Apuntes para todos los estudiantes y cursos

SSSS para la familia: cambios sociales y las prestadora de servicios

Cuando se detecta una situación de desprotección social, los servicios comunitarios informarán al organismo público oportuno y se pondrá dicha situación en conocimiento del Ministerio fiscal, a través del juez o mediante informa a la policía, tomándose medidas que pueden incluir el alejamiento transitorio o permanente del entorno familiar.
El sistema de bienestar cuenta con una red de centros especializados para la protección al menor en la que se incluyen centros de protección o acogida inmediata, residencias infantiles y casas hogares, opción residencial más adecuada para el menor que se encuentra en situación de desamparo.
La especial atención que deben recibir los menores que han infringido la ley, lleva a un trabajo especial de rehabilitación e integración social en centros residenciales de carácter semiabierto o cerrado según se establezca en la decisión judicial.

SSSS PARA LA FAMILIA

1.- CAMBIOS SOCIALES QUE AFECTAN A LA FAMILIA

A partir de los años 80, en la mayor parte de los organismos europeos, los Estados nacionales y las Regiones de Europa se observa una creciente actividad legislativa y normativa en relación con la familia. 

En primer lugar, porque los ciudadanos otorgan una valoración muy alta a la familia en general y a sus propias familias en particular. Los poderes públicos centra, por tanto, sus esfuerzos en respaldar demandas asentadas entre los ciudadanos. 

En segundo lugar, por los intensos cambios sociales que se suceden en todos los países europeos desde la segunda mitad del s. XX. Los cambios han afectado a todos los aspectos de la vida familiar, como el rápido descenso de la natalidad que ha situado a países como España e Italia en la tasa más baja y si se mantienen, la población europea está destinada a una progresiva reducción. El envejecimiento creciente de la población europea, como consecuencia del descenso de la natalidad y de la prolongación de la esperanza de vida. Cambios en la estructura y dinámica familiares con incidencia sobre los SSSS. El aumento de la tasa de divorcios, de la fecundidad entre mujeres adolescentes, de las uniones de hecho, el retraso en la edad de emancipación familiar de los hijos, etc. la incorporación al trabajo extra- doméstico y su continuidad en la actividad laboral durante toda la edad activa por parte de un alto porcentaje de mujeres. El cambio de tendencia en movimientos migratorios. Otro de los cambios importantes del último tercio del s. XX es la emergencia del pluralismo. 

Los cambios familiares convierten en anacrónicas buena parte de las presunciones implícitas del Estado del Bienestar. La presunción de un trabajo y una familia única y duradera en el transcurso de la vida, va convirtiéndose en una experiencia vital cada vez menos difundida. 

Ya no se puede dar por descontada la existencia de un modelo de familia nuclear estable con dos o tres hijos, capaz de obrar por sí sola como cámara de compensación y solidaridad entre sexos y entre generaciones, entre sujetos fuertes y débiles.

2.- LA FAMILIA COMO PRESTADORA DE SERVICIOS

La familia es un grupo que desempeña desde siempre importantes actividades al servicio de sus miembros. El cuidado y crianza de los niños, la atención en situaciones de enfermedad, la custodia de mayores, la asunción de las consecuencias de todo orden en los casos de droga y de enfermedades como el sida, la protección por paro, la prolongación de la dependencia de los hijos por la mayor duración de los estudios y el retraso en la emancipación doméstica, los intercambios de ayudas económicas y prestación de cuidados entre la red familiar, en estas y en otras muchas situaciones se realiza por la red familiar un complejo, pero efectivo, suministro de servicios. Estos servicios, suministran las propias redes públicas (hospitales, servicios de empleo) constituyen un elemento básico de la organización social. Otras formas de autoayuda y apoyo entre la red familiar, que tiene una incidencia muy alta en España es la cooperación intergeneracional. La generación de los padres ayuda con gran frecuencia a sus hijos y viceversa. 

2.1.- La mujer y su papel central en la prestación de servicios por parte de la familia. 

Toda la red de servicios que ha prestado históricamente la familia ha estado casi exclusivamente a cargo de las mujeres. En el pasado y presente han sido quienes han tenido a su cargo el desempeño de estos servicios básicos para la familia y la sociedad. Una investigación sobre el uso del tiempo de la Comunidad de Madrid, nos ofrece que todas las mujeres gastan una parte de su tiempo ne la realización de tareas domésticas y actividades conectadas a las exigencias de la familia; como media, las mujeres adultas invierten en estas actividades un tiempo 5 veces superior al empleado por los hombres de la misma edad. 

La mujer normalmente también atiende las exigencias de la pareja, trabaje o no, o bien se acortan las tareas o se reduce el número de las que se hacen. El trabajo doméstico de la mujer comporta una restricción del tiempo libre. Esto significa que la mujer está obligada a tener en cuenta la rigidez del tiempo doméstico, que no se puede comprimir si no es dentro de ciertos límites, salvo si se difunden los contratos fijos a tiempo parcial o se reduce considerablemente la jornada de trabajo.

2.2.- La erosión del papel de la familia como suministradora de servicios.

Todos los tratadistas consideran que en la familia se encuentra uno de los principales yacimientos de empleo y cada vez con más frecuencia personas ajenas a la familia son quienes prestan servicio s en custodia de niños, atención en la enfermedad, cuidado de ancianos, etc. A veces, son los propios ancianos los que asumen los cuidados de familiares.
Estas tendencias acreditan las dificultades a que hace frente la familia actual para continuar desempeñando uno de los papeles que históricamente ha venido ejerciendo: de prestadora de servicios, cuidados y atención a sus miembros.
La aprobación de la Ley 39/99 de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral, constituye un instrumento importante para compatibilizar (mujeres y hombres) su doble papel familiar y laboral.

No se permite realizar comentarios.