Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Los 4 pasos de la duda metódica de Descartes

EL Método:IDEAL MATEMÁTICO DE CERTEZA//

Conocidas las dos operaciones básicas de la razón y su modo propio de conocer, Descartes procede a elaborar el método, el cual nos lo define como conjunto de reglas ciertas y fáciles que sigue un orden de manera que si se sigue ese orden no tomará nunca nada falso por verdadero aumentando siempre gradualmente su conocimiento llegando a conocer todo lo que al hombre le es dado conocer.

Las cuatro reglas

En la 2ª parte del Discurso formula los cuatro preceptos en los que finalmente ha resumido su análisis sobre el método matemático-geométrico y su aplicabilidad a la filosofía. Lo que Descartes pretende es la universalización del método geométrico, formulando unos preceptos que sean tan simples y universales que le permitan su aplicación a cualquier ciencia (para alcanzar la verdad en cualquier ámbito):
a)El primer precepto es el de la evidencia y lo formula como sigue: No admitiré jamás nada que no se me presente como evidente. (Criterio de verdad.)En primer lugar, evitar la precipitación y la prevención, pues son dos causas de errores. La precipitación es aceptar como evidente lo que es confuso y oscuro. La prevención es el error contrario, no aceptar como evidente lo que es claro y distinto.En segundo lugar formula el criterio de verdad (criterios que ha de cumplir un enunciado para que sea verdadero), estableciendo la claridad (aquello que se presenta a un espíritu atento) y la distinción (aquello que no se confunde con otra cosa o aquello tan preciso y diferente que no se confunde con otra cosa) como notas carácterísticas de la evidencia.B)El segundo precepto es el denominado del análisis (dividir), y nos propone la división del problema hasta reducirlo a las ideas simples, claras y distintas aprensibles por la intuición. Luego el límite del análisis es la evidencia: El segundo dividir cada una de las dificultades que examinare en tanta pequeñas partes como se pudiese y fuese necesario para mejor resolverlas.
c)La tercera regla es la síntesis (reconstruir) se explicita la vía de la deducción: Conducir con orden mis pensamientos, comenzando por los objetos más simples y más difíciles de conocer. En la síntesis es donde interviene, la deducción (cadena ordenada de evidencias que parte de lo simple para llegar al conocimiento de lo más complejo).D)El cuarto precepto es el de la enumeración: Haremos todos los recuentos tan completos, y revisiones tan generales que estemos seguros de no omitir nada. Los objetivos son la comprobación de las reglas (2ª y 3ª) y comprobar si el punto de llegada es coherente con el punto de partida.
Los dos procesos del conocimiento, el análisis y la síntesis, se corresponden con los modos de conocer: la intuición que nos proporciona evidencias y la deducción que nos permite prolongar esta evidencia has lo inicialmente desconocido.

La duda metódica

El objetivo de Descartes, es encontrar verdades sobre las cuales no sea posible dudar en absoluto, Este paso se llama duda metódica, es resultado de la aplicación del primer precepto del método: no admitir jamás ninguna cosa que no se me presente como evidente. Esta duda, no debe ser considerada como real, sino como un instrumento metódico (herramienta) para alcanzar su objetivo: la evidencia sobre la que no exista ninguna posibilidad de duda. Encontrar una verdad que pueda ser el punto de partida del edificio del conocimiento.
Tres serán los motivos de duda aducidos por Descartes y que escalonadamente alcanzan la máxima racionalidad:

A) Duda sobre la fiabilidad de los sentidos o sobre el mundo sensible

Los sentidos nos ponen en contacto con el mundo material y nos proporcionan conocimiento de cosas que solemos aceptar como verdadero. Pero, a veces, los sentidos nos engañan. Las ilusionen o alucinaciones perceptivas nos hacen percibir como verdaderas o existentes realidades que no lo son. Las experiencias del engaño llevan a concluir que el conocimiento proporcionado por los sentidos es, como mucho, probable y no es absolutamente verdadero.  si no quiere construir sobre cimientos que le puedan fallar debe partir de una verdad indubitable.

B)La dificultad de distinguir la vigilia del sueño


En efecto, a veces tenemos dificultad para distinguir el sueño de la vigilia. Tenemos sueños tan vivos que los sentimos como reales y sólo al despertar descubrimos que eran sueño. Esto nos permite pensar que podemos estar dormidos y que las percepciones sobre nuestro propio cuerpo. Y aún más ¿cómo puedo probar que ahora mismo no estoy durmiendo sino despierto?
El segundo motivo de duda llega mucho más lejos: no sólo debemos dudar de que las cosas sean como las vemos, sino de la misma existencia de de las propias cosas, c)La hipótesis del Genio Maligno.

La duda aplicada metódicamente nos ha llevando a dudar del conocimiento proporcionado por los sentidos. En un paso más radical, nos ha llevado a dudar de la existencia de las cosas y del mundo. Descartes añade Duda Hiperbólica este tercer paso es de extrema radicalidad, es una hipótesis improbable. Lo realmente importante de este tercer momento de duda es que afecta a las verdades matemáticas mismas. Verdades que son consideradas como evidentes, aunque no resisten la duda generada por la hipótesis del genio maligno.

No se permite realizar comentarios.