Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Complemento de régimen

Palabras monosémicas y polisémicas

Monosémicas: Con un sólo significado.

Polisémicas: Tienen varios significados, y al tener un solo significante, sólo aparece una entrada de la palabra en el diccionario.

Palabras homónimas

Son palabras diferentes de diferentes orígenes que han llegado a coincidir en su forma, pero no en su significado. La mayoría pertenecen a distintas categorías gramaticales. Hay 2 tipos:

Homófonas: Coinciden en el sonido pero no en la ortografía.

Homógrafas: Coinciden en el sonido y en la ortografía.

Las palabras homónimas tienen diferentes entradas en el diccionario, pues son palabras distintas.

Sinonimia

Relación entre 2 palabras con significado similar (mentira, engaño, embuste…). Hay 2 tipos:

Total: poco frecuentes. Se pueden intercambiar en cualquier situación (asno, burro).

Parcial: Los significados sólo se intercambian en determinados contextos (cansado, fatigado)

Antonimia

Relación entre 2 palabras con significados opuestos (alegre/triste). Hay 3 tipos:

Gradual: Las palabras se oponen gradualmente (frío/templado/caliente).

Complementaria: La afirmación de un término supone la negación del otro (chico/chica).

Recíproca: El significado de una palabra exige el de la otra (enseñar/aprender).

Hiperonimia y Paronimia

Hiperonimia: Una palabra con significado amplio incluye otras llamadas hipónimos.

Paronimia:  Fenómeno semántico que consiste en el uso de palabras similares (prejuicio/perjuicio, especia/especie).

Oraciones Impersonales

De fenómeno atmosférico: Se conjugan en 3ª persona del singular.

Gramaticalizadas: Van con los verbos ser, hacer y haber (si sustituye a existir).

Con “se”: Se conjugan en 3ª persona del singular.

Aparentemente impersonales: Se conjugan en 3ª persona del plural, y aunque se pueda recurrir a un sujeto omitido “ellos”, la acción la realiza alguien en singular (ej. Llaman a la puerta). 

Complemento directo (CD)


Es un SN o un SP con “a” (persona).

Se puede sustituir por los pronombres “lo, la/los, las.”.

Siempre aparece con verbos transitivos.

Lo vemos transformando la oración a pasiva (el complemento directo de la activa será el sujeto paciente de la pasiva.

Complemento indirecto (CI)


Es un SP con “a” o “para”, o un SN  con los pronombres “me, te, se, le, les, nos, os.

Señala quién se beneficia o perjudica de la acción del verbo.

Se puede sustituir por los pronombres “le, les”, o “se”, si detrás aparece “lo, la/los, las” (ej. Regalé un ramo de flores a mi madre/le regalé un ramo de flores/se lo regalé).

Atributo (Atrib.)


Hay 2 tipos de predicados:

Nominal: Aquel que tiene algún verbo copulativo (ser, estar o parecer).

Verbal: Aquel que no tiene algún verbo copulativo.

Carácterísticas del atributo:

Sólo está presente en los predicados nominales.

Expresa una cualidad directa del sujeto a través del verbo copulativo.

Se puede sustituir por el pronombre “lo”.

Complemento de Régimen (C.Reg.)


Es un complemento del verbo que viene regido por este. Siempre lleva preposición, la que el verbo exige. Siempre predomina el C.C antes que el C.Reg.

Complemento Agente (C.Ag.)


Es el sujeto en la voz activa y el complemento agente en la pasiva. Indica quién realiza la acción del verbo.

Verbos pronominales

Son aquellos verbos que se conjugan con “se”. (ej. Quejarse, ocuparse, arrepentirse etc.) El pronombre forma parte del verbo (yo me parezco, tu te pareces, el se parece etc.).

Verbos con pronombres enclíticos

Son aquellos verbos que tienen los pronombres pegados, pero no son pronominales (ej. Devuélvesela, tómala, cómpralo etc.).

Cohesión

Propiedad del texto que permite que haya conexión entre las partes que lo componen. Se consigue mediante recursos de repetición y de referencia, además de conectores discursivos.

Recursos de repetición

Consisten en la repetición de un elemento lingüístico  en un texto. Hay 3 clases:

Repeticiones fónicas: Se repiten sonidos para crear ritmo o sugerir sensaciones al lector (aliteración).

Repeticiones gramaticales: Se repiten categorías gramaticales, estructuras sintácticas o modalidades oracionales.

Repeticiones léxicas y semánticas: Se repiten palabras y significados mediante sinónimos, antónimos, campos semánticos y familias léxicas.

No se debe abusar de las repeticiones. Para ello utilizamos sinónimos, antónimos, hiperónimos o palabras pertenecientes al mismo campo semántico.

Recursos de referencia

Son utilizados para designar/señalar algo presente en el texto, o en la situación de los hablantes. Hay 3 clases:

Deixis: Se usan pronombres y adjetivos para encontrar realidades en la situación de los hablantes. Hay 3 tipos de deixis:

Temporal: En ella se utilizan adverbios (ej.
Hoy hago la comida;
mañana tú).

Espacial: En ella se utilizan adverbios y pronombres personales (ej. Siéntate Allí porque estarás más cómoda) .

Personal: En ella se utilizan pronombres personales (ej.
Yo siempre te he admirado.
A él no).

Sustitución: Hay 2 tipos

Anáfora: Si se refiere a un elemento lingüístico aparecido antes (ej.
Laura no estaba al principio, pero luego la vi).

Catáfora: Si se refiere a un elemento que aparece después (ej. Laura me lo dijo:

Tienes que terminar esta tarde

.

Elipsis: Se suprime un elemento ya nombrado o expresado anteriormente, o por el contexto (ej. Vendrán tus padres. ¿Y tus tíos?

Se suprime el verbo vendrán

.

Conectores discursivos

Son adverbios, conjunciones o locuciones que relacionan y ordenan enunciados e ideas en un texto. Hay 6 clases:

De tiempo: Ordenan los sucesos en el tiempo (más adelante, luego…).

De adición: Suman enunciados (también, además…).

De oposición: Contrastan ideas (sin embargo, pero, no obstante…).

De causa y consecuencia: Indican causas y consecuencias (por eso, por lo cual, así que…).

De explicación: Aclaran algo expresado anteriormente (es decir, por ejemplo, o sea…).

Organizadores de texto: Ordenan partes del texto (primero, para terminar…).

Edad Media

Periodo entre los siglos V y XV. Aquí aparecen las primeras obras en lengua castellana. Se caracteriza por un profundo sentimiento religioso cristiano, situando a Dios como el centro de su universo.

La literatura tiene un tono didáctico y moralizante (para educar a la gente). Como en esta época había muchos conflictos, la literatura refleja las guerras en la poesía épica y romances, que ensalzan la figura de un héroe.

Renacimiento

Se desarrolla en el Siglo XVI. En ella el ser humano es el centro del universo. Esto refleja el desarrollo del pensamiento humano, lo que supone una vuelta a la cultura grecolatina. Los principales temas de esta literatura son el amor y la naturaleza, que aparece como escenario idealizado.

Barroco

Se desarrolla en el Siglo XVII. Es conocido como el Siglo de Oro. Esta época se caracteriza por una gran crisis que marcó la literatura.

Este pesimismo lleva a una búsqueda de contrastes y dramatismo, lo que conlleva una vuelta al sentimiento religioso y a la exageración.

Ilustración

En el Siglo XVIII, la literatura se basa en el Racionalismo, que se apoya en principios como la razón, el orden, el equilibrio y la lógica.  Esta  impone a la literatura normas fijas con una finalidad didáctica.

Romanticismo

Surge en el Siglo XIX, y defiende una ruptura de las reglas, lo que supone que la literatura se base en la expresión de sentimientos apasionados y rebeldía frente a las normas.

Realismo

A mediados del Siglo XIX, este movimiento defiende la representación fiel de la realidad, tanto en los aspectos positivos como en los negativos. Refleja la sociedad del momento de manera exacta y precisa, con el objetivo de hacer un análisis o crítica de esta.

Siglo XX

Aquí suceden diferentes movimientos literarios y artísticos. Cada una de las corrientes (literatura social, vanguardias, literatura experimental etc.) tiene un contenido y una forma de expresión propia.

Con la experimentación formal y la innovación de contenidos, se rompe con los elementos literarios tradicionales

No se permite realizar comentarios.