Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Microhabilidades de la lectura

TEMA 4.- Fomento de la lectura y estrategias didácticas

Desde el nacimiento de la Disciplina de la Didáctica de la literatura la pregunta de cómo fomentar la lectura ha sido la que más páginas de los especialistas ha recibido. Se parte De la base de que los niños o jóvenes no leen tanto como deberían y que este es Un obstáculo extraordinario para su desarrollo. Los métodos tradicionales basados en prescribir lecturas de un canon de aula poco flexible a partir de razonamientos de índole artística o cultural no Han convencido por norma general a los más jóvenes. Pero tampoco una pedagogía Que presentaba la lectura como un juego, que muchas veces resultaba una Decepción para los lectores, pues no encontraban la diversión que prometía el Profesor en libros que no habían elegido y muchas veces ni entendía.

La moderna Educación literaria sabe que lo más importante es que los Niños comiencen a leer de una manera amena y divertida, y que paulatinamente Sean ellos los se animen a leer más e, incluso, mejor. Para esta tarea se Cuenta hoy en día con materiales educativos más ricos y heterogéneos. Pero en Este proceso se precisa, además, de varios agentes educativos, Cuya participación es clave para conseguir esa difícil meta de acercar la Lectura a los más jóvenes, pues la tarea de que los niños comiencen a leer no Es solo responsabilidad de la escuela

El primero de estos Agentes corresponde, , a los padres, Corresponde a las familiar ayudar a prestigiar la lectura con prácticas como Regalar libros, leer cuentos en voz alta, visitar bibliotecas y librerías; Pero, sobre todo, ser modelo y ejemplo de lector. Por otro lado, los Profesores, por supuesto, también forman parte de este grupo de personas implicadas En el fomento de la lectura. Por último, en esta difícil tarea el Estado También debe colaborar, y son conocidas las campañas que organiza Periódicamente que van desde la celebración local del Día del libro, la Feria Del libro, las Semanas Culturales, charlas y conferencias de escritores…; el Mantenimiento de instituciones como bibliotecas, centros culturales.

Respecto al Plan De fomento lector o Plan lector es un documento que obra en Poder de los institutos y en el que se consigna una serie de actividades y Actuaciones que se programan llevar a cabo para fomentar la lectura. Este Plan De fomento lector debería actualizarse todos los cursos

En este documento que se Llevarán a cabo actividades complementarias como la Semana cultural, una Tertulia literaria, la visita de escritores, un aula de teatro…, pero muchas Veces no terminan de llevarse a cabo o, al menos, con la intensidad que Merecerían.

Veamos ahora algunas Estrategias y actividades que también podemos incorporar.  En primer lugar, vamos a hablar de las Bibliotecas. Las bibliotecas cumplen una función muy importante en el fomento De la lectura. Sin embargo, las bibliotecas cargan con el lastre de ser lugares Del silencio y la seriedad. Si bien podría decirse que algunas bibliotecas Sí son así; las más populares, las públicas De los barrios, pueblos y ciudades, han sabido adaptarse y conseguir que ese Silencio no interfiera con un sano bullicio cultural. Las bibliotecas cada vez Son más lujosas, modernas y y que están al servicio de la ciudadanía. Así, por Ejemplo, se ha extendido el uso de las bibliotecas como lugares de estudio para Universitarios, consulta de prensa y revistas o acceso a Internet. Pensando en El ámbito escolar hay que tener en cuenta Que su uso es cada vez más residual, hecho que responde en gran medida a que Los profesores no estimulan a sus alumnos para que la frecuenten o sirvan para Tareas tan poco ilusionantes como castigar alumnos. Por último, para el caso de Los niños, tenemos otro tipo de bibliotecas, Las de aula, no puede faltar el rincón de la Lectura, que entre todos los alumnos deberán crear, cuidar, prestigiar, con Prácticas como donar libros a la biblioteca, competiciones del más lector, la Elección del cuento de la semana, etcétera. 

 En segundo lugar las rutas literarias, Actualmente se trata de una las estrategias educativas más de moda. Una ruta Literaria no se trata solo de ir a buscar aspectos en la realidad que existen En los libros, sino la visita de lugares que permitan experimentar emociones Más o menos intensas que ayuden a fijar lo vivido/leído y estimulen la curiosidad el caso de las rutas literarias educativas, Se procura siempre que se pueda que los alumnos formen parte de la creación de La ruta, y que cada vez que se realice esa ruta, en consecuencia, sea distinta. Vertebrar un recorrido a partir de diversas actividades. Por supuesto, la Participación de los alumnos es la que marca el éxito o fracaso de una ruta, Que si está bien hecha ha de dejar huella. Además, el mundo de las nuevas Tecnologías es un filón para las rutas literarias.

En tercer lugar, las Tertulias literarias dialógicas. Las tertulias literarias dialógicas quieren Aprovechar las ventajas de los denominados clubes de lectura (gente más o menos conocida que se reúne para comentar la lectura de un libro) Con la peculiaridad de que se quieren muy heterogéneos.
Lo ideal es que en una tertulia literaria dialógica se establezca un régimen de Horizontalidad según el cual no hay nadie que dirija las reuniones, sino que Todo fluya según el consenso. A partir de aquí, la clave está en que en esta Práctica tan saludable se incorporen diferentes agentes educativos Pero sobre todo alumnos de diferentes edades que de manera voluntaria Comprueben que leer es una actividad que une y que no solo es una práctica de La soledad y el silencio. Ha de primarse que la elección de los libros Todo el mundo participe en la decisión. Fomenta el compromiso compartido de Leer la obra y participar con comentarios que partan de la ingenuidad y el puro Gusto de glosar lo leído o sentido juega un papel medular a la hora de Legitimar la lectura como una práctica real, normal y amena y La labor de prestigiar la lectura como algo ajeno a la obligación, la escuela, Lo oficial, lo serio. 

En cuarto lugar, las Nuevas tecnologías blogs, foros, wikis, redes sociales, booktrailers, Webquests. Para el caso de la lectura, Estos entornos digitales se muestran muy útiles para primar la participación y Elaboración en grupo de análisis, críticas o reflexiones a partir de textos, Que ahora pueden ser digitales. En este punto, cabe destacar que muchos alumnos Simplemente por hacerlo en un ordenador o Tablet están más motivados Pero el Campo que se abre también es el de la escritura creativa Y también se desarrollan prácticas multidisciplinares y El diálogo entre artes, como es, sin ir más lejos, la muy popular de la Fotografía que acompaña a muchos textos en las redes sociales… Precisamente De todas estas últimas oportunidades se nutre la práctica muy actual de los booktrailers, Que no es otra que la de presentar en una secuencia audiovisual un libro con el Fin de estimular su lectura. Mención aparte merecen las Webquest que son prácticas de investigación En la red semidirigidas. Las ventajas son evidentes: autonomía, estímulo de la Curiosidad, desarrollo de competencias lingüísticas (extraer la información más Importante, resumir…) y, principalmente, su papel motivacional.
Hay que tener en cuenta que una webquest no puede ser el mero acarreo de Información o la respuesta a preguntas sencillas, sino que tiene que ser el Inicio de un camino que el estudiante irá construyendo y enriqueciendo de Manera proporcional a su curiosidad

Por último, los talleres literarios que se adaptaronpara el campo de La enseñanza de la literatura y el fomento de la lectura una suerte de Actividades creativas que se ha demostrado que son extraordinariamente útiles a La hora de desarrollar la competencia lecto-literaria. Uno de los pioneros fue Gianni Rodari, quien popularizó diversas prácticas para reescribir Textos literarios, como es el caso del cambio de finales, personajes o títulos. En estas sencillas prácticas se pone de manifiesto que para codificar un texto Hay que saber descodificarlo antes. Con el tiempo, los talleres literarios se Han especializado. Así, encontramos talleres de cuentos, poéticos, de novela Realista… Desde luego, estas prácticas no hay razón para agotarlas en clase; Pero sí para estimular un camino creativo Que puede redundar también en las ganas de leer ejemplos de textos parecidos a Los creados o, como mínimo a valorar la dificultad y riqueza de la técnica Literaria de algunos autores. Una vez más, las dinámicas lúdicas Que promueven estas actividades creativas no pueden ser más beneficiosas para Motivar a los alumnos y el correcto discurrir de la clase.  

No se permite realizar comentarios.