Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El habla y sus características

1. Concepto: 

El discurso dialógico es aquel que se caracteriza por la interacción directa entre los hablantes, por lo tanto, su elaboración depende de todos los interlocutores que participan en él. Los discursos dialógicos presentan una estructura formal que es la toma de turnos y una organización del contenido que se manifiesta mediante el manejo del tópico (tema). El discurso dialógico depende de todos los interlocutores que participan en él. Por lop tanto, es un discurso eminentemente colaborativo. En estos tipos de discursos se pueden distinguir dos niveles: uno estructural (la toma de turnos) y uno del contenido (el manejo del tópico).

Niveles del discurso dialógico

a)Nivel estructural: la toma de turnos e intercambio de roles

La toma de turnos permite la ordenación y distribución de los participantes de la comunicación. En términos simples, este procedimiento posibilita que los sujetos de un discurso dialógico participen como hablantes y como oyentes. De este modo, cuando un interlocutor está hablando ha tomado el turno y cuando está escuchando lo ha cedido, Intercambiando los Roles de Emisor a Receptor.

b) Nivel de contenido: el manejo del tópico

El manejo del tópico otema involucra una serie de habilidades específicas que permiten a los hablantes introducir un tema, desarrollarlo, modificarlo y concluirlo. Es importante destacar que en un discurso dialógico pueden exponerse varios tópicos distintos.

La toma de turnos permite que los participantes sean hablantes y oyentes. Por ejemplo, cuando estás conversando con un amigo y tú eres el que habla, significa que tienes el turno y tu amigo lo ha cedido. En cambio, cuando tu amigo habla, él tiene el turno y tú has cedido el turno de habla para escucharlo a él.

Por su parte, el manejo del tópico posibilita que se desarrollen los diferentes contenidos del discurso. Se entiende por manejo del tópico la capacidad que tienen los interlocutores en un discurso dialógico de introducir un tema, desarrollarlo y finalizarlo. Para que te quede más claro, te proponemos imaginar lo siguiente: estás conversando con tu mamá y quieres contarle que estás pololeando. Para poder hacerlo tienes que introducir el tópico o tema; por ejemplo, podrías decirle ¿te acuerdas de ese(a) amigo(a) del que te hablé hace unos días? Si la respuesta es afirmativa, estás en condiciones de desarrollar el tópico. Podrías contarle sobre sus gustos, su familia, sus estudios, etc. Por su parte, tu mamá te puede hacer preguntas sobre él (ella), que también te permiten seguir desarrollando el tópico de tu nuevo pololo(a). Cuando tu mamá deja de hacerte preguntas y tú sientes que ya le has informado sobre tu pololo(a), puedes finalizar el tópico.
Lo anterior te permite corroborar la idea de que los discursos dialógicos son colaborativos, porque tanto tu mamá como tú interactuaron construyendo conjuntamente el discurso.

Finalmente, es importante que sepas que la conversación, la entrevista y la discusión son considerados discursos dialógicos, porque todos presentan una estructura formal (toma de turnos) y una organización del contenido (manejo del tópico) correspondiente.

2. Tipos de discurso dialógico

La conversación, la entrevista y la discusión son discursos dialógicos y por ello comparten las características antes mencionadas.

a) Conversación
La conversación es una forma de interacción lingüística caracterizada por ser un tipo de discurso dialógico espontáneo, puesto que tanto la toma de turnos como el manejo del tópico se desarrollan libremente, es decir, los participantes (al menos dos) hacen uso de la palabra alternadamente(Intercambio de roles). Así, los interlocutores no se rigen por una organización externa (un moderador) en la toma de turnos y tampoco se basan en reglas tan estructuradas o previamente establecidas para introducir, modificar o concluir un tópico.

b) Entrevista
La entrevista se puede definir como una conversación dirigida hacia la obtención de información sobre algún tema específico o sobre aspectos seleccionados previamente. Los participantes son el entrevistador y el entrevistado. Este último es, generalmente, una persona informada, cuya función es exponer del tema sobre el cual resulta interrogado.

Por su parte, el entrevistador determina el tema de la entrevista. La realización de ella requiere que el entrevistador tenga claro el objetivo de sus preguntas, de modo que estas le permitan cumplir el propósito establecido. Para la elaboración del cuestionario es necesario que se informe acerca del tema del cual va a hablar con el entrevistado.

En el caso de la entrevista, la toma de turnos está dirigida, pues el entrevistador determina cuándo toma el turno y cuándo lo cede al entrevistado. Sin embargo, es importante destacar que en algunas ocasiones es el entrevistado el que dirige la toma de turnos; por ejemplo, si interrumpe al entrevistador.

c) Discusión

Es un discurso que se caracteriza porque en él participan más de dos sujetos. Su finalidad es que se expongan varios puntos de vista sobre un mismo tema, por ello es fundamental la participación de todos los sujetos que integran la discusión. Esta, por lo general, implica la divergencia o controversia en torno a un tema. En el caso de discusiones más estructuradas (como es el caso de una discusión en televisión con panelistas o una discusión en la sala de clases sobre algún asunto específico) las intervenciones son reguladas por uno de los participantes, que actúa como moderador, encargándose de presentar los tópicos que se van a tratar y asegurando que todos los integrantes participen en la discusión y respeten el turno de habla de los demás. Como se trata de una situación en la cual se exponen diversas perspectivas sobre un tema y estas son opuestas entre sí, resulta importante, sobre todo durante la discusión, poner en juego principios de cooperación y de cortesía.

Comunicación verbal y no verbal

La comunicación es un fenómeno en el que se ven involucrados diferentes factores: un hablante transmite un mensaje a un oyente, en una situación específica. Para que se produzca dicha transmisión es necesario un medio de transmisión (canal) y que los sujetos hablen un mismo código (idioma). Con el fin de que puedas entender mejor la importancia de compartir la lengua, te proponemos pensar en la siguiente situación. A tu liceo llega un alumno que no habla castellano y te parece simpático. Por eso quieres invitarlo a tu casa, pero no puedes porque él no entiende tu idioma. ¿Qué impidió que pudieras comunicarte?
Respuesta: No compartir el mismo código o lengua.

El lenguaje se utiliza con una finalidad y por ello es posible distinguir diferentes funciones para cada factor de la situación de comunicación que hemos mencionado anteriormente. A continuación se presenta cada una de ellas:

Función Emotiva o Expresiva: corresponde al emisor, porque mediante ella se expresan las actitudes y los sentimientos del hablante.

Función Conativa o Apelativa: corresponde al receptor, ya que a través de ella se influye en sus actitudes y emociones.

Función Poética: su finalidad radica en la estructuración del mensaje.

Función Referencial: informa sobre los hechos del mundo aludidos en el contexto temático.

Función Fática: consiste en la toma de contacto o la constatación de que el canal está funcionando.

Función Metalingüística: se centra en el código y su función es la reflexión sobre la lengua.

Función Situacional: permite dar cuenta del momento y lugar y se relaciona con el contexto situacional

3. Elementos paralingüísticos o para-verbales

Paralenguaje: El prefijo griego “para” significa “junto a”, por lo tanto, los elementos paralingüísticos serán aquellos que acompañan la expresión verbal. Cuando transmites oralmente un mensaje, no solo lo haces verbalmente, sino que acompañas tu lenguaje con una serie de elementos denominados paralingüísticos. Los más relevantes son la entonación, las pausas y el énfasis en la voz. Estos elementos permiten que el oyente comprenda con mayor facilidad lo que tú transmites, pues refuerzan el contenido de lo que comunicas por medio del lenguaje verbal. Cuando la comunicación es escrita los elementos paralingüísticos son transcritos por medio de signos de puntuación(… ,,, )de exclamación(¡ ¡), de interrogación (¿ ¿)y tipos de letras(cursiva por ej.).

4. Comunicación no verbal

También existe la comunicación no verbal. Esta complementa, enfatiza y regula lo que expresas por medio de tu lenguaje verbal. Seguramente te ha sucedido que estás triste y no se lo quieres decir a nadie. Sin embargo, cuando te preguntan: “¿cómo estás?” y tú dices: “bien”, tus gestos dicen lo contrario y se descubre la verdad.

No se considera que la comunicación no verbal pueda ser independiente de la verbal. A continuación te presentamos las modalidades de la comunicación no verbal:

La kinésica(Movimiento):Expresiones faciales y Gestos corporales de manos, piernas, pie, cabeza, tronco, etc..El lenguaje kinésico es el corporal y gestual. Y constituye un 70 % de los mensajes en la comunicación humana.
Cuando converses con alguien fíjate en detalles como:
- A dónde mira
-Qué hace con sus manos
-La posición de su cabeza
-Qué hace con su cuerpo (cómo se para o se sienta, etc)
-Las expresiones de su rostro

Son realmente interesantes ¿Sabes por qué?, Porque en la inmensa mayoría de los casos con este lenguaje no se puede manipular o mentir. En ocasiones estos gestos hablan mucho más que las propias palabras, es así, que si se dice estar interesado en un tema específico, pero el rostro está diciendo lo opuesto y la expresión de éste es de aburrimiento… podemos concluir que la persona se contradice y que realmente no está pendiente de la exposición.

La proxémica(Proximidad): Distancias espaciales que se establecen entre los interlocutores (cercanía si hay deseos de estar cerca, lejanía si hay deseos de estar lejos).
·Espacio fijo – Es el marcado por estructuras inamovibles, como construcciones y edificaciones, límites territoriales.
Espacio semi-fijo - Es el tipo de espacio que contiene obstáculos que se mueven o posibles de mover.
Espacio personal o informal - Espacio alrededor del cuerpo. Varía en función de las culturas personales, regionales o propias en cada cultura, debido a que cada cultura estructura el tamaño de su espacio físico.

Hall notó que la distancia social entre la gente, está generalmente correlacionada con la distancia física y describe cuatro diferentes tipos de distancias inmersas en lo que denominamos el espacio personal o informal a manera de una sub-categoría de esta. 

Distancia Íntima | Es la distancia más reservada por cada individuo y se da entre los 15 y 45 centímetros . Para que se dé esta cercanía, las personas tienen que tener gran confianza y en algunos casos estarán emocionalmente vinculados, pues la comunicación se realizará además de la mirada a través del tacto y el sonido. Es la zona de las parejas, padres e hijos y amigos íntimos. Dentro de esta zona se encuentra la zona inferior comprendida a unos 15 centímetros del cuerpo, es la llamada zona íntima privada.
Distancia Personal | Se genera entre los 46 y 120 centímetros. Esta distancia se da en la oficina, reuniones, fiestas, conversaciones personales o de trabajo. A distancia de brazos extendidos.
Distancia Social | Se produce entre 121 y 360 centímetros . Es la distancia que nos separa de los desconocidos y extraños. Usual con las personas con quienes no tenemos ningún tipo de relación, gente que no conocemos bien.
Distancia Pública | Se da a más de 360 centímetros. Es la distancia ideal para dirigirnos a grupos de personas. El tono de voz es alto y esta distancia es la que se utiliza en las conferencias, charlas y seminarios.
Las diferentes culturas mantienen diferentes estándares de espacio interpersonal. En las culturas latinas, por ejemplo, esas distancias relativas son más pequeñas, y la gente tiende a estar más cómoda cerca de los demás. En las culturas nórdicas es lo contrario. Darse cuenta y reconocer estas diferencias culturales mejora el entendimiento intercultural, y ayuda a eliminar la incomodidad que la gente puede sentir si siente que la distancia interpersonal es muy grande o muy pequeña. Las distancias personales cómodas, también dependen de la situación social, el género y la preferencia individual.
Lengua icónica o simbólica: se refiere al uso de imágenes y dibujos que en general tienen un significado para un grupo social.
Son las imágenes de los objetos, su representación simbólica. Poseen una doble dimensión, esto es que una ilustración, que se entiende es gráfica, también tiene una explicación escrita. Pertenecen a este lenguaje la señalética vial, de tránsito, los letreros que vemos en las calles de la ciudad, los medios de comunicación escritos, sean afiches o publicidad; las obras artísticas: esculturas y pinturas.

Actos de habla

¿Sabías que cuando dices algo también haces cosas al decir? En efecto, a través de la emisión de un enunciado, se realiza una acción. Para que comprendas mejor este concepto, piensa en la siguiente situación: un sacerdote en una iglesia está bautizando a un niño y al echarle el agua bendita dice “yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Después de verbalizar este enunciado el niño está bautizado. Por lo tanto, la acción de bautizar se concreta cuando el sacerdote emite el verbo bautizar.

Los verbos que son necesarios para que exista una determinada acción son denominados performativos. Algunos de ellos son: bautizar, prometer, declarar, jurar, etc., y se caracterizan porque al pronunciarlos se realiza una acción al mismo tiempo.

Es importante que tengas claro que el significado del enunciado no siempre coincide con la acción que se efectúa. Así por ejemplo, cuando alguien dice: “¿tienes hora?”, le está solicitando a su interlocutor que le informe qué hora es y no le está preguntando si posee la hora. Por lo tanto, existen dos niveles de significado: uno que alude al contenido del enunciado y otro que corresponde a la intención comunicativa del hablante.

Por último, es necesario que sepas que existen distintos tipos de actos de habla. A continuación te los presentamos.

Acto de habla directo: Es aquel que se ejecuta en el momento mismo en que el hablante profiere el enunciado. Los verbos performativos, descritos anteriormente, son característicos de este tipo de acto de habla. Las frases performativas son consideradas acciones en sí mismas; acciones que consisten en pronunciar ciertos verbos en un determinado contexto enunciativo. Por ejemplo:

-Los declaro marido y mujer.

Si estas palabras son dichas en medio de la clase a Rosa y Andrés, no tienen ningún valor performativo: Rosa y Andrés seguirán tan solteros antes como después de que hayan sido pronunciadas. Pero si las pronuncia un sacerdote durante una celebración de matrimonio, el acto del matrimonio se realiza en ese mismo momento.

Observa que los verbos performativos sólo funcionan como tales en presente. Si el mismo cura dice: Ayer declaré marido y mujer a Rosa y Andrés, esta frase ya no será performativa.

Acto de habla indirecto: Es aquel que hablante ejecuta mediante la realización de otro acto de habla y, aunque es implícito, es importante porque representa el verdadero propósito del enunciado. Expresiones propias de este tipo de acto de habla son las preguntas, peticiones, órdenes, críticas que no se realizan explícitamente. Por ejemplo, cuando un padre le pregunta a su hijo: “¿no quieres ir a comprar pan a la esquina?” y dentro de su situación comunicativa específica se entiende que, en realidad, es una orden.
Los actos de habla ilocutivos pueden ser clasificados según su intención o finalidad.
Actos asertivos o expositivos: el hablante niega, asevera o corrige algo, con diferente nivel de certeza. Ejemplo: No llenaste el coche de gasolina, ¡está vacío!.
Actos directivos: el hablante intenta obligar al oyente a ejecutar una acción. Ejemplo: Ruego que vote por mí en las elecciones.
Actos compromisorios: el hablante asume un compromiso, una obligación o un propósito. Ejemplo: Mañana te devuelvo el auto tal como está.
Actos declarativos: el hablante pretende cambiar el estado en que se encuentra alguna cosa. Ejemplo: Me niego a la decisión del juez ya que la decisión que se ha tomado está errada.
Actos expresivos: el hablante expresa su estado anímico. Ejemplo: …me da una rabia…

Modalizaciones discursivas : Hecho y opinión

Lo que denominamos modalización discursiva es la forma que adopta el enunciado y que le aporta determinado sentido. Esta forma expresa una particular actitud del hablante frente a lo que está diciendo. Hay dos tipos principales de modalización discursiva: la relación de hechos y la expresión de opiniones.

1.- Exposición de hechos: Cuando nuestras afirmaciones son objetivas y solamente presentamos o damos a conocer un hecho o una situación.

Ejemplo: “Hay 12 mil personas damnificadas por el temporal”.

2.- Manifestación de opinión: Cuando nuestras afirmaciones son expresiones de nuestra subjetividad y con ellas estamos dando a conocer nuestro punto de vista o nuestros sentimientos.

Ejemplo: “Yo creo que deberían distribuirse los recursos de otra manera”. Liceo de Aplicación.

No se permite realizar comentarios.