Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Compuestos del agua

 -Azufre:es el ion sulfato que se encuentra, de forma natural, tanto en la mayoría de las aguas de abastecimiento como en el agua residual. Para la síntesis de proteínas, es necesario disponer de azufre, elemento que posteriormente será liberado en el proceso de degradación de las mismas. Los sulfatos se reducen químicamente a sulfuros y a sulfuros de hidrógeno (H2S) bajo la acción bacteriana en condiciones anaerobias. El sulfuro de H liberado a la atmósfera en redes de alcantarillado que no circulan en presión, tiende a acumularse en la clave de las tuberías. El H2S acumulado puede sufrir oxidación biológica para pasar a formar ácido sulfúrico, corrosivo para las tuberías de alcantarillado, y responsable del efecto corona. Los sulfatos se reducen a sulfuros en los digestores de lodos, y pueden alterar el normal desarrollo de los procesos de tratamiento biológicos si la concentración de sulfuro excede los 200 mg/l. Sin embargo, estas concentraciones raramente se alcanzan. La mezcla de gases entre el gas de las alcantarillas (CH4 + C02) y el H2S que se desprende, es corrosiva para las conducciones de gas. Si posteriormente se quema en motores de gas, los productos de la combustión pueden causar daños en el motor, provocando graves corrosiones en el circuito de recuperación térmica de los gases de escape, especialmente si se permitiese su enfriamiento por debajo del punto de condensación.
Compuestos orgánicos agregados del agua residual: los compuestos orgánicos agregados al agua residual son muy variados. Según datos obtenidos, la materia orgánica en aguas residuales se constituye básicamente de proteínas (40 a 60 %), carbohidratos (25 a 50 %) y grasas y aceites (8 a 12 %), así como pequeñas cantidades de un gran número de moléculas orgánicas sintéticas.
-Gases: Para una buena operación de los sistemas de tratamiento de aguas residuales es de suma importancia la determinación de gases disueltos tales como el amoniaco, dióxido de carbono, sulfuro de hidrógeno y oxígeno. Las mediciones de oxígeno disuelto y amoniaco se realizan para el control y monitoreo de los procesos de tratamiento biológico aerobio. X otro lado, la presencia de sulfuro de hidrógeno se determina no sólo por ser tóxico y tener mal olor, sino porque su formación causa corrosión en los alcantarillados de concreto.
Ley de Henry Pg = H xg ; Presión del gas; fracción molar
-DBO: Es la cantidad de oxígeno que utilizan los microorganismos para llevar a cabo la reducción de la materia orgánica. En la prueba estándar de DBO se vierte una pequeña muestra de agua residual en una botella( 300 ml. de volumen). Dicha botella se completa a volumen usando agua saturada con oxígeno y con los nutrientes requeridos para crecimiento biológico. Antes de tapar la botella se mide la concentración de oxígeno. La botella se incuba durante 5 días a 20 ºC para posteriormente volver a medir la concentración de oxígeno disuelto, expresado en miligramos por litro, dividido por la fracción decimal del volumen de muestra usada.
-Densidad: Sirve para el diseño de los sedimentadotes, humedales artificiales y la gran mayoría de las unidades de tratamientos de agua
-Transmitacia: Esta definida como la capacidad e un liquido de transmitir luz a una longitud de onda específica. Se define como la intensidad de la luz transmitida después de pasar a través de una solución de espesor conocido e una intensidad inicial de luz incidente. Absorbancia 

Ph: Es la expresión para medir la concentración del ion hidrógeno en una solución. Este se define como el logaritmo negativo de la concentración de ion hidrógeno.

-N y P: El N y el P son los principales nutrientes de importancia en el vertido de aguas residuales tratadas. Los vertidos que contienen N y P pueden acelerar la eutroficación de lagos, ríos y embalses, y estimular el crecimiento de algas y plantas acuáticas arraigadas a cursos de agua poco profundos. La elevada [] de N amoniacal en efluentes tratados tb puede tener otros efectos negativos, como son la reducción de la [] de O2 disuelto en las aguas receptoras y toxicidad para la vida acuática.

-Alcalinidad: Esta se define como la capacidad del agua para neutralizar los ácidos. En las aguas residuales la alcalinidad se debe a la presencia de hidróxidos (OH- ), carbonatos (CO-23 ) y bicarbonatos (HCO-3 ) de elementos como calcio, magnesio, sodio, potasio, o de ion amonio. Estos componentes son el resultado de la disolución de sustancias minerales en el suelo y en la atmósfera. Los fosfatos pueden ser originados también por los detergentes en las descargas de agua residual y por fertilizantes e insecticidas de las tierras de cultivo. El sulfato de H y el amonio son el producto de la descomposición microbiana del material orgánico. Cabe mencionar que el bicarbonato de calcio y el bicarbonato de magnesio son los constituyentes más comunes de la alcalinidad. En grandes cantidades, la alcalinidad le da un sabor amargo al agua.

-Cloruros: El aumento en cloruros de un agua puede tener orígenes diversos. Si se trata de una zona costera puede deberse a infiltraciones de agua del mar. En el caso de una zona árida el aumento de cloruros en un agua se debe al lavado de los suelos producido por fuertes lluvias. En último caso, el aumento de cloruros puede deberse a la contaminación del agua por aguas residuales. Los contenidos en cloruros de las aguas naturales no suelen sobrepasar los 50-60 mg/l. El contenido en cloruros no suele plantear problemas de potabilidad a las aguas de consumo. Un contenido elevado de cloruros puede dañar las conducciones y estructuras metálicas y perjudicar el crecimiento vegetal. 

No se permite realizar comentarios.