Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Tipos de seguros

1.- Características generales de los grupos de personas

Los seguros de personas se regulan por los artículos 80 a 106 de la Ley de Contrato de Seguro. El contrato de seguro sobre las personas comprende todos los riesgos que pueden afectar a la existencia, integridad corporal o salud del asegurado. El valor de interés asegurado se suele establecer de forma subjetiva, mediante la asignación de cantidades fijas, pactadas antes de que se produzca el siniestro. La indemnización coincide con la suma asegurada, que es el importe que los contratantes han fijado. No se les aplica los preceptos sobre infraseguro y sobreseguro. Como excepción al anterior principio se puede señalar el seguro de enfermedad y asistencia sanitaria, cuando cubre los gastos médico-farmacéuticos necesarios para la curación del enfermo/a. Los contratos de seguros sobre personas pueden celebrarse con referencia a riesgos de una sola persona o a un grupo de ellas. El grupo deberá estar delimitado por alguna característica común a todos sus integrantes. En los seguros personales la compañía, aún después de pagada la indemnización, no puede subrogarse en los derechos que el asegurado tenga contra un tercero como consecuencia del siniestro, excepto en lo referente a los gastos de asistencia sanitaria.

3.- Concepto de seguro de vida

El seguro de vida es aquel en que el asegurador, a cambio de una prima única o periódica, se obliga a satisfacer al suscriptor de la póliza, o a la persona que él designe, un capitalo una renta cuando fallezca o llegue a determinada edad la persona asegurada.

4.- Elementos personales en el seguro de vida

1.El asegurador y el tomador

El asegurado es la persona cuya muerte o supervivencia se tiene en cuenta para abonar la indemnización. El asegurado puede ser la misma persona que suscribe el contrato, en ese caso nos encontramos ante un seguro sobre la vida propia; si contratante y asegurado no coinciden, se puede hablar de un seguro sobre la vida ajena. En esta última modalidad, la persona asegurada no forma parte del pacto ni tiene obligaciones derivadas del mismo.

El tomador es quien suscribe el contrato y asume las obligaciones derivadas del mismo, que se centra esencialmente en el pago de la prima acordada.

2.El beneficiario

El beneficiario es aquella persona que cobra la indemnización o la renta pactada si se produce el evento asegurado. La designación del beneficiario debe hacerse en la póliza. El tomador del seguro puede nombrarse a sí mismo como beneficiario (un seguro de vida, para cada caso de vida) o designar como tal a una tercera persona, pero en cualquier caso puede modificar la designación antes realizada sin necesidad de consentimiento de la compañía aseguradora. Se suele enviar un escrito a la aseguradora o se indica dicha modificación en el testamento. Si en el momento del fallecimiento del asegurado no se hubiese determinado beneficiario, el capital asegurado será del tomador.

5.- Clases de seguro de vida

·Seguros para caso de vida

·Seguros para caso de muerte

·Seguros mixtos

6.- Concepto de seguro para caso de vida o supervivencia

La compañía aseguradora garantiza el pago de un capital o de una renta al beneficiario/a, si el asegurado/a viven en determinada fecha o al alcanzar cierta edad. De forma habitual, el beneficiario coincide con el asegurado y con el tomador.

7.- Tipos de seguros para caso de vida o supervivencia

·Seguro de renta vitalicia diferida: La compañía aseguradora se compromete a abonar al abonar al beneficiario una renta con vencimientos periódicos mientras viva. Si el asegurado fallece antes del plazo señalado en la póliza, la compañía se queda con las primas abonadas y no paga nada, salvo que se haya pactado el reembolso de las mismas.

·Seguros de capital diferido: Cuando finaliza el plazo acordado en la póliza, la compañía de seguros se compromete a abonar al beneficiario el capital establecido, siempre que el asegurado viva en esa fecha. Si éste fallece antes, la aseguradora se queda con las primas pagadas hasta entonces, salvo que se haya pactado el reembolso de las mismas.

·Seguros de renta vitalicia inmediata: La compañía aseguradora recibe una prima única en el momento de suscribir el contrato, y mediante ella garantiza el pago inmediato de una renta periódica al beneficiario o beneficiarios, hasta la muerte del asegurado.

8.- Concepto de seguro para caso de muerte o fallecimiento

La compañía se compromete a pagar un capital o una renta al beneficiario o beneficiarios cuando se produzca la muerte de la persona asegurada. La cobertura de estas modalidades de seguro de vida se puede contratar durante un plazo determinado, al final del cual del seguro se anula, o bien puede tener carácter indefinido hasta que se produzca el fallecimiento del asegurado.

9.- Tipos de seguro para caso de muerte o fallecimiento

·Seguro de vida entera: En este tipo de seguro la compañía se compromete a satisfacer un capital al beneficiario, cuando el asegurado fallezca. El seguro de vida entera suele ser de primas vitalicias cuando éstas se pagan hasta la muerte del asegurado o de primas temporales si se abonan durante cierto periodo mientras que la cobertura se extiende hasta que fallece el asegurado. El seguro de vida entera cubre el fallecimiento del asegurado en cualquier momento y no exclusivamente dentro de un plazo.

·Seguro temporal: La entidad aseguradora se compromete a pagar al beneficiario un capital después del fallecimiento del asegurado, antes de finalizar el plazo convenido como duración del contrato. Si el asegurado vive una vez transcurrido el mencionado plazo, la compañía no indemniza ni devuelve las primas pagadas hasta entonces. Se puede pactar el reembolso de primas, en cuyo caso, el beneficiario o en su defecto el tomador percibe una suma equivalente a las primas pagadas.El seguro temporal se puede pactar con carácter renovable. De esa forma el tomador paga cada año la correspondiente prima y la compañía abonaría al beneficiario el capital asegurado si el asegurado fallece mientras esté vigente el contrato.

·Seguro de supervivencia: La compañía de seguros se compromete a pagar un capital al beneficiario si el asegurado fallece antes que él; por el contrario, si el asegurado vive más que el beneficiario, la compañía no indemniza y se queda con las primas satisfechas.

·Seguros de amortización de préstamos: La compañía aseguradora se encarga de satisfacer el importe pendiente del crédito o préstamo y los intereses debidos por el asegurado, en el supuesto de que éste fallezca durante su vigencia. Dichos seguros suelen ser exigidos por las entidades de crédito a sus clientes cuando suscriben operaciones de activo con ellas, sobre todo en las financiaciones a largo plazo; en estos seguros, el beneficiario suele ser el banco o la caja que concede el préstamo.

10.- Limitaciones que establece la Ley en los contratos de seguro de vida en caso de muerte o fallecimiento

La Ley establece una serie de limitaciones entre las que destaca la exigencia de que el asegurado preste su consentimiento por escrito, si es una persona distinta al tomador. La ley prohíbe contratar seguros para caso de muerte sobre menores de catorce años, y si son mayores de dicha edad pero menores de 18 años, se requiere la autorización escrita de sus representantes legales.

11.- Concepto de Seguros mixtos

Se trata de seguros en los cuales se combinan los seguros para caso de vida y los seguros temporales para caso de muerte. Si el asegurado fallece antes del plazo previsto en la póliza, la compañía aseguradora indemniza al beneficiario y si sobrevive al plazo establecido abona el capital pactado.

12.- Modalidades de seguros de vida mixtos

·Seguro mixto completo: En este tipo de seguro la compañía abona la cantidad estipulada a los beneficiarios si el asegurado muere antes del vencimiento; si sobrevive, le entrega el capital pactado más una participación en beneficios sobre las inversiones de las primas correspondientes al contrato.

·Seguro mixto simple: Es un seguro similar al del caso anterior, pero en él no se produce la participación en beneficios.

·Seguro total: El beneficiario es un menor, que cobrará el capital garantizado en una fecha fija. El asegurado es el padre o el tutor y, tanto si éste muere antes de la fecha establecida como si sobrevive, el menor cobrará la cantidad asegurada. Si fallece el menor, el tomador del seguro cobrará las primas satisfechas. Si quien muere es el asegurado y todavía no ha llegado el vencimiento establecido en la póliza, las primas dejan de ser exigibles hasta la fecha, en la que el beneficiario percibirá el capital.

·Seguro de vida universal: Se trata de un producto combinado, de ahorro y de seguro. La primera suele ser la acumulación de rentas entregadas de forma periódica por el cliente, junto con los intereses producidos por las mismas. En segundo lugar se introduce un seguro temporal renovable, de modo que si el asegurado muere, el beneficiario cobraría el capital asegurado junto con el fondo de capitalización formado, si es el heredero. Al vencimiento del plan de ahorro, si el asegurado vive, quien realizó las aportaciones al fondo de capitalización recupera las cantidades acumuladas más los intereses producidos.

12.- Seguros de vida: La prima

La prima constituye el precio del seguro pagado por el tomador. Las primas se fijan por las compañías aseguradoras conforme al criterio de libre competencia, pero siempre según hipótesis actuariales razonables que permitan a la entidad aseguradora satisfacer las obligaciones derivadas del contrato de seguro y, en particular, constituir las provisiones técnicas adecuadas. Las tarifas de primas no están sujetas a autorización administrativa, ni deben remitirse a la Dirección General de Seguros. Deben estar a disposición de la mencionada Dirección General.

13.- Seguros de vida: La póliza

La póliza es el documento que contiene las estipulaciones del contrato. Debido a que los seguros de vida suelen ser a largo plazo, son muy frecuentes las modificaciones de los pactos suscritos inicialmente; estas modificaciones o novaciones contractuales se recogen en suplementos de póliza que se adjuntan a la póliza inicial.

14.- Seguros de vida: Impago de la prima

La regla general en los contratos de seguro, si la segunda o sucesivas primas no han sido satisfechas a su vencimiento, una vez transcurrido el plazo de gracia de un mes, la cobertura del seguro queda suspendida, y, si dentro de los seis meses siguientes la compañía no reclama el pago, se entenderá que el contrato se extingue. Este principio no se aplica en los seguros de vida, excepto en los de supervivenciay en los temporales para caso de murete, la falta de pago de la segunda o sucesivas primas producirá la reducción del seguro conforme a una tabla de valores que debe figurar en la póliza.

15.- Seguros de vida: Reducción de la póliza

La reducción del seguro se puede producir cuando lo solicite el tomador, una vez transcurrido el mencionado plazo previsto en la póliza; en ese caso, el tomador suele quedar liberado del pago de las futuras primas. Esta reducción transforma el seguro en otro de la misma modalidad, pero con un capital inferior, proporcional al número de primas pagadas hasta el momento en que se produce dicha reducción. Antes del vencimiento del contrato, el tomador puede rehabilitar el seguro; para ello tiene que cumplir las condiciones que se indican en la póliza.

16.- Seguros de vida: Rescate de la póliza

La ley exige que en las pólizas de los seguros de vida se regule el derecho al rescate de la suma asegurada. El tomador que haya pagado las dos primeras anualidades de la prima podrá ejercitar el derecho de rescate, que consiste en anular el contrato y cobrar el importe de la aplicación de la tabla de valores de rescate que acompañan a la póliza. Estos porcentajes suelen ser un porcentaje de las provisiones técnicas. Para ejercer el derecho de rescate el tomador debe comunicar a la compañía su deseo de rescatar la póliza y de anular el contrato. A partir del momento en que la aseguradora ha recibido dicha comunicación, el seguro queda anulado y el tomador tiene el derecho a percibir el valor de rescate.

17.- Seguros de vida: Anticipo de la póliza

El tomador tiene derecho a obtener anticipos sobre su seguro de vida, por un valor máximo equivalente al valor de rescate; estos anticipos son pagos parciales a cuenta de la suma asegurada. Las condiciones para el ejercicio de este derecho se fijan en la póliza y normalmente llevan asociados el pago de intereses por parte de quien dispone anticipadamente del capital.

18.- Seguros de vida: Cesión de la póliza

Si el tomador no designó beneficiario con carácter irrevocable puede ceder la póliza cuando quiera; ello supone el nombramiento de un nuevo beneficiario y la consiguiente revocación del anterior.

19.- Seguros de vida: Pignoración de la póliza

El tomador puede pignorar la póliza como garantía de una deuda; de esa forma el acreedor será beneficiario del capital o suma asegurada. El tomador deberá comunicar por vía notarial, por burofax… a la compañía aseguradora.

20.-Garantías complementarias en los seguros de vida

Los seguros de vida suelen ir acompañados de una serie de garantías complementarias que incrementan la cobertura de los riesgos. Garantías complementarias más habituales:

• Exención del pago de primas en caso de invalidez absoluta y permanente. El contrato se mantiene en idénticas condiciones, y tanto las garantías como las coberturas no varían.

• Pago de un capital complementario en caso de fallecimiento por accidente.

• Anticipo del capital asegurado, sin pago de intereses, si se produce la invalidez absoluta y permanente del asegurado.

21.- Segurfondos o Seguros Unit Linked

Son seguros de vida asociados a fondos de inversión. Producto diseñado para el ahorro y la inversión, que también puede utilizarse para cubrir el riesgo de fallecimiento.

El tomador del seguro, suele coincidir con el asegurado, entrega a la compañía el dinero que desea ahorrar, mediante uno o varios pagos realizados en las fechas que desee y por el importe que quiera (exige inversiones mínimas). La prima formada por la suma destinada al ahorro, más otra cantidad para cubrir la contingencia de fallecimiento. La cifra destinada al ahorro, suele ser casi la totalidad de la prima, se coloca por la compañía de seguros en fondos de inversión, con diferentes niveles de riesgo. El tomador puede dar órdenes a la compañía de seguros par que traslade sus ahorros de un fondo a otro, según sea su expectativa de riesgo y de revalorización. Los unit linked han pedido en parte su atractivo fiscal, pero todavía mantienen su utilidad, en los supuestos en que la compañía distribuye la inversión entre diversas carteras de fondos, siguiendo modelos matemáticos de gestión.

22.-Seguro de accidentes

Cubren el riesgo de que el asegurado sufra invalidez temporal, permanente o muerte. La

Ley entiende que el accidente debe estar ocasionado por una causa violenta súbita, externa y ajena a la intencionalidad del asegurado. El tomador puede designar beneficiario, que es quien cobrara el capital previsto en caso de muerte del asegurado.

Si no se hubiese designado beneficiario y como consecuencia del accidente falleciese el asegurado, la compañía deberá pagar un capital a sus herederos.

El tomador debe comunicar a la compañía de seguros la celebración de cualquier otro seguro de accidentes que se refiera a la misma persona. Si este deber no se cumple se producen perjuicios para la aseguradora, esta podrá reclamar los daños y perjuicios que haya sufrido, pero deberá abonar integra la suma asegurada. Si el asegurado provoca intencionalmente el accidente, la aseguradora libre de sus obligaciones. Si el accidente es provocado intencionadamente por el beneficiario, queda excluida la designación hecha a su favor y la indemnización corresponderá, al tomador o a sus herederos. En las pólizas de accidentes se suele especificar la cobertura de los gastos por asistencia sanitaria derivados del siniestro. Si como consecuencia del accidente se produce una situación de invalidez, se requiere un certificado médico que determine su grado. Una vez presentado el anterior certificado, la compañía notifica por escrito la cuantía de la indemnización que le corresponde, de acuerdo con los baremos fijados en la póliza. Si el asegurado no aceptase la propuesta de la compañía en lo referente al grado de invalidez, las partes se someterán a la decisión de peritos médicos. Una modalidad muy utilizada es aquella en la que una entidad aseguradora se compromete a pagar una renta diaria al asegurado durante los días de baja como consecuencia del accidente.

23.-Seguro obligatorio de viajeros

Cubre indemnizaciones y gastos de asistencia sanitaria por las lesiones sufridas como consecuencia de un accidente en un medio de transporte colectivo. En estos casos los asegurados son los pasajeros y el tomador del seguro es el transportista. Si el transportista no tiene suscrita la póliza o se dedica de forma irregular al transporte de pasajeros, la cobertura de los riesgos corre a cargo del Consorcio de Composición de Seguros.

24.- Seguro de enfermedad y de asistencia sanitaria

Se rige por los artículos 105 a 106 de la Ley de Contrato de Seguro. Los riesgos cubiertos por el seguro privado de enfermedad y asistencia sanitaria también los cubre la Seguridad

Social. Ene l seguro de enfermedad y asistencia sanitaria, la compañía aseguradora puede obligarse a pagar determinada suma, así como los gastos de asistencia médica y farmacéutica. También en la prestación de los servicios médicos y quirúrgicos. Las pólizas del seguro establecen con claridad los límites de la cobertura. Los riesgos excluidos: las enfermedades, que tenía el asegurado en el momento de contratar la póliza; los accidentes laborales y enfermedades profesionales; los daños producidos por radiactividad y por explosiones nucleares; los hechos de guerra y las enfermedades causadas por epidemias declaradas de forma oficial.

25.- Planes y fondos de pensiones: Concepto

Dentro de estos sistemas de previsión destacan los planes de pensiones, cuyas contribuciones se integran forzosamente en un fondo de pensiones. La importancia se debe a múltiples factores, entre los que destacan los demográficos, harán aumentar de forma muy considerable el número de perceptores de pensiones públicas. El importe medio de estas puede disminuir de forma sensible. Para evitar reducciones, se están desarrollando los planes y fondos de pensiones, como complemento a las prestaciones que pague el Estado. Los planes de pensiones permiten a las personas, a cuyo favor se constituyen, percibir rentas o capitales por jubilación, supervivencia, viudedad, orfandad o invalidez. Sistema de previsión privado y voluntario, que en ningún momento puede sustituir a las prestaciones obligatorias de la Seguridad Social. Las aportaciones que realicen los promotores y los partícipes en un plan de pensiones se integraran de forma obligatoria en un fondo de pensiones. Con cargo a este se pagaran las prestaciones correspondientes, cuando se produzcan las contingencias previstas por la ley. Los fondos acumulados mediante un plan solo se puede disponer de ellos cuando sucedan las contingencias, previstas en la Ley. Se puede disponer de forma anticipada de los derechos consolidados en un plan de pensiones, en caso de enfermedad grave o desempleo de larga duración.

26.- Elementos personales de un plan de pensiones

• Entidad promotora: es la sociedad que decide poner en marcha el plan.

• Los participes: son las personas físicas cuyo interés se crea el plan; que tiene derecho a percibir los fondos acumulados. (Quien realice las aportaciones previstas en el plan de pensiones puede ser promotor, por el participe y por el promotor.)

• Beneficiarios: son personas físicas con derecho a percibir prestaciones, hayan sido participes o no. en los casos de invalidez y de jubilación, el beneficiario suele ser el participe, y en los supuestos de muerte, sus herederos.

27.- Elementos institucionales de un plan de pensiones

• Fondos de pensiones: son patrimonios custodiados y gestionados por los órganos establecidos en la ley, y cuya finalidad consiste en dar cumplimiento a lo previsto en los planes de pensiones que integra. Las aportaciones de los participes y promotores del plan de pensiones se acumular en el fondo a través de una cuenta de posición en la que también se recogerán los bienes y derechos del plan y a través de ella se pagaran las prestaciones debidas a los beneficiarios del mismo.

• Comisión de control: que cada plan de pensiones este supervisado por uno de estos, formado por representantes del promotor, por participes y por beneficiarios, de manera que se garantice la presencia de todos los intereses implicados en el plan. La mayoría absoluta de los miembros de la comisión de control debe ser partícipe del plan de pensiones.

• Entidad gestora: cada fondo de pensiones es administrado por una entidad gestora, que debe ser una empresa independiente del promotor, con forma de

Sociedad Anónima, acciones nominativas, capital mínimo determinado por la ley, y cuya actividad exclusiva sea la administración de fondos de pensiones.

También pueden ser entidades gestoras las compañías de seguros autorizadas para operara en seguros de vida y domiciliadas en su territorio. Perciben comisiones por su actividad.

• Entidad depositaria: la custodia y deposito activos financieros integrados en los fondos de pensiones a un depositario, que debe ser una entidad de depósito domiciliada en España. La ley prohíbe que la misma entidad sea gestora y depositaria de un fondo de pensiones.

28.- Modalidades de un plan de pensiones según la naturaleza del promotor

• Sistema de empleo: son planes promovidos por cualquier empresa. Los participes son sus empelados. Cuando cese la relación laboral, los derechos consolidados del participe pueden traspasarse a otro plan.

• Sistema asociado: planes promovidos por parte de cualquier asociación, colectivo y los participes son sus asociados, o miembros. Es preciso que el colectivo de participes este definido por alguna característica diferente al hecho de formar parte del plan.

• Sistema individual: los promotores de estos planes son entidades financieras o compañías aseguradoras, y los participes son personas físicas no ligadas a los promotores por una relación laboral.

29.- Modalidades de un plan de pensiones según el destino de la inversión y el nivel de riesgo del participe

Grupo

Composición de la cartera

Nivel de riesgo y rentabilidad

Renta fija

Solo activos de renta fija o diversos plazos

Muy pequeño: prácticamente nulo si los activos son a corto plazo. La rentabilidad es escasa; se incrementa cuando hay descensosde los tipos de interés y disminuye en caso contrario.

Renta fija mixta I

Como máximo un 15% de activos de renta variable

Pequeño: permiten obtener revalorizaciones cuando los mercados de renta variable suben, y pequeñas pérdidas cuando bajan.

Renta fija mixta II

Formada por activos de renta variable en porcentajes del 15% al 30%

Medio: su rentabilidad depende de las inversiones en bolsa, pero la renta fija que posee amortigua.

Renta variable mixta

Entre un 30% y un 75% formada por activos de renta variable

Elevado: buenas rentabilidades cuando la bolsa sube y viceversa cuando baja. El porcentaje de renta fija que contiene amortigua en cierta medida su volatilidad.

Renta variable

Como mínimo un 75% de renta variable

Muy elevado: dependiendo de la evolución de los mercados de renta variable.

30.- Aportación a los Planes de pensiones

Pueden realizarse por el promotor, en el sistema de empleo. La entidad promotora puede realizar aportaciones a los planes de pensiones de sus trabajadores y ellos también pueden hacerlas para acumular, mayores derechos consolidados. Las aportaciones del promotor forman parte de las retribuciones abonadas a los empleados. En los sistemas asociados e individuales las aportaciones son realizadas exclusivamente por los participes.

La norma es que las participaciones al plan de pensiones se efectúe durante la vida activa del participe, pero también se pueden realizar cuando este se encuentre jubilado. En este último caso, las cantidades que se acumulen no pueden ser rescatadas por el participe y se dedicaran exclusivamente a cubrir la contingencia de fallecimiento, esto es, se destinaran a los herederos. Cada plan de pensiones debe prever las causas y circunstancias que faculten a los participes para modificar o suspender sus aportaciones.

31.- Disposición de los Planes de pensiones

Cuando llegue la contingencia que legalmente permite disponer de los derechos consolidados en un plan de pensiones, se puede cobrar en forma de capital, en forma de renta (temporal o vitalicia) o de forma mixta (parte como capital y parte como renta).

El participe debe elegir en el momento que le corresponda cobrar cual de los modos de hacerlo le conviene más. Si tiene rentas bajas y los derechos consolidados son pequeños, quizá sea más conveniente que recupere los fondos en forma de capital; por el contrario, si tiene rentas medias o altas y los derechos consolidados son importantes, le convenga cobrar sus derechos en forma de renta.

32.- Contingencias Admitidas para percibir las prestaciones del plan de pensiones

• Jubilación del participe. Cuando no sea posible el acceso a la jubilación, la contingencia se entenderá producida a partir de la edad ordinaria de jubilación. Se pueden rescatar los derechos consolidados, con cualquier edad, si se extingue la relación laboral como consecuencia de un expediente de regulación de empleo y el trabajador pasa a la situación legal de desempleo.

• Incapacidad laboral para profesión habitual, para todo trabajo.

• Muerte del participe o del beneficiario, que pueda generar derecho a prestaciones de viudedad u orfandad o a favor de otros herederos o personas designadas.

• Desempleo de larga duración; el participe debe estar demandante de empleo durante al menos 12 meses.

• Enfermedad grave del participe, que dependan de él. Debe imposibilitar la actividad habitual durante al menos tres meses y debe requerir intervención o tratamiento hospitalario.

33.- Planes de previsión asegurados

Son seguros de vida mixtos (para caso de muerte y para caso de vida), en los que la contingencia de vida coincide con la edad de jubilación. Las aportaciones pueden efectuarse de forma periódica o en forma de prima única. La principal ventaja con respecto a los planes de pensiones, al tratarse de seguros de vida, se capitalizan a un tipo de interés técnico, de modo que se garantiza una rentabilidad mínima a la inversión; dicha rentabilidad se suele complementar con participaciones en beneficios, que incrementan el capital acumulado del que dispondrá el asegurado en el momento de la jubilación, o los beneficiarios, en caso de que fallezca antes de llegar a ella. El PPA tiene limitado el derecho de rescate antes de la jubilación, con lo que solo se puede trasladar la provisión matemática (primas acumuladas y capitalizadas al tipo de interés técnico) a otro PPA, y se dispondrá de la misma en las contingencias previstas para los planes de pensiones. La disposición de los derechos de los PPA, se puede realizar en forma de capital, en forma de renta o de forma mixta.

34.- Planes de jubilación

Los seguros de jubilación o planes de jubilación son seguros de vida mixtos donde la contingencia de vida coincide con la edad prevista para la jubilación del asegurado.Los planes de jubilación carecen de las ventajas fiscales asociadas a los planes de pensiones. Estos productos dan mayor flexibilidad al inversor que ya que no existe límite de aportación y, además, existe la posibilidad de rescate, anticipo y reducción como cualquier otro seguro de vida. A diferencia de los planes de pensiones donde el dinero que se cobra se considera, a efectos fiscales, como rendimientos del trabajo, en los seguros de jubilación el dinero obtenido computa como rendimientos del capital mobiliario.

No se permite realizar comentarios.