Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Biodiversidad, erosión y degradación y los procesos de desrtificación en España

El medio ambiente es fundamental para los seres humanos y su desarrollo. Pero la actividad humana influye, a veces, de forma negativa en la naturaleza.

El crecimiento económico de España en el siglo XX ha tenido un elevado coste ambiental: gran consumo de energía, residuos elevados, etc.

1.La biodiversidad en España

La diversidad biológica en España es muy grande. El número de especies en la Península y en las islas es bastante importante y  se debe fundamentalmente a:

La situación geográfica.

El clima muy variado.

La configuración peninsular. Diferencia entre interior y litoral.

El relieve.

La variedad litológica.

La última glaciación hizo que la península sirviera de refugio a muchas especies europeas. Esto propició la creación de endemismos, que hoy abundan en España.

Retraso en el desarrollo económico, que ha preservado el medio natural.

1.1.Causas de la pérdida de biodiversidad

Las principales causas de la desaparición de especies en el planeta son:

La destrucción, degradación y fragmentación de los hábitats.

La introducción de especies exóticas de rápido crecimiento.

La sobreexplotación de las especies y recursos.

La contaminación de la atmósfera, del suelo y del agua.

El cambio climático producido por el efecto invernadero.

La industrialización agrícola y forestal, que provoca la deforestación.

La presión turística poca respetuosa con el medio ambiente.

La extensión de los monocultivos.

Todo ello ha originado que en España haya muchas especies en peligro de extinción.

2.La erosión y degradación del suelo en España

2.1.El fenómeno de la erosión del suelo en España

El 53% de los suelos españoles, sufren procesos de erosión y existen graves riesgos de desertificación. La zona en mayor peligro es el mediterráneo.

2.2.Causas de la erosión

El clima. La España seca recibe pocas precipitaciones al año, pero cuando cae la lluvia lo hace torrencialmente y provoca una gran erosión del suelo. La falta de vegetación en esas zonas desprotege la solidez del suelo y lo hace más fácilmente erosionable.

El relieve montañoso de esta zona, formado por rocas blandas sufre también la erosión frecuente acusa de las lluvias torrenciales.

La intervención humana ha agravado el problema. Las talas excesivas, los incendios, el pastoreo abusivo, quema de rastrojos, eliminación de la vegetación autóctona, las prácticas agrícolas inadecuadas y la construcción descuidada de obras públicas aumentan la facilidad de erosión del suelo. Las costas mediterráneas, Andalucía y Canarias son las más afectadas y las cantábricas la menos.

Las soluciones a este problema pasan por políticas de reforestación con especies autóctonas, reducción de los vertidos contaminantes, políticas de espacios protegidos, concienciación ciudadana y estudios de evaluación de impacto ambiental antes de ejecutar cualquier actividad que modifique el medio.

3.Los procesos de desertificación

3.1.El fenómeno de la desertificación

Cuando los fenómenos naturales o las actividades humanas transforman los sustratos productivos en poco productivos o improductivos, como el suelo del desierto, se habla de desertización. Se trata de un proceso de degradación del suelo que destruye su capacidad para sustentar la vida vegetal, animal o humana.

Algunos autores establecen diferencias entre los términos desertización y desertificación.

-La desertización. Procesos naturales que llevan a determinadas áreas a condiciones desérticas.

-La desertificación. Procesos provocados por el ser humano que trasforman áreas en zonas desérticas.

3.2.Causas y situación de los procesos de desertificación en España

Pueden ser de origen natural o antrópico:

La erosión eólica y la del agua de escorrentía son los tipos de erosión natural más importantes en España. Los problemas de  desertificación en España son muy graves debido a su relieve, las precipitaciones torrenciales, las grandes áreas arcillosas y la desaparición de amplias zonas de cubierta vegetal.

Entre las acciones humanas están:

Sobrepastoreo. El mantenimiento excesivo de ganado que destruyen la vegetación.

Mal uso del suelo y del agua. El riego con agua con sales salinizan el suelo seco y perjudica a la vegetación.

Tala de árboles y minería a cielo abierto. Cuando se quita la cubierta vegetal y no se repone la pérdida de suelo es mucho más fácil.

Compactación del suelo. El uso de maquinaria pesada produce un suelo compacto que dificulta el crecimiento de las plantas.

-España es la única nación europea calificada por el PNUMA, como de “muy alto riesgo de desertificación”. El 54% el España sufre erosión alarmante a preocupante, mostrando cárcavas y barrancos en los caso más graves.

-Un millón de hectáreas tienen ya condiciones próximas al desierto.

-Solo el 35% del territorio no presenta procesos de erosión apreciable.

-Las comunidades más afectadas son Murcia, Andalucía (principalmente,

las provincias de Almería y de Granada), Castilla-La Mancha, Aragón,

Extremadura, Valencia y Canarias.

No se permite realizar comentarios.