

Un caso práctico: política de crédito a empresas

Introducción

La finalidad del presente caso es la de fijar las pautas requeridas para la implementación de la política de crédito que regirá para las operaciones con empresas pertenecientes al mercado objetivo. Las exigencias que demande la puesta en marcha de dicha política deben ser acogidas por todos nuestros clientes, permitiendo, además, uniformar los criterios de otorgamiento de recursos por parte de nuestros ejecutivos .

1. Mercado objetivo

Todo nuevo crédito deberá orientarse preferentemente a las empresas que conforman nuestro mercado objetivo.3

1.1

A. Él cliente nuevo o antiguo deberá tener una buena integridad


En términos operacionales esto significa que debe cumplir los siguientes requisitos:           


No tener protestos sin aclarar

Es decir, en caso de haber girado   cheques sin tener fondos disponibles, haber cubierto y aclarado la    situación.

En caso de clientes potenciales, seria conveniente tener algunas referencias de personas de confianza para el banco que conozcan a esa empresa; por ejemplo, proveedores o clientes, distribuidores, etcétera.

B.  Antigüedad de las empresas en el rubro como elemento de decisión

 En el caso de empresas nuevas, no se operará con aquellas que lleven menos de dos años en el rubro, en razón de las dos consideraciones que siguen.

Para el caso de empresas antiguas, se debe distinguir dos situaciones, cliente nuevo para el banco y antiguo. Con los clientes nuevos se deberá ser más exigente que con los antiguos, ya que no los conocemos con profundidad y, por consiguiente, no nos han demostrado su comportamiento.

Por su parte, en el caso de los clientes antiguos, mientras más tiempo hayan operado con el banco, mayor será el esmero en darles un mejor servicio, en la medida en que siempre hayan tenido un buen comportamiento con el banco y el sistema financiero.

C. Lo anterior le otorga la calidad de empresas con una buena capacidad de pago


2. Respecto al empleo de los recursos, el ejecutivo debe saber cual será el destino final de los fondos prestados

El crédito no se puede otorgar para aplicarlo a fines especulativos, poco legítimos, que dañen la imagen corporativa del banco, etcétera. Una opción para solucionar esta situación se relaciona con mejorar las garantías constituidas al realizar la operación de compra de cartera.

El ejecutivo debe analizar operaciones en que el destino señalado por el cliente sea terminal, y no puente para que los fondos se apliquen en otra empresa u otro proyecto de más riesgo para el banco. Para identificar el destino final de un crédito, el ejecutivo requiere conocer la empresa y tener sólidos conocimientos económicos y experiencia.

Finalmente, la gerencia superior recomienda que en lo posible los créditos concedidos sean para financiar problemas de capital de trabajo estacional de empresas productivas.

2.1. Para esto puede realizar visitas a las empresas que pertenezcan al mercado meta fijado por la gerencia superior.

2.1.1. Visita a empresas

 La información necesaria se deberá obtener mediante una visita a la empresa. Además, permitirá recopilar antecedentes que den una visión más acabada de la situación actual y perspectivas de la empresa (administración, productos, mercado, etcétera).

Adicionalmente, mediante estas visitas la relación comercial entre el cliente y banco, por intermedio ejecutivo, se torna más fluida  y, a la vez, más sincera. La relación de confianza permite que la información de gestión y financiera que requiere el banco para determinar el riesgo de la operación sea fidedigna.

2.1.2. En algunos países, esto se denomina «impuesto al valor agregado»

– El ejecutivo debe llenar la ficha interna básica del banco para estos   efectos

2.2

Todos los análisis detallados deberán incluir cuatro aspectos fundamentales: integridad, capacidad de pago, situación patrimonial y garantías.

2.2.1

Los dueños de empresas pequeñas o que tengan una participación importante de una empresa deberán cumplir con las mismas condiciones de integridad requeridas de la empresa, es decir:

No tener protestos sin aclarar;


No tener más de dos protestos aclarados por año, en los dos últimos años;


No tener deudas vencidas directas o indirectas ni castigos en el sistema


2.2.2. Capacidad de pago

A las empresas se les otorgarán créditos en consideración de su capacidad de generar flujos futuros, parte de los cuales será destinada al pago de intereses y amortizaciones de créditos de terceros.

La capacidad de pago se debe analizar en nivel tanto cualitativo como cuantitativo. A continuación se dará una pauta de preguntas que deben ser contestadas por el ejecutivo durante el proceso del crédito, particularmente en la fase de análisis de crédito.

a. Sin embargo, desde el punto de vista bancario es conveniente distinguir entre antecedentes de mercado, de administración de la empresa, técnicos y financieros.

En el análisis del mercado se estudian las principales variables que explican el comportamiento económico de los ingresos operacionales de la empresa, en un contexto histórico y proyectado. Para abordar este análisis se puede subdividir en mercado consumidor, mercado competidor, mercado distribuidor y mercado proveedor.

A continuación se detallan las preguntas de análisis para cada rubro de mercado


– Mercado consumidor

¿Quiénes y cuántos son los compradores?


¿Quién tiene el mayor poder de negociación, los consumidores o el productor?


¿La tendencia en la demanda es creciente, decreciente o estable?


¿Cuál es la principal variable económica que explica el comportamiento del consumidor?


¿Presenta estacionalidad la demanda de los productos de la empresa?


¿Cuál es la política comercial de la empresa en cuestión?


– Mercado competidor

¿Quienes son los competidores actuales y potenciales?


¿En qué posición financiera se encuentran los competidores? ¿Existe sobre capacidad productiva instalada en la industria?




Mercado distribuidor

¿La estrategia de distribución que emplea la empresa es la óptima con relación a la competencia?


¿Tiene la empresa poder de negociación frente a los distribuidores?


¿Cuál es la política de compra de los distribuidores?





Mercado proveedor

¿Se prevé que la empresa contará con abastecimiento de largo plazo?


¿Se prevé la incorporación de nuevos proveedores?


¿Existen empresas competidoras que se integren verticalmente hacia atrás, es decir, empresas que compren a algún proveedor?




Administración de la empresa

 Para abordar este aspecto, el ejecutivo debe analizar por separado las carácterísticas socioeconómicas de los dueños de la empresa y de la administración del negocio propiamente tal.

Este estudio debe concluir con una definición clara de la honestidad y moralidad de los dueños,  a través de las siguientes preguntas:

¿Son personas honorables y serias en sus relaciones comerciales?


¿Son empresarios capaces de continuar con el negocio?


¿Están los ejecutivos de la empresa capacitados para dirigirla ante los cambios en el entorno que se prevén?


¿Tienen los altos ejecutivos de la empresa la suficiente flexibilidad para adaptarse a los cambios en el mercado?


¿Los trabajadores están satisfechos con su carga laboral y compensación pecuniaria?


–   Antecedentes técnicos

En este estudio se deben encontrar elementos de juicio en torno a la capacidad productiva y tipo de tecnología que posee la empresa con relación a la competencia. Para este propósito, dicho informe debe responder a las siguientes interrogantes:

¿Cuál es la capacidad instalada con que cuenta?


¿Presenta capacidad ociosa? Si es así, ¿esta es voluntaria o   forzada?


¿Cuál es el nivel tecnológico que posee la empresa en relación con  la competencia?


Cabe señalar que la lista de preguntas entregada puede fácilmente ampliarse, en todos y cada uno de los ÍTEMS anotados. Sin embargo, si los informes cualitativos contienen los antecedentes que permitan lograr respuesta a las interrogantes planteadas, se está acotando en gran medida el nivel de riesgo que involucra una operación.

b. Por lo tanto, el ejecutivo debe estudiar la situación patrimonial de la empresa como fuente de pago secundaria o intermedia, y por último, las garantías que se constituirán en favor del banco una vez realizada la operación.

– Situación patrimonial

 En caso que fallaran los flujos de caja proyectados, o bien no se validen los supuestos utilizados como base para la proyección, toma relevancia la situación patrimonial de la empresa, la cual se analizará mediante el balance. Este patrimonio debe ser entendido como un «colchón» que le permita a la firma hacer frente a sus compromisos ante una eventual disminución en la generación de los activos de la empresa.

– Garantías

En el caso de empresas que presenten una capacidad de pago ajustada y una situación patrimonial insolvente, adquiere especial relevancia la tercera fuente de pago, es decir, las garantías. En aquellos casos de difícil decisión en torno a cursar o no la operación será necesario sobre garantizarse. En un apartado especial se describirán las principales carácterísticas de dichas garantías.

2.3. Estas últimas se refieren a la moneda en la cual se servirá el crédito, plazo, tasa de interés y estructura de pago.

2.3.1. Por tal razón, aun cuando un crédito presente buenas carácterísticas, puede que no se curse la operación

Para la determinación del monto del préstamo, el ejecutivo puede hacer uso de las siguientes relaciones, que empíricamente han configurado un buen elemento de discriminación.

A. Análisis de la deuda de la empresa con todo el sistema financiero (SBIF) y con relación a sus ventas mensuales


B


c. Leverage contable indicativo de la relación entre patrimonio     contable con respecto a la deuda de la empresa.

El 95% de las empresas calificadas como «buenas pagadoras» tienen leverage inferior a 3, y ninguna tiene patrimonio neto tangible negativo. 

Entre las «malas pagadoras» un 22% tiene patrimonio neto tangible negativo, mientras que un 41% supera un leverage de 3. Por lo tanto, además de los requisitos ya indicados en 2.2, la empresa deberá cumplir con las exigencias financieras que se especifican a continuación.

Requisitos financieros para ser sujeto de crédito:


– deuda SBIF < 6=»» meses=»» de=»»>

– pasivo exigible total < 10=»» (utilidad=»» neta=»» +=»» la=»» depreciación=»»>

– leverage < 3=»» (con=»» patrimonio=»»>

Nota: En la deuda SBIF se considera sólo la directa. Sin embargo, si la indirecta   es importante el ejecutivo deberá considerarla en el análisis.

2.3.2

Debe destacarse que los créditos que se otorguen guardan relación con la capacidad de pago y no con las garantías. Así, por ejemplo, los criterios básicos para definir crédito de corto plazo de libre disponibilidad (línea de crédito) son el patrimonio, la generación operacional y las ventas.

A


B


Esto siempre es válido para créditos que financien capital de trabajo permanente


C


La evidencia empírica indica que la anterior es una sana política. Además, se fundamenta en el raciocinio que señala que la generación típica para un negocio cualquiera de alrededor de 8% de la venta, por lo que en general la venta de un mes es aproximadamente igual a la generación operacional anual de un negocio.

CAPITAL D. TRABAJO Estacional

75% del patrimonio                                                                     75% del patrimonio

1. + deprec.)

2.  meses de venta                                                                     4 meses de venta

El monto de crédito por otorgar sería el menor entre los tres conceptos indicados. Se insiste en que estos siguen siendo los límites máximos y, por consiguiente, el ejecutivo debe tratar de nunca llegar a ellos.

Pregunta 1

Explique por qué el marco legal que rige a la industria bancaria es un elemento primordial en la determinación de la política crediticia. Señale las diferencias que existen entre países emergentes y desarrollados en este ámbito.

RESP: El marco legal afecta la política de crédito por medio de la política implícita y explícita del seguro a los depósitos que aplicará la autoridad. La autoridad monetaria aplica ciertos controles sobre la calidad de los créditos de cada asegurado, tanto en el depósito de tasa fija  como en el de tasa variable.

El marco legal también puede restringir el número de instituciones participantes, como también las carácterísticas financieras de las instituciones, productos y negocios a los que puede acceder. En estos países el seguro a los depósitos es otorgado por el gobierno.

Pregunta 2

Señalar cuáles son las carácterísticas de un mercado bancario competitivo y las formas de detectar    este escenario económico.

RESP: Se puede caracterizar un mercado bancario competitivo en la medida que éste no presente barreras a la entrada tanto a demandantes de fondos como a agentes intermediadores.

Pregunta 3

¿De qué depende el tipo de política de crédito que implemente un banco, si desea ser coherente en su  gestión integral.?

  RESP: El tipo de política de crédito que implemente un banco depende de cuál sea la política competitiva que adopte el banco para corto, mediano y largo plazo. Así será el tipo de política de crédito que se deberá implementar para ser coherente en su gestión integral. Por el contrario, si la política comercial indica que se reducirá el riesgo de la cartera de colocaciones, entonces la política de crédito consecuente será conservadora.

Pregunta 4

Explicar qué se entiende por desintermediación financiera. ¿Qué puede hacer la Administración  superior de un banco para hacer frente  a este factor externo?

El fenómeno de la desintermediación financiera ha causado la caída en las utilidades en el negocio tradicional de la banca comercial. La carácterística que presentan dichos instrumentos es que permiten que las empresas logren financiamiento para sus operaciones sin la necesidad de recurrir a las instituciones financieras.

Pregunta 5

Señalar los tipos de políticas de crédito a qué puede optar una institución financiera, explicando cada una de ellas. ¿De qué condiciones depende usar una u otra?

  RESP: El tipo de política de créditos a que puede adoptar una institución financiera e s amplio. El tipo de política de crédito puede ser:

– conservadora;

– muy conservadora;

– exageradamente conservadora;

– liberal;

– muy liberal;

– exageradamente liberal.

El porqué una institución financiera utiliza una u otra estará fundamentado en las consideraciones tanto internas como externas a que está afecta. Las carácterísticas que presenta cada una de ellas se señalán a continuación:

Política crediticia conservadora. Todos los créditos que son otorgados según esta modalidad de política están avalados por algún tipo de garantía.

Por su parte, a los nuevos clientes se les otorgan créditos, pero previamente se

Estudia acuciosamente la situación de la empresa en términos históricos y proyectados. Se mantienen las consideraciones anotadas en el punto anterior, pero, además, se exige garantía hipotecaria o prendaria.

 Política exageradamente conservadora. Estos fondos son depositados en el banco a nombre de los socios, pero estos últimos no los pueden retirar antes de lo acordado, por lo general cuando expira el crédito que dio origen a esta captación.

 Política liberal. El cálculo del riesgo de la cartera se determina en función de la información del cliente que es procesada en las diferentes etapas que componen la gestión crediticia.

Política muy liberal. Se caracteriza por evaluar los créditos en los mismos términos de riesgo de la política anter


No se permite realizar comentarios.