Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Plazo para apelar sentencia interlocutoria

Los Métodos alternativos de resolución de conflictos


Denominamos “Métodos Alternativos de Resolución de conflictos” a una gran gama de herramientas utilizadas para Solucionar conflictos sin necesidad de acudir al litigio judicial. Estos Métodos alternativos se clasifican en: adversariales (arbitraje y juicio) y no Adversariales (negociación, mediación y conciliación).

Modelos Arquetipos de la Negociación:

a.

Los métodos adversariales:

las partes resuelven el conflicto Compitiendo, es decir, son contendientes, y un tercero suple la voluntad de las Partes y toma una decisión.
Necesariamente el conflicto tiene el siguiente Desenlace: una parte pierde y la otra gana, se trata de la llamada fórmula “ganador/perdedor”. La decisión del tercero que pone fin a la disputa, se basa En la ley o en la aplicación de un precedente. Ej: litigio, arbitraje.

b.

Los métodos no adversariales

: están orientados a que las partes Trabajan juntas y cooperativamente para solucionar el conflicto. Las partes Tienen el control sobre la solución, acuerda su propia decisión. Todas las Partes se benefician con la solución que juntas han creado. Ej: negociación, Conciliación y mediación.

MÉTODOS ADVERSARIALES:

Arbitraje


: es uno de los múltiples modos de Solución pacífica de conflictos previsto en nuestro ordenamiento jurídico Vigente.

En el arbitraje existe un tercero Imparcial que emite un veredicto sobre dos pretensiones controvertidas. Pero a diferencia de la Justicia, es un sistema en el que la decisión que pone Fin al conflicto no emana de los jueces del Estado, sino de particulares. A él Se llega generalmente en forma voluntaria, a través de cláusulas mediante las Cuales las partes deciden someter determinadas cuestiones a resolución de árbitros en lugar de acudir a jueces. La adopción del arbitraje implica Desplazar total o parcialmente la jurisdicción de los órganos del Poder Judicial.

Ello no vulnera la garantía Constitucional del juez neutral, ya que, si bien la Constitución Nacional Organiza los tribunales estatales como el medio neutral de administrar Soluciones a los litigios que se susciten entre particularidades, o entre Particulares y el Estado, es el propio Estado quien admite la asunción de Facultades jurisdiccionales por particularidades a través del arbitraje: las Partes pueden voluntariamente excluir respecto de ciertos casis la Jurisdicción, ya que el ordenamiento establece la obligación de los jueces de Prestarles auxilio. No concede a los árbitros la potestad de ejercer por sí la Coerción necesaria para hacer cumplir sus decisiones, pero pone a su Disposición el aparato jurisdiccional público a través del cual podrán Obtenerla.

Pueden existir diversas situaciones que Exijan recurrir a un juez la falta de cooperación de alguna de las partes para Designar árbitros o acordar lo necesario para poner en marcha el juicio arbitral, La necesidad de ejercer coerción para efectivizar una medida cautelar o Producir alguna prueba, o bien la ejecución del laudo.
Porque una vez que los árbitros dictaron sentencia, si la misma no es espontáneamente cumplida por el Perdidoso, la otra parte deberá requerir a los jueces ordinarios la compulsión Necesaria para hacer lograr el cumplimiento forzado.

Es indudable, por todo ello, que el Arbitraje tiene naturaleza estrictamente jurisdiccional. La jurisdicción (entendida como la función de administrar justicia resolviendo controversias) No es monopolio de los órganos del Estado. El Estado tiene como objetivo el de Afianzar la justicia; pero de ello no se deriva necesariamente que deba Ejercerla por sí y con carácter monopólico.

El juicio arbitral es un proceso Destinado a que un tercero imparcial declare un derecho que una de las partes Cree tener y la otra controvierte. El laudo, por ello, es la decisión mediante La cual los árbitros resuelven el litigio que las partes sometieron. Este acto Es la expresión más concreta de la jurisdicción que aquellos ejercen. En Definitiva, el laudo no es sino el resultado de un juicio contradictorio de Conocimiento, enderezado a obtener certidumbre respecto de una situación Fáctica y jurídica determinada.

El otro aspecto en que los árbitros Encuentran una limitación es en el referido al plazo con que cuentan para Dictar el laudo. Los árbitros no pueden excederse de que las partes hayan Señalado en el acuerdo arbitral, o en su defecto el que determine el juez o que Surja de las disposiciones legales supletorias. Similares razones a las Apuntadas respecto del contenido del laudo –la limitación de la jurisdicción de Los árbitros en función de la voluntad de las partes- dan fundamento a la Nulidad que acarrea el vencimiento del plazo para laudar.

Cláusula compromisoria y compromiso Arbitral. El arbitraje nace normalmente a partir de la voluntad de las partes que deciden Excluir la jurisdicción judicial, remitiendo determinadas cuestiones litigiosas A la decisión de particulares.  

No se permite realizar comentarios.