Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El novecentismo o generación del 14

El Novecentismo o Generación del 14

EI Novecentismo es un movimiento de carácter intelectual que supone una superación del Modernismo y la G-98 y prepara las innovaciones de las vanguardias. Los miembros de este grupo, cuya obra de madurez, están vinculados a la alta burguesía y son ejemplo de un nuevo tipo de intelectual, con una solida formación universitaria y que pretende hacer un examen objetivo y sereno de los problemas existentes; el problema de España persiste en su obra, aunque se observa una superación del pesimismo precedente y una clara orientación europeísta; todos están convencidos de la urgencia de modernizar España y que ese objetivo se lograría constituyendo una elite intelectual que impulsara los cambios necesarios.Desde el punto de vista estético, se caracterizan por: La defensa de una actitud vital optimista, frente al pesimismo y “el sentimiento trágico de la vida” de sus antecesores. Destaca la preocupación por el estilo, observable en la búsqueda de la precisión y en el empleo de recursos expresivos, con la intención de atraer y persuadir al lector. Todo ello genera una literatura de carácter intelectual para minorías.EI ensayo será el género característico de esta generación. Entre los ensayistas más destacados: Eugenio D’Ors es, junto a Ortega, el gran animador de las novedades intelectuales y estéticas. Destacan sus escritos sobre arte y cultura; como “Lo barroco”, por los que se le considero una autoridad como crítico de arte. Gregorio Marañón, médico de profesión, trato en su obra sobre temas Literarios, políticos, sociales, morales, artísticos Manuel Azaña, presidente de la Segunda Republica, dejo grandes trabajos como critico Literario (La invención del Quijote) y de carácter político. Ortega y Gasset. Fue la máxima figura de la filosofía española del s. XX y uno de los grandes intelectuales de esta época. Desde su obra ejerce el papel de guía intelectual y esta abarca los temas más variados, pero señalaremos dos: EI tema de España. destaca su defensa del europeísmo y su denuncia del aislamiento de nuestro país. Lo esencial de sus ideas se encuentran en España invertebrada, donde habla de la disgregación del país causada por los separatismos políticos; la falta de espíritu de cooperación entre las clases; la inexistencia de una “minoría selecta” capaz de dirigir a las masas y el rechazo de las masas a dejarse dirigir por los individuos más capacitados. Cuestiones sobre el arte y sobre la novela. Dos son los ensayos que tuvieron una repercusión importante en los ambientes artísticos del momento: “La deshumanización del arte”, en el que hace un análisis de las Vanguardias, destacando como el arte debe ser una actividad intelectual, no sentimental y de ahí que se tienda a la deshumanización, relegar las emociones humanas por la pura emoción estética. En Ideas sobre la novela aplica la teoría anterior a este género. Según él, la novela ha dejado de interesar por la dificultad para encontrar temas nuevos y por las crecientes exigencias estéticas de los lectores selectos. EI novelista debe compensar el agotamiento de los temas con el cuidado de la forma; en la que se perseguiría un goce estético.En novela, podemos encontrar dos tendencias: Los que continúan con modos narrativos propios de etapas anteriores; como Concha Espina. Los que muestran intentos de renovaci6n del realismo; a través de diferentes caminos: el lirismo, el humor, el intelectualismo… Entre los autores más representativos: Gabriel Miro destaca por su capacidad para captar sensaciones, emociones que le valió la definición de “gran poeta en prosa”. Entre sus obras: “Las cerezas del cementerio” Ramón Pérez de Ayala es el mejor representante de la novela intelectual propia de los novecentistas. En ella, la acción se hace más leve; los personajes encarnan ideas o actitudes vitales y abundan las disquisiciones sobre política, moral, estética… La novela se aproxima al ensayo y se introducen novedades estructurales: el uso del dialogo teatral, historias intercaladas o el perspectivismo a través de varios narradores que cuentan la misma historia o la doble columna, Destaca: el Tigre Juan.En poesía, el autor más relevante será Juan Ramón Jiménez, quien encarna al poeta que consagra su vida al logro de la obra perfecta a través de un trabajo constante y riguroso (“Yo tengo escondida en mi casa, por su gusto y el mío, a la Poesía. Y nuestra relación es la de dos apasionados”). La calidad de su obra se vio reconocida con la concesión del premio Nobel.Su obra presenta tres grandes etapas:
1. Etapa modernista. Su obra evoluciona desde una poesía decadente y artificiosa hacia una progresiva depuración de la palabra poética, Destacan obras como: “La soledad sonora” y, sobre todo: “Platero y yo”, escrito en prosa poética
2. Etapa intelectual. Influido por Ortega y Gasset, la depuración de su escritura se inicia con su obra: Diario de un poeta recién casado, escrito con motive de su viaje a Nueva York para contraer matrimonio. Compuesto en prosa y verso libre, supone el abandono definitivo del lenguaje modernista y el hallazgo de una temática que explotaran los autores del 27: lo cotidiano, la ciudad moderna y el irracionalismo. Es esta una obra conceptual; en la que la poesía se identifica con la belleza, es expresión de todo lo bello, pero también es un modo de conocimiento que permite llegar a través de las palabras a la esencia de las cosas, a su realidad más profunda y es, además, un reflejo de su anhelo de eternidad.
3. Etapa metafísica. Desde 1936, hará una poesía cada vez más intelectual, profunda que desemboca en la metafísico, incluso en cierto misticismo. Destaca así su poema en prosa: Espacio en donde se rebela contra la necesidad de abandonar su propia sustancia e interroga a su conciencia inmortal.

No se permite realizar comentarios.