Apuntes para todos los estudiantes y cursos

El método cartesiano

Podemos considerar a la filosofía de Descartes una filosofía de cautela, de precaucion en no caer en los errores del pasado. La situación en la que se encuentra Descartes es la de un ombre perdido y desorientado sin confiar en los conocimientos de la tradición, pero sin desecharlos hasta enlazar una reflexión cuidadosa del método. De ahí la enorme importancia que se le da al problema del método: han de responder a la cuestión de la metafísica +, busquemos la manera de no equivocarnos al responderla, lo que arrastra que el problema del conocimiento ocupe ahora el primer plano en la filosofía desbancando la gnoseología a la metafísica y la ontología. Por tanto el problema que Descartes se plantea es ¿cómo descubrir la verdad?, el problema es el de llegar siquiera a una única verdad, pero de la cual no haya la menor duda. Veremos como llega a ella, encontrándola en el pensamiento. 

El comienzo de la edad moderna se caracteriza por la búsqueda de un método nuevo por la época de crisis que le hace buscarla. La concepción del mundo, el método y el criterio vigentes eran los de la escolástica, que era la filosofía imperante en la edad media que armonizaba en un sistema coherente de doctrinas, las ideas paganas con los dogmsa cristianos. Al no explicar algunos hechos a la escolástica se le rechazaría en bloque. El criterio se verdad de los escolásticos era el de autoridad. Pero ahora la razón no reconoce mas autoridad que ella misma. Ese criterio ya no servía. 

Las disciplinas y artes estudiadas por Descartes, destacan la matemáticas, el análisis y el algebra. La Lógica es incapaz de descubrir verdades nuevas, ya que se construye con silogismos, los que dira Descartes que sólo sirven para aplicar otras verdades ya conocidas. Bacon dirá en el “Novum Organum” que sirve más para consolidar errores que para inquirir la verdad y que es mas perjudicial que útil. El método escolástico era el silogismo aristotélico. La intención de Descartes es clara, “es preciso indagar otro método que asimilando las ventajas de estos tres, estuviera exento de sus defectos”. Dice que lo importante no es tener un buen entendimiento, sino aplicarlo bien y que los que van por el camino recto pueden avanzar mas, aun caminando despacio, que los que corren pero se apartan de él. La razón, como facultad de distinguir lo falso de lo verdadero, es por naturaleza igual en todos los hombres, y por lo tanto lo que distingue a unos de otros es la manera (método) de usarla. 

En el Discurso del método nos ofrece una síntesis del método en cuanto a reglas concisas. El método es un “conjunto de reglas ciertas y fáciles, gracias a las cuales el que los observe exactamente no tomará nunca lo falso por el verdadero y llegará al verdadero conocimiento de todo aquello que sea capaz

Reglas del método 

1. Evidencia: es el criterio de verdad. No aceptar como verdadero alguna cosa sino sabemos con evidencia que lo es. 

  1. La evidencia consiste en la claridad y distinción. Lo claro se opone a lo oscuro. Una idea clara es una idea separada de las demás ideas. Lo distinto se opone a lo confuso. Una idea distinta es aquella cuyas partes están separadas entre sí, que tiene “claridad interior”, una idea puede ser clara sin ser distinta, pero si es distinta ha de ser clara. Descartes no admite ningún grado intermedio entre la certidumbre absoluta y la ignorancia.
  2.  El acto del entendimiento por el cual se alcanza un conocimiento evidente es la intuición, que es el acto de la evidencia o verdad. Los rasgos de la intuición son la inmediatez, la simplicidad y la aprioridad. En la intuición intelectual se producen  las ideas claras y distintas. Hay que evitar dos vicios fundamentales en la búsqueda de la verdad, la precipitación y la prevención. 
  3. La precipitación o tomar por verdadero lo que no es, tomar una idea no distinta. Se produce por exceso de confianza y contra ella está la circunspección, abstenernos de juzgar hasta que no tengamos evidencia y lo produce la voluntad. 
  4. La prevención o negarse a aceptar la verdad de lo que es evidente, lo que es claro y distinto. El vicio opuesto es la precipitación. La primera regla del método podría dividirse es: 
    1. No juzgar antes de que el juicio se nos aparezca evidente 
    2. No juzgar a base de ideas preconcebidas 
    3. No juzgar mas allá de lo que nos aparece como claro y distinto.


2. “Dividir cada una de las  dificultades que examinaré en tantas partes como fuera posible y en cuantas requiriesen su mejor solución”. Las dificultades o cuestiones son todo aquello que se encuentra la verdad o la falsedad. La división de estas tiene un límite, representado por naturalezas simples, definidos como los elementos individuales constituyentes el último término del conocimiento y se captan por la intuición (análisis).

3. Nos aconseja conducir ordenadamente los pensamientos, comenzando por los objetos más simples y fáciles de conocer para ascender como por grados hasta el conocimiento de los más complejos. El segundo y tercer precepto están íntimamente ligados. Una vez acabada la intuición comienza la deducción que es la operación por la cual se infiere una cosa de otra (síntesis).

4. La cuarta regla nos aconseja “hacer en todo enumeraciones tan complejas y revisiones tan generales que estamos seguro de no omitir nada”. Es la contrapartida y el complemento de la división.

No se permite realizar comentarios.