Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Que significa el cisne en el Modernismo

La repercusión del Modernismo en España: Rubén Darío y el Modernismo en Valle Inclán

A finales del Siglo XIX y principios del XX, el Modernismo ejercíó su influencia en España.. No todos los jóvenes siguieron ciegamente a Darío; los mejores poetas españoles pronto mostraron rasgos singulares; el propio Darío insistíó en que cada poeta buscara su camino.

Rubén Darío

Poeta, periodista y diplomático, considerado como el máximo representante del Modernismo literario en lengua española. Cursa estudios elementales en León, De formación humanística, es un lector y escritor precoz. En sus poemas juveniles, publicados en un periódico local, se muestra muy independiente y progresista, defendiendo la libertad, la justicia y la democracia. Con 14 años empieza su actividad periodística en varios periódicos nicaragüenses. trasladarse a Chile, donde pasa tres años trabajando como periodista y colaborando en diarios y revistas. En Chile amplía sus conocimientos literarios con lecturas que influyen mucho en su trayectoria poética como los ROMánticos españoles y los poetas franceses del Siglo XIX. Publica un primer libro, Abrojos. publica en Valparaíso el poemario Azul, considerada como el punto de partida del Modernismo.
Esta fama le permite obtener el puesto de corresponsal del diario «La Nacíón» de Buenos Aires. Vive en varios países de Centroamérica ejerciendo como periodista mientras sigue escribiendo poemas. marcha a Europa, y en Madrid, como miembro de la delegación diplomática de Nicaragua en los actos conmemorativos del Descubrimiento de América, conoce a numerosas personalidades. publica dos libros cruciales en su obra:
Los raros y Prosas profanas y otros poemas, que supuso la consagración definitiva del Modernismo literario en español. Vuelve como corresponsal a España, donde despierta la admiración de jóvenes poetas defensores del Modernismo como Juan Ramón Jiménez, Ramón María del Valle-Inclán y Jacinto Benavente., en París, conoce a un joven poeta español, Antonio Machado, declarado admirador de su obra. publica el tercero de los libros capitales de su obra poética: Cantos de vida y esperanza, editado por Juan Ramón Jiménez. Pasa por varios países de América Latina y en estos años redacta su autobiografía: La vida de Rubén Darío escrita por él mismo y la obra Historia de mis libros, esencial para el conocimiento de su evolución literaria.  se instala en Barcelona, donde publica Canto a la Argentina y otros poemas. Al estallar la Primera Guerra Mundial viaja a América y, tras una breve estancia en Guatemala, regresa definitivamente a León (Nicaragua), donde fallece. La trayectoria poética de Rubén DaríoEstética: renovación formal de la poesía: sentido del ritmo y la sonoridad. Restablece el alejandrino. Síntesis definitiva de parnasianismo y simbolismo. —Temas modernistas: paganos, exóticos, legendarios, cosmopolitas… Y la intimidad doliente. —Estilo: variados tonos: lo frívoló, lo sensual, lo galante, lo refinado; y tono más íntimo con el paso del tiempo: la amargura, el dolor. Preocupación cívica en las obras de tema americano. —Carácterísticas: deslumbrantes imágenes, fuerza sensorial, musicalidad, enriquecimiento de la métrica. Obra y trayectoria: —Primera etapa: estética evasiva; mundos exóticos, deslumbrantes. Predominan los elementos sensoriales: color, sonoridad, imágenes… A esta etapa pertenecen dos libros: Azul…Cuentos en prosa y poemas finales. El libro, producto de la lectura de la poesía francesa, crea un mundo de hadas, princesas, centauros, cisnes y fuentes. El léxico poblado de objetos exóticos, la exquisitez aristocrática, el culto parnasiano de «el Arte por el Arte», implican un rechazo de la realidad burguesa, en la que Darío no quiere integrarse. De esta obra desconcertó sobre todo la prosa, más osada que el verso, pero también los ritmos insólitos, el brillo de las palabras, el tono insolente y la sensualidad. Entre los símbolos preferidos por Darío, destacan el color azul y el cisne. En palabras de Darío, el color azul era «el color del ensueño, el color del arte, un color helénico y homérico…». El cisne condensa ingredientes paganos y sensuales (como mito griego del amor carnal) y sugiere el encanto de lo caballeresco legendario. Es emblema de lo blanco, símbolo de la pureza, del ideal, y portento de aristocracia. Prosas profanas Consolidación de su estética: virtuosismo formal, musicalidad, esteticismo exacerbado y decadente. El libro que deslumbró tanto por sus innovaciones métricas como verbales. Esta obra representa el Modernismo más refinado y exquisito y la búsqueda del esteticismo. La obra sorprendíó ya desde el título: prosa tiene un significado litúrgico; así se denomina, en la misa, a una secuencia que en ciertas solemnidades se dice o canta después de la aleluya o antes del evangelio; constituye, pues, un signo de la alternativa fascinación y repulsa de la poesía moderna hacia la religión tradicional. En cuanto a sus temas, Prosas profanas continúa, por un lado, la línea de evasión aristocrática de la realidad, y por otra, retoma la preocupación social de la primera época. En sus versos, Darío cuestiona qué es el arte, el placer, el amor, el tiempo, la vida, la muerte, la religión, la creación poética… Sin embargo, el tema por excelencia de Prosas profanas es el del placer erótico, que no excluye el sacrificio y la pena. —Segunda etapa: Cantos de vida y esperanza . El libro más denso y rico de Rubén. Cambio: lo pagano, lo erótico; tonos de inquietud, amargura; poemas de tema hispánicos («Letanía de Nuestro Señor Don Quijote», «A Cervantes»…); poemas políticos («Salutación del optimista», «Oda a Roosevelt»…). En esta obra, Darío manifiesta una expresión más sobria, aunque no elimina palabras brillantes ni innovaciones métricas. Darío insiste en su respeto por la aristocracia de pensamiento y por la nobleza delarte, y en su desdén por todo lo que implica mediocridad. Asimismo, se reconoce iniciador del Modernismo: «El movimiento de libertad que me tocó iniciar en América se propagó hasta España, y tanto aquí como allá el triunfo está logrado». Del mismo modo, frente a la voluntad elitista de obras anteriores, expresa la novedad que significa salir de su «torre demarfil»: «Yo no soy un poeta para muchedumbres, pero sé que indefectiblemente tengo que ir a ella». Su nueva misión será tratar asuntos políticos: ya que critica especialmente a Estados Unidos y recobra las raíces hispánicas: «Si en estos cantos hay política, es porque aparece unida a lo universal». Los temas fundamentales de Cantos de vida y esperanza son los problemas del mundohispánico y la reflexión existencial de la voz poética. En España ahora no solo ve el pasado colonialista, sino un principio que puede dar unidad a Hispanoamérica. Intenta revalidar la cultura hispánica. También aborda temas de las civilizaciones precolombinas y del presente americano. Darío mira con temor hacia el norte (EE.UU.). Por último, algunas composiciones expresan la situación de cansancio y amargura del poeta ante la vida transcurrida. —Otros libros: interesantes, pero no ofrecen logros superiores a los ya conseguidos: El canto errante , Canto a Argentina y otros poemas.

No se permite realizar comentarios.