Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Rechazo de la derecha a la reforma agraria república

 15 La II República
Española se inició tras el gran apoyo popular republicano en lasciudades en las elecciones municipales

 del 12 de Abril de 1931, un plebiscito entre lospartidos del Pacto de San Sebastián: republicanos y monárquicos.
 El gobierno fue de centro-izquierda reformista. Se produjo una radicalización de las posturas políticas hacia la izquierda y la

 derecha influida por cuestiones de política interior y la crisis europea de las democracias, que acabó en una Guerra Civil.
Tras la Gran Depresión económica mundial, con el Fascismo, Nazismo,Estalinismo,… Van a gobernar en Europa totalitarismos

 enfrentados entre sí.

LA CONSTITUCIÓN DE 1931. EL BIENIO REFORMISTA:

Alfonso XIII intentó reponer su poder tras la dictadura

, pero todas las fuerzas de la oposición se pusieron de acuerdo en Agosto de 1930 con el pacto de San Sebastián para acabar con la

 monarquía, rechazando la Restauración y la Constitución de 1876. El 18 de Febrero se constituye el gobierno del Almirante Aznar

para convocar elecciones municipales. El 12 de Abril de 1931 los republicanos triunfaron en las ciudades. El 14 de Abril se proclamó la

República, en un gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá Zamora y formado por los partidos del pacto de San Sebastián.
 Las elecciones a Cortes Constituyentes de Junio de 1931 dieron el triunfo a la uníón republicano-socialista, promulgándose en

 Diciembre la Constitución de 1931. CONSTITUCIÓN DE 1931. Fue una constitución democrática, pero no se contó con todo el arco
parlamentario para redactarla. España se define como “una república de trabajadores” ,tenía una amplia declaración de derechos,

 mantiene España en la Sociedad de Naciones, renunció a la guerra, desarrolló un sufragio universal y directo. Se instauró un

 parlamento unicameral. Se establecíó un Tribunal de Garantías Constitucionales para dictaminar sobre la constitucionalidad de las leyes.
 El Presidente, elegido por el poder legislativo, solo podía disolver las Cortes.  Las nacionalidades y la cuestión religiosa originaron la

 inestabilidad política posterior. Se reconocíó la autonomía de las regiones dentro de un “Estado integral”. Se pretendía disolver la

 Compañía de Jesús y prohibir las órdenes religiosas de educación.  BIENIO REFORMISTA.  El presidente fue Manuel Azaña, de la

 coalición republicano-socialista. El partido radical de Lerroux desarrolló una oposición moderada. La reforma militar mejoró la

 efectividad del ejército. Manuel Azaña exigíó a todos los oficiales que juraran la bandera tricolor republicana para reducir su

 número y que fueran fieles. Los que no juraran pasaban a la reserva con el sueldo íntegro.  La reforma agraria pretendía redistribuir

 la propiedad de la tierra (con expropiaciones) y proteger a los jornaleros, pero apenas se aplicó por la falta de fondos. Se dictó la Ley

 de Reforma Agraria (1932) y el Instituto de Reforma Agraria. La reforma social se desarrolló con reformas laborales. Largo Caballero

 aprobó la Ley de Contratos de Trabajo y la Ley de Jurados Mixtos, y establecíó la Inspección de Trabajo. Las reformas fueron rechazadas

 por la patronal y por la CNT. Quedaron sin aprobar: la Ley de Intervención Obrera y la creación de un Seguro de Desempleo.  La reforma

 educativa: Fernando de los Ríos (creador de la ILE) intentó implantar un sistema educativo unificado, público, laico y gratuito en la

 enseñanza primaria, junto con la coeducación de niños y niñas. La educación se consideró un derecho para lograr la igualdad de

 oportunidades. Se aprueba la Ley de Congregaciones Religiosas (1933). Se formó profesorado, construyó escuelas y dio becas a pesar

 de la falta de fondos. La reforma religiosa propuso limitar la influencia de la Iglesia en la sociedad. Se establecen: la aconfesionalidad del

 Estado (laico), la Ley de Congregaciones Religiosas (1933), la Ley del Divorcio (1932), el matrimonio civil y la secularización de los

 cementerios. Se disuelve la Compañía de Jesús. Gran parte de los católicos y la Iglesia se convirtieron en los mayores enemigos de la

 república. La reforma política estuvo centrada en los nacionalismos periféricos.  El 14 de Abril de 1931 Maciá proclamó la República

 Catalana, aunque consiguió la autonomía. Se reconocíó, tras el Estatuto de Nuria y las elecciones ganadas por Ezquerra: un gobierno

 catalán (Generalitat, dirigida por Maciá), un parlamento (dirigido por Companys) y un consejo, y la cooficialidad del catalán y

 amplias competencias.  El País Vasco obtuvo la autonomía en Octubre de 1936, con José A. Aguirre. El PNV y los carlistas habían elaborado

 el Estatuto de Estella en 1931, aprobado en 1933. El Estatuto de Autonomía gallego fue aprobado en Junio de 1936 y ratificado en Febrero

 de 1938, pero no se aplicó porque Galicia quedó bajo dominio Nacional  Los Estatutos de Autonomía suscitaron la oposición de la

derecha y el ejército (levantamiento de Sanjurjo, Agosto 1932), y el recelo de Unamuno y Ortega y Gasset. Las medidas del gobierno

 atacaron los intereses de sectores sociales con poder económico o influencia ideológica, y los de las clases medias. Los conservadores

, que representaban los intereses de los grandes terratenientes y la alta burguésía, aprovecharon la inquietud que la política laicista y

 autonómica. Además, surgieron conspiraciones monárquicas que culminaron en el pronunciamiento del general Sanjurjo en Sevilla el

 10 de Agosto de 1932, aunque fue fácilmente dominado.  Los elementos católicos derechistas constituyeron, al instaurarse la República, la
asociación política llamada “Acción Nacional” y, en Abril de 1932, “Acción Popular”. Estaba dirigida por José María Gil Robles, que imprimíó

 un carácter posibilista a una agrupación integrada por monárquicos. Se dio cuenta de que para una política eficaz era necesario acatar la

 legalidad republicana y adoptar la forma del Estado en relación con los postulados políticos y religiosos. En 1933, “Acción Popular” se

 convirtió en la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), dirigida por Gil Robles y cuyo programa consistía en la rectificación

 de las medidas tomadas por la izquierda.  Este partido obtuvo pronto muchas adhesiones de las clases alta y media. Además, Azaña

 había tenido que enfrentarse con alteraciones sociales del anarquismo.  En Enero de 1933 hubo una tentativa revolucionaria promovida

 por la CNT. En Casas Viejas (Cádiz), se reprimíó la rebelión muy violentamente, lo que junto a otros reveses políticos produjo la caída del

 gobierno de Azaña.  Le sucedieron dos gobiernos republicanos de centro, con Lerroux y Martínez Barrio, que disolvieron las Cortes y

 convocaron elecciones. En Noviembre de 1933, se impuso la coalición de la CEDA y los grupos monárquicos.


No se permite realizar comentarios.