Apuntes para todos los estudiantes y cursos

Formas de extincion de la obligacion juridica

OBLIGACIÓN: categoría de derechos subjetivos, llamados derechos de crédito de obligación, que como todos los derechos subjetivos, suponen una relación entre dos personas. Por virtud de la obligación, una persona (acreedor) puede exigir de otra (deudor) el cumplimiento de una determinada prestación, consistente en dar, hacer o no hacer una cosa (arts. 1088-1911).
DÉBITO: deber jurídico por parte del deudor de cumplir la prestación.
RESPONSABILIDAD: sometimiento al poder coactivo del acreedor (poder de agresión), que faculta a éste para hacer efectiva la prestación sobe una cosa o sobre un patrimonio (del deudor o ajeno), a fin de obtener satisfacción de su derecho.
MANCOMUNIDAD: las obligaciones mancomunadas (parciarias) son aquellas en las que existiendo varios deudores o varios acreedores, el crédito o la deuda se divide en tantas como acreedores o deudores haya.
SOLIDARIDAD: hay solidaridad activa cuando frente a un deudor existen varios acreedores, cualquiera de los cuales puede exigir y recibir la prestación íntegra, como si fuese único acreedor, de modo que el pago hecho por el deudor a uno de los acreedores extingue la obligación.
Solidaridad pasiva es cuando frente a un acreedor existen varios deudores, que deben la prestación que el acreedor les puede exigir a cualquier de ellos que cumplan la prestación en su totalidad.
OBLIGACIÓN CONJUNTIVA: existen varias prestaciones que han de cumplirse de forma cumulativa y el deudor para pagar tiene que realizarlas todas. Ej: entregar automóvil Y 300e.
OBLIGACIÓN ALTERNATIVA: existen varias prestaciones que han de cumplirse de forma cumulativa, pero sólo el deudor tiene que cumplir una de ellas. Ej: entre automóvil O 300E.
OBLIGACIÓN FACULTATIVA: se caracterizan porque en ellas el deudor solo debe una prestación, pero puede liberarse y cumplir la obligación, realizando en su lugar una prestación distinta, previamente establecida a tal efecto.
CLÁUSULA PENAL (añadida a una obligación): es una prestación especial (generalmente pecuniaria), que el deudor se obliga a realizar a favor del acreedor para el caso de que no cumpla la obligación principal o la cumpla en forma defectuosa.
OBLIGACIÓN LÍQUIDA (sólo para obligaciones cuya prestación consista en la entrega de dinero): cuando la cantidad de la que se trate esté ya cuantificada, o pueda cuantificarse en cualquier momento mediante una simple operación aritmética. ILÍQUIDA: contrario.
CONDICIÓN: según art. 1113, la obligación es condicional cuando su cumplimiento depende de un acontecimiento futuro e incierto. Un hecho pasado no puede constituir condición. Lo característico de la condición es su incertidumbre respecto a si llegará a producirse o no.
TÉRMINO/obligaciones a plazo o aplazadas: Son aquellas en las que se señala un momento a partir del cual la obligación empezará o dejará de surtir efecto. Comparándolo con la condición, en el término no hay incertidumbre respecto a si el día llegará o no.
MODO: donación en la que le pones una carga a alguien, esa carga es el modo.
DACIÓN EN PAGO: cuando si el acreedor quiere, puede aceptar, con efectos liberatorios para el deudor, una prestación distinta a la debida. Exige consentimiento del acreedor.
IMPUTACIÓN DE PAGOS: cuando un deudor tiene varias deudas homogéneas con el mismo acreedor, realiza una prestación a favor de éste. Puede haber acuerdo o no.
OFRECIMIENTO DE PAGO: se produce cuando una persona natural, jurídica o patrimonio autónomo desea cumplir una prestación y ofrece a su acreedor cancelar su deuda pendiente. Objetivo: acordar con acreedor cancelar su deuda pendiente.
-CONSIGNACIÓN: en los casos en los que el deudor no puede pagar, el ORDJCO le suministra una procedimiento para quedar liberado de su obligación mediante un sustitutivo del pago que es la consignación.
PAGO POR CESIÓN DE BIENES: la cesión de bienes a los acreedores consiste en un convenio o contrato celebrado con éstos por virtud del cual el deudor les entrega sus bienes a fin de que los realicen y liquiden, cobrándose con el producto que de ellos se obtenga.
– COMPENSACIÓN: es el saldo o liquidación recíproca de dos créditos contrarios de análoga naturaleza. Para que tenga lugar, debe haber dos personas que sean deudores y acreedores recíprocos, en cuyo caso los dos créditos recíprocos pueden extinguirse por compensación si son iguales, o se extingue el menos hasta donde ambos concurran.
– MORA: es el retraso en el cumplimiento de la prestación debida, y en principio determina la obligación de indemnizar al acreedor los daños y perjuicios causados por tal retraso.
CONDONACIÓN (remisión o perdón): es aquella causa de extinción de la obligación que tiene lugar, porque el acreedor quiere liberar a su deudor de la deuda.
– CONFUSIÓN: se extingue la obligación por confusión cuando en una relación obligatoria la condición de acreedor y de deudor llegan a coincidir en una sola persona, puesto que la obligación exige siempre para existir la concurrencia de dos sujetos (uno activo y otro pasivo); y nadie puede ser acreedor o deudor de sí mismo.
– NOVACIÓN: tiene lugar cuando existiendo una obligación se modifica su contenido, con lo cual la obligación se extingue y es sustituida por otra nueva. Es al mismo tiempo causa de extinción y cause de producción de las obligaciones.
– CONTRATO: acuerdo de voluntades entre dos personas, que se dirige a constituir entre ellas una relación obligacional, o bien a modificarla o extinguirla.
– CONMUTATIVO/ALEATORIO: subclasificación de que son susceptibles los contratos onerosos. La diferencia entre ellos consiste en que los conmutativos la ventaja que de ellos ha de derivarse para cada parte contratante es cierta y conocida desde que el contrato se celebra, mientras que en los aleatorios la ventaja que ambos contratantes o uno de ellos ha de experimentar como consecuencia del contrato, depende de la suerte o el azar.
– CONTRATO ATÍPICO: convenciones a las que la ley no hace objeto de especial regulación, y que, en cuanto encajan en la categoría genérica del contrato y reúnen los requisitos esenciales de este negocio jurídico, son válidos y obligatorios como tales contratos.
– PRECONTRATO: es la promesa recíproca de celebrar un contrato futuro, un pacto de contratar un verdadero contrato en que la prestación a que se obligan ambas partes o una de ellas, consiste en la celebración de un contrato.
NULIDAD DEL CONTRATO (absoluta o radical): tiene lugar cuando se celebra un contrato infringiendo al hacerlo una prohibición legal.
– ANULABILIDAD: los contratos anulables son contratos en los cuales concurren todos los requisitos esenciales para su validez, pero sin embargo, adolecen de algún vicio susceptible de producir su ineficacia.
RESCISIÓN: es una forma de ineficacia que tiene su fundamento en la lesión sufrida por uno de los contratantes como consecuencia del contrato.
– RESOLUCIÓN: es otra posible forma de quedar los contratos sin efecto, se distingue de las demás por la causa que la determina, que es el cumplimiento de una condición resolutoria.
– REVOCACIÓN: es una forma excepcional de ineficacia de ciertos contratos, en los cuales se permite a uno de los contratantes dejarlo sin efecto por su sola voluntad.
– MUTUO: contrato que consiste en el acuerdo entre dos partes, mutuante y mutuario, por virtud del cual el mutuante entrega al mutuario dinero u otra cosa fungible, transmitiéndole la propiedad y con la obligación para el mutuario de restituirle con otro tanto de misma especie o calidad.
COMODATO: “por el contrato de préstamo, una de las partes entrega a la otra, o alguna cosa no fungible para que use de ella por cierto tiempo y se la devuelva, en cuyo caso se llama comodato… El comodato es esencialmente gratuito” (art. 1740).

No se permite realizar comentarios.