Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El boom de la novela hispanoamericana (años 60): Características, autores, etc.

El boom de la novela hispanoamericana (años 60). Características, autores, etc.

Durante la década de los sesenta se produce un fenómeno literario conocido como el “boom” de la narrativa hispanoamericana, que designa la gran cantidad de títulos que aparecieron en muy poco tiempo y se difundieron por todo el mundo. El “boom”, que supuso la difusión internacional de la literatura latinoamericana, se produce por dos razones:

·La industria española del libro intentaba recuperar el mercado hispanoamericano, que había perdido con motivo de la Guerra Civil en 1936. Algunas editoriales comenzaron a promocionar desde España a escritores hispanoamericanos;

·La revolución cubana, que triunfó en 1959, supuso para muchos de los escritores la revelación del camino que debían seguir sus propios países. Algunos de ellos (Cortázar, García Márquez…) se dedicaron a hacer campaña en favor de lo que estaba ocurriendo en Cuba, incluso después del endurecimiento político del régimen instaurado por Fidel Castro.

Sin embargo, y a pesar de las razones políticas y económicas que sirvieron para impulsar este fenómeno, el “boom” se hubiese extinguido si de él no hubiera formado parte un extraordinario grupo de obras y de narradores, entre los que se cuentan La ciudad y los perros, de Vargas Llosa, Rayuela, de Julio Cortázar, o Cien años de soledad, de García Márquez.

1.Los narradores manifiestan la necesidad de renovar las formas expresivas. Los autores incorporan gran variedad de registros lingüísticos (como hace Vargas Llosa en Conversación en la Catedral) y experimentan también con los signos de puntuación (como García Márquez en El otoño del Patriarca) o con la coherencia del discurso (como Cortázar en algunos de sus cuentos). Por otra parte, los escritores acaban con la presencia del narrador único en la novela..

2.El monólogo interior y el estilo indirecto libre son las técnicas narrativas más usuales. A menudo se suprimen los marcadores formales: guiones, verba dicenci, etc. y se alternan los monólogos de distintos personajes.

3.Se rompe con la ordenación del espacio y del tiempo, como hace Juan Rulfo en Pedro Páramo.

4.Los narradores vierten en sus creaciones opiniones sobre lo que debe ser la novela. Los autores introducen en la narración materiales de distinta procedencia: periódicos (como Cortázar en El libro de Manuel), radio (como Vargas Llosa en La tía Julia y el escribidor), cine (como Manuel Puig en El beso de la mujer araña).

5.El sexo es un tema que está muy presente en las novelas. Prensente en libros como en Rayuela o la zoofilia  en La ciudad y los perros.

6.Los escritores pretenden romper con la sociedad actual y su sistema de valores. Es frecuente que creen espacios míticos,  como el Macondo en Cien años de soledad. En otras ocasiones, se mitifican espacios reales conocidos, como los burdeles en La casa verde, de Vargas Llosa, o el hogar familiar en La casa de los espíritus, de Isabel Allende;

7.El escritor narra desde el yo. A veces, el yo se puede desdoblar en varias personalidades, como en el relato de Borges titulado “El otro”.

8.En mayor o menor medida, los narradores cuestionan la hegemonía de lo real. Buscan lo fantástico(como Borges en sus relatos), lo mágico (como García Márquez en Cien años de soledad), lo absurdo (como Cortázar en sus cuentos), lo exagerado (como Cabrera Infante en Tres tristes tigres) o el humor (como Vargas Llosa en Pantaleón y las visitadoras).

El realismo mágico es un modo de narrar en el que lo prodigioso forma parte inseparable de la realidad. Los países hispanoamericanos pertenecen a una sociedad rural y preindustrial en la está muy presente el componente mítico del pensamiento humano.La novela reflejará las desigualdades de la pirámide social: los problemas sociales se van a centrar en la situación del indígena, por ello, es la novela indigenista. Los autores más importantes del boom son:Julio Cortázar: su novela Rayuela(1963) fue una conmoción, por su complejidad estilística y por su singular composición. En obras posteriores, Cortázar deja traslucir a veces su atención por los problemas de nuestro tiempo, pero desde una posición ideológica tan revolucionaria con las luchas sociales y políticas como su posición estética. Así ocurre en La vuelta al día en ochenta mundos.

Gabriel García Márquez: su obra Cien años de soledad(1967) se considera la obra clave del boom. La novela recoge, a manera de síntesis, todos los elementos de la narrativa americana: la naturaleza, los problemas sociales y políticos o las realidades humanas más elementales; pero todo ello traspasado por lo lírico y lo mágico, y perfectamente hilvanado en la historia de la familia Buendía y del poblado de Macondo. El autor relata, a través de una magistral exhibición de recursos, la génesis de Macondo y su apocalíptica destrucción. La novela es un ejemplo perfecto de realismo mágico: hay una ausencia de fechas históricas pero se mencionan años y meses específicos; la caracterización de los personajes también es propia de esta tendencia: son únicos y a la vez arquetípicos.  La producción narrativa de García Márquez sigue creciendo con obras como Crónica de una muerte anunciada, El amor en los tiempos del cólera y otras..

Mario Vargas LlosaErnesto Sábato: pasa por ser un “novelista intelectual”, tanto por el rigor de construcción de sus obras como por la densidad de problemas que suscitan. Su obra reflexiona sobre  problemas existenciales y las nociones del bien y del mal.Juan Carlos Onetti: Su obra se caracteriza por una profunda temática existencial.
José Lezama Lima: Su obra podría clasificarse como culterana, porque está plagada de enigmas, alegorías,…

No se permite realizar comentarios.